viernes 13 de diciembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Editorial

¿Por qué no soñar con Los Ángeles metropolitano?

 Pensar en una capital provincial metropolitana, significa además de obras e infraestructura, cambiar la mentalidad de quienes residen en este lugar, caracterizados muchas veces por menospreciar las maravillas y bondades de un lugar que tiene mucho por crecer y avanzar.  


 Por LESLIA JORQUERA

17-06-2018_19-42-281__1

La capital de la provincia de Biobío, aún viste como diamante en bruto en muchas materias. Las autoridades atacan las urgencias del día a día y eso muchas veces quita las opciones de pensar en los próximos 20 o 30 años.

El crecimiento demográfico de Los Ángeles en los últimos años, no ha sido menor. El último censo cifró a la población en 202.331 personas, mientras que la medición anterior estaba en 166.556, es decir, ha aumentado en más de 35 mil personas.

Cuando se habla con los angelinos más adultos, sus historias de lo pequeña que era la ciudad nos sorprende y hoy nos está pasando a nosotros mismos. La comuna crece de manera impactante, es cosas de ver el camino a Nacimiento o María Dolores, donde los condominios y departamentos avanzan todos los días.

En un par de décadas, probablemente las comunas no tengan los límites de hoy y nos demos cuenta sólo por alguna señalética que hemos cambiado de localidad.

¿Por qué no pensar hoy entonces en los proyectos del futuro? Por ejemplo, una red de trenes que conecten comunas como Santa Bárbara, Los Ángeles, Nacimiento, Laja o Cabrero. No es tan descabellado, especialmente porque alguna vez existió. Si es que los terrenos siguen siendo de EFE, no sería tan engorroso.

Para qué decir del proyecto del aeropuerto para Los Ángeles, que sin duda alguna sería una inmensa señal de progreso para las provincias de Biobío y Malleco, hoy carentes de conectividad respecto a otras zonas.

Pensar en una capital provincial metropolitana, significa además de obras e infraestructura, cambiar la mentalidad de quienes residen en este lugar, caracterizados muchas veces por menospreciar las maravillas y bondades de un lugar que tiene mucho por crecer y avanzar.

El gran problema de soñar con estas posibilidades son las razones políticas, el gobierno a nivel nacional, el gobierno regional e incluso el municipal, tienen una batalla de 4 años que interrumpe esos sueños por los beneficios electorales.

A veces pensar en iniciativas para 20 o 30 años, puede significar sacrificar una elección, pero a veces es más importante el legado.

El desarrollo sólo es posible cuando pensamos en el bien común del hoy y también del mañana.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes