sábado 25 de enero, 2020

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Editorial

San Sebastián: los fieles no olvidan

Las miles de personas que llegaron hasta la comuna, son una muestra de que para ellos, la esperanza aún no muere. San Sebastián continúa como la gran tradición religiosa del sur de Chile y para ello, la provincia de Biobío debe estar creciendo y avanzando para recibir a los miles de fieles.


 Por Fredy Muñoz

20-01-2019_22-38-321__1.jpg

La historia de San Sebastián se remonta al año 1655, cuando los araucanos atacaron la ciudad de Chillán. Ello motivó a los españoles a trasladar la imagen del santo a las cercanías de Yumbel para evitar que fuera profanada.

Transcurría el año 1663 cuando un juez eclesiástico adjudicó la imagen de San Sebastián a Yumbel. Mientras los habitantes de Chillán reclamaban la imagen como suya, los de Yumbel argumentaban su derecho de hallazgo.

La imagen del santo fue trasladada a la plaza fuerte donde estuvo hasta 1757, siendo posteriormente depositada en la parroquia.

Dicen que desde Chillán intentaron llevársela con la venia de la iglesia, pero la estatua no se movió ni con la fuerza de los bueyes, por lo que debió quedarse en Yumbel.

No fue hasta 1835 cuando el santo fue trasladado en el templo ubicado en el sector antiguo de la villa, fecha en que fue destruida por un terremoto. Sin embargo, cuenta la historia que la imagen resultó intacta.

En 1766 Yumbel quedó oficialmente bajo la protección de San Sebastián. Entre 1835 y 1859, la imagen del santo permaneció en un templo provisional mientras se constituía el definitivo, donde permanece desde 1859 a la fecha.

El inicio de las primeras peregrinaciones a Yumbel data de 1878, cuando la fama del santo trascendió la frontera de Yumbel, extendiéndose por el resto del país.

La fe mueve montañas, es un dicho muy común, pero también muy cierto.

Y es que pese al mal momento que vive la iglesia actualmente, miles de fieles llegaron al santuario de San Sebastián para cumplir con su devoción, como cada 20 de enero.
Pese a las altas temperaturas y la gran cantidad de gente que se aglomeraba, eso no fue impedimento para que los más fieles llegaran a Yumbel como cada año.

Pero, este año, también habían buenas noticias para quienes en esta fecha viajaban a la comuna, y es que las autoridades, a modo de premio por todos quienes asisten y también de una forma de cuidar la seguridad de las miles de personas que llegan hasta la comuna santuario, anunciaron mejoras en la ruta, lo que sin lugar a dudas, beneficiará no sólo a los habitantes de la ciudad o a quienes comúnmente viajan, sino que particularmente a los fieles que llegan cada 20 de enero hasta el santuario de San Sebastián.

Las miles de personas que llegaron hasta la comuna, son una muestra de que para ellos, la esperanza aún no muere.

San Sebastián continúa como la gran tradición religiosa del sur de Chile y para ello, la provincia de Biobío debe estar creciendo y avanzando para recibir a los miles de fieles.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes