suscríbete al boletín diario

Editorial

Admisión justa

Inmediatamente salieron detractores al proyecto presentado por el propio Presidente de la República, sin embargo, una de las interrogantes más complejas y hasta ahora sin respuesta es que sucederá con los cupos de inclusión.


 Por La Tribuna

13-01-2019_23-03-331__3edito.jpg

El proyecto "Admisión justa" fue dado a conocer durante este jueves por el Presidente Piñera y ministra de Educación, Marcela Cubillos, el cual busca restablecer la selección en el Sistema de Admisión Escolar y establece el mérito como factor de selección de alumnos en colegios municipales y particulares subvencionados.

Varios han sido los políticos que han respaldado esta propuesta, sin embargo, también ha tenido varios y mediáticos detractores frente a una importante laguna: los cupos de inclusión.

En este punto el debate se detuvo ya que no ha habido una respuesta clara del gobierno, frente a una realidad que miles de familias chilenas viven día a día. Inclusión, una palabra que suena muy bella a la hora de escribir sobre el concepto e incluso crear slogan pero que poco se aplica con facilidades en la educación para aquellos que tienen hijos con síndrome de Down, autismo, asperger, TEA y otras condiciones similares.

Ha sido interesante seguir el debate entre la ministra y una reconocida periodista –Claudia Aldana- que tiene una hija de 7 años con síndrome de Down. Aldana declaró que como su hija, existen 21 mil pequeños más que nacen con esta condición en nuestro país.

Según lo que relata su madre, Fátima, ese es el nombre de  la pequeña, pasó a tercero básico con promedio 6,7 pero tiene un currículum adaptado y un aula de apoyo. La pregunta que le hizo esa madre a la secretaria de estado es completamente válida ¿va a tener cabida ella y todas las personas con Síndrome de Down en las salas?

Esta interrogante aún no tiene respuesta, y es grave porque siquiera en nuestro sistema educacional en la provincia tiene un porcentaje importante de niños que están dentro de las condiciones detalladas anteriormente y ¿qué va a pasar con ellos? Por ejemplo, en las escuelas rurales, ¿cuál es la realidad de los niños al tener que pasar a enseñanza media?

Estudios nacionales e internacionales han demostrado que compartir en diversidad enriquece el aula, y además a cada individuo en formación.

¿Será que el proyecto en vez de aplicar el término “justa” apalanca el concepto de “prejuicio” para los niños con cualquier tipo de condición diferente?

Pongámoslo más claro aún, el proyecto admisión justa, según el gobierno postula a “reconocer el mérito no es un premio, es justicia. En cada historia de esfuerzo y de mérito, en contexto de vulnerabilidad, hay un joven, familia, docentes, impulsando un mejor futuro para él y nuestro país"; sin embargo, no habla de aquellos casos que existen por montones que necesitan otro tipo de reconocimiento, de empatía, de comprensión tanto para los pequeños como para las familias de ellos que año a año asumen temerosos de lo que pueda suceder con el establecimiento educacional para su niño.

Seguiremos atentos este debate, las respuestas que prepararán para dar una solución a estas interrogantes. Mientras tanto, sería bueno abrir el debate en lo local, en las casas de estudio superiores que tienen carreras de educación, en la dirección provincial de educación, agrupar a los directores de liceos, escuelas y colegios y hacer una gran debate que nos permita abrir las mentes y conocer otras realidades.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes