miércoles 19 de junio, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Editorial

La Nueva Mayoría ¿quebrada?

El problema dará para largo. Lo cierto es que sin unión, la posibilidad de generar un proyecto nacional como Nueva Mayoría, se vislumbra muy complejo. Si no son capaces de llegar a acuerdos y consensos, no hay nada más que decir.


 Por LESLIA JORQUERA

27-10-2016_19-43-271editorial.gif

 

No han sido semanas fáciles para el gobierno y para la coalición que tiene la misión de encausar al país. Con el poder ejecutivo y mayoría en el Congreso, se esperaba que pudieran gobernar con holgura, sin embargo, eso dista mucho de lo que ha sido este periodo. El por qué no se tiene claro, pero sí se puede esgrimir que las diferencias ideológicas de un pacto como este, con sectores tan contrarios como la DC y el PC, era claramente una olla a presión que en cualquier momento iba a explotar, y lo hizo.

Luego de la arremetida de Chile Vamos en las pasadas municipales, la administración Bachelet y la NM, deben hacer frente a un nuevo proceso electoral que se desarrollará en sólo un año más. Ahí está el peligro.

La carta más preparada para enfrentar una presidencial, por su experiencia, liderazgo y capacidad, era Ricardo Lagos, sin embargo, la derrota municipal lo dejó muy mal parado.

La encuesta CERC, presentada este jueves, planteó que en una eventual contienda presidencial, el único candidato de la centro izquierda que podría, eventualmente, ganarle al ex presidente Sebastián Piñera es Alejandro Guillier, quien supera con 28% a 26% esta contienda. Mientras frente a Lagos, Piñera gana 28% a 23%. Sin embargo, hay que hacer presente que Guillier es un rostro de televisión, de vasta trayectoria y que genera simpatía en la sociedad, pero no se sabe si tiene el carácter para dirigir la nación, y frente a ello, la sociedad debe dejar de votar por el carisma y pensar en el país.

Pero, en este debate, la DC se siente aparte. Están molestos y culpan al bloque PPD-PS del panorama actual.

Las amenazas de retirarse del oficialismo han sido más fuertes que nunca, y sus dichos -según se percibe- tampoco han sido tomados en serio.

Al menos en la provincia de Biobío, la intensión de voto por la DC es fuerte. Junto a RN ocupan la mayoría de los concejales, pero claramente, lo que influye nuestra zona en el escenario nacional es muy bajo.

La presidenta de la Falange, Carolina Goic, se había mostrado siempre en defensa del gobierno, propositiva frente a los desafíos, pero se cansó. Hoy exigen que la administración de Bachelet se haga cargo de la derrota que han tenido en comunas icónicas, de tal manera de exculparse y presentarse como una alternativa viable dentro de la crisis.

El problema dará para largo. Lo cierto es que sin unión, la posibilidad de generar un proyecto nacional como Nueva Mayoría, se vislumbra muy complejo. Si no son capaces de llegar a acuerdos y consensos, no hay nada más que decir.

 


  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes