lee nuestra edición impresa

Editorial

Muerte de Camilo Catrillanca: un caso que concluyó sólo con otra pugna entre la sociedad  

Gonzalo Meller, periodista Diario La Tribuna.


 Por La Tribuna

16-11-2018_21-07-321__gonzalomellerbn

Más dudas que certezas engloba la muerte del joven mapuche, Camilo Catrillanca.

Un tema que ha dado de hablar bastante, tanto por lo acontecido como por las circunstancias.

Catrillanca murió la tarde del miércoles tras resultar herido a bala durante un operativo del equipo especializado de Carabineros, denominado "Comando Jungla", ejecutado en la comuna de Ercilla.

El procedimiento policial se inició por un robo de vehículos pertenecientes a cuatro profesores de la Escuela Santa Rosa.

Una supuesta "bala perdida" habría terminado con la vida de Camilo, quien transitaba con su tractor por la comunidad Tradicional de Temucuicui cuando ocurrió el presunto enfrentamiento entre Carabineros y los delincuentes.

Hasta el momento se espera la solución del caso donde las afectadas del robo deberán dar su versión de los hechos.

El rostro de Camilo se convirtió en un punto de ebullición del conflicto entre el Estado y el pueblo mapuche, pero también tuvo consecuencias entre la misma sociedad. Un problema que se viene arrastrando hace muchos años en el país, una olla a presión que algunos la atribuyen al terrorismo, represión, racismo, injusticia y derechos humanos.

Otros, a la falta de seguridad, exceso de libertades, política de migración. Ambas que nuevamente hirvieron.

También demuestra el descontento general de la población que por mucho tiempo prefirió mantener silencio.

Un sector que ahora está cuestionando la labor del Gobierno y Carabineros, por su proceder para enfrentar el terrorismo.

Por la otra  parte, una consigna tanto política como social que demanda mano dura junto a nuevas leyes para enfrentar a los que están en contra del Estado, delinquiendo impunes a rostro cubierto causando destrozos en distintas partes del país.

Pero, ¿Quién es el enemigo?, ¿Estamos próximos a una guerra civil?. Muchas interrogantes forman parte de las opiniones de muchos y las contraponen.

Pero es seguro que existe poca tolerancia entre ambas opiniones que muestran una vez más la peor cara del pueblo chileno, una intolerante donde todos siguen indignados en espera de cambios sólo discutiendo.

 

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes