suscríbete al boletín diario

Editorial

Mal augurio para el ex equipo de Carlos Heller

Gonzalo Meller [email protected]


 Por La Tribuna

22-03-2019_20-01-531__gonzalomeller.jpg

Tras la salida del empresario angelino de Azul Azul, por la “mala clase del hincha”, el equipo se sumió en una crisis, la cual difícilmente podrán sacar los nuevos postulantes al cargo.

Pese a que Carlos Heller, es aún es el máximo accionista del Club Universidad de Chile, su salida profundizó la crisis que arrastra la institución laica.

Por una parte, en lo deportivo, la célebre frase que dijo el timonel tras dejar su cargo “ganó la delincuencia”, arremetió en el mundo futbolístico, dejando entrever la calidad de la hinchada azul, que no sólo empañó el espectáculo deportivo en el Ester Roa, ensuciando al deporte y alejando a las familias del estadio, sino, que las bengalas ingresadas al estadio –posteriormente lanzadas a la cancha-, evidencian las deficientes leyes sobre Estadio Seguro junto a un paupérrimo control policial.

Por si fuera poco, el ex presidente, recibió amenazas de muerte por parte de la hinchada, una que debido al pobre desempeño de su equipo en el arranque del Campeonato Nacional 2019, culpó a Heller y este terminó dejando su cargo a disposición.

Tras su renuncia, resaltaron distintas palabras por parte de los antiguos dirigentes. Peter Hiller, se basó netamente en aspectos económicos, asegurando para El Mercurio que “si la U sigue funcionando igual, y Carlos Heller no sigue poniendo plata, el club puede irse a la quiebra”.

En tanto, el emblemático ex presidente de Universidad de Chile, Sergio Orozco, fue lapidario aseverando en diálogo con El Gráfico “Creía que la U era como administrar Falabella”. Asimismo aseveró que "siempre ha sido así de chueco, y por algo estuvo en los líos que estuvo".

Inconvenientes que han hecho perder casi 13 mil millones de pesos a la institución.

Como cualquier club, la “U” debería tener mayores ingresos que gastos, y si no tiene sustento, su dueño debería seguir inyectando recursos.

Ahora, ¿quién sería el idóneo para tomar la responsabilidad? A sólo días de la renuncia, Harold Mayne-Nicholls presentó un proyecto para liderar la corporación azul.

El ex timonel de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional, presentó un proyecto para ser el nuevo director ejecutivo de Universidad de Chile. Lamentablemente su historial profesional no acompaña a quien años atrás se sentó en el sillón de Quilín.

Entre algunas polémicas, se encuentran las acusaciones del máximo ente rector del balompié planetario, la FIFA, quien acusó a Mayne-Nicholls de pedir favores en medio de la candidatura al Mundial de Qatar. Por lo que fue suspendido siete años, acusado de infringir varios artículos del Código Ético de la federación mundial, en su participación como presidente de la Comisión que evaluó las candidaturas de las convocatorias 2018 y 2022. Pese a que las inhabilitaciones fueron reducidas posteriormente a tres años, hace ver que un hombre que pide favores y vela por su interés personal, no podrá sacar a Azul Azul de la crisis en la que se encuentra.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes