sábado 19 de octubre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Editorial

Déficit en geriatría


 Por La Tribuna

La provincia se encuentra a la espera de la apertura de cuatro nuevos hospitales para atender a la población con diferentes niveles de complejidad. Mientras Santa Bárbara y Nacimiento tendrán recintos familiares comunitarios, Mulchén espera inaugurar una unidad de mediana complejidad y Los Ángeles un segundo centro de alta complejidad, que se sumará la oferta que hoy provee solamente el Complejo Asistencial Víctor Ríos Ruiz en las 14 comunas.

El recinto angelino, del que se ha descrito en las páginas de La Tribuna que todavía se encuentra en una fase de búsqueda del terreno donde será emplazado, también está definiendo la oferta de especialidades y servicios que tendrá. Lo que está claro es que podría orientarse hacia el tratamiento oncológico, siendo el cáncer la principal causa de muerte en la provincia de Biobío.

No debe quedar fuera del proyecto la especialidad de geriatría. Tal como el cáncer, las enfermedades que se presentan en la última etapa de la vida complican a los adultos mayores en todo el país, y Biobío no es la excepción. Con el rápido envejecimiento de la población, se hacen cada vez más necesarios especialistas médicos en geriatría.

La actualidad en la comuna capital de la provincia es desalentadora: no existe un especialista en geriatría y tampoco ningún profesional que se esté formando en otro lugar del país para trabajar en Los Ángeles. No existe tampoco una unidad geriátrica.

Los estudios demuestran que la recuperación de los pacientes post hospitalización en unidades de geriatría aguda es mejor que en las salas comunes de medicina. Algunos casos logran incluso mantener la funcionalidad previa a la hospitalización. En esos centros el tratamiento es más personalizado, la rehabilitación se hace de manera multidisciplinaria e incluso el cuidado para el “buen morir” es dedicado a los requerimientos específicos.

Hace tiempo la iniciativa fue considerada por el municipio y de hecho se transfirió una propiedad de Bienes Nacionales con ese fin, pero al no lograr la implementación el paño regresó a su antiguo dueño y la idea quedó sólo en carpeta.

Ojalá con el nuevo recinto se pueda considerar una unidad completa y revisar desde ya la necesidad de profesionales que necesitan entre cuatro y cinco años para formarse.

Newsletter

  • Compartir:
etiquetas
complejo asistencialgeriatríaNACIMIENTOSanta Barbara

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes