lee nuestro papel digital

Editorial

Una nueva esperanza

 Afortunadamente las posibilidades se han abierto a un mundo en donde la tecnología podría permitir el milagro que se ha esperado por décadas. El estudio para permitir que personas parapléjicas se pongan de pie, requiere no sólo del apoyo de las universidades norteamericanas, sino el respaldo del gobierno del norte y de todo el mundo. Estamos sí o sí frente a un gran descubrimiento.


 Por La Tribuna

24-09-2018_20-14-541__1

El día de ayer, hubo una noticia que pudo haber pasado inadvertida para muchos, pero que tiene una gran relevancia internacional y que a nivel científico puede ser quizás uno de los logros más importantes de la historia en materia de rehabilitación de personas en situación de discapacidad.

En Estados Unidos, país que tiene más de 1 millón 200 mil personas con parálisis de la médula espinal, es decir, parapléjicos, desarrolló una tecnología con la cual, gracias a impulsos de electrodos, han logrado resultados satisfactorios, permitiendo que en un periodo que ha oscilado entre los tres meses y un año y medio, dos pacientes logren ponerse de pie y caminar. Incluso uno de ellos lo hizo más de 90 metros.

La teoría sostiene que las señales cerebrales continúan pasando a través de las regiones accidentadas, pero no son lo suficientemente fuertes para generar movimiento, hecho que ayer nos ha dado una luz de esperanza.

No es primera vez que se escucha de una noticia de estas características, ya en agosto de 2016 un trabajo científico logró sin necesidad de estos electrodos, devolver la movilidad a los pacientes, a través de una reeducación cerebral.

La rehabilitación muchas veces es la señal que devuelve las ganas y la motivación a las personas que pierden movilidad en alguna parte de su cuerpo. Quienes quedan sentenciados a vivir con una discapacidad, deben aprender a vivir con ella y a luchar tanto a nivel personal como externo por darse un lugar. No es fácil. Se ha avanzado en integración e inclusión, pero aún el camino es largo y quienes tienen todas sus funciones activas, son los más llamados a dar el paso.

Nuestro país, lamentablemente se encuentra muy bajo en desarrollo de estas tecnologías. Hay avances, pero por un tema de los costos del desarrollo de estas investigaciones, no es fácil concretarlos. La fundación Teletón ha hecho lo suyo con el aporte de los chilenos, pero sigue siendo insuficiente.

Afortunadamente las posibilidades se han abierto a un mundo en donde la tecnología podría permitir el milagro que se ha esperado por décadas. El estudio para permitir que personas parapléjicas se pongan de pie, requiere no sólo del apoyo de las universidades norteamericanas, sino el respaldo del gobierno del norte y de todo el mundo. Estamos sí o sí frente a un gran descubrimiento.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes