lunes 16 de septiembre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Editorial

Posponer el IVA a la vivienda: una urgencia

Quedan 53 días para que el sueño de la casa propia se le diluya de las manos para siempre a cientos de familias.


 Por LESLIA JORQUERA

06-11-2015_19-27-011editorial.gif

La Reforma Tributaria, que permitirá financiar gran parte del programa de Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, se encuentra amenazando la posibilidad de que las familias, principalmente de la clase media, puedan acceder a la casa propia.

Esto porque, más allá de aplicar el impuesto, no ha existido ninguna reformulación al procedimiento bancario para poder cumplir con esta necesidad.

Actualmente los bancos, prestan cerca del 90% del valor de una propiedad y sólo autorizan el crédito si este no supera el 25% del sueldo.

Si las casas y departamentos incrementan en un 19% el costo de estas, claramente lo que costaba 40 millones, ahora significará un monto de 46 millones 600 mil, lo que sin duda alguna afectará.

La situación económica que vive el país, anhelando una reactivación, no puede permitir más trabas, menos para la ciudadanía. Se debe impulsar, el empleo, el acceso a la vivienda y a la facilidad de generar emprendimientos, pero el IVA se generalizó irresponsablemente.

Según el ex ministro de Hacienda, Alberto Arenas, la medida no regiría sobre el valor de los inmuebles, sino sólo en los casos en que las ganancias o rentas sean superiores a los 190 o 200 millones de pesos, situación que no ocurrirá. Por algo las constructoras están en proceso de campañas para comprar sin IVA antes del fin de año.

En Los Ángeles por ejemplo, las viviendas para la clase media pueden llegar fácilmente a los 60 o 70 millones, precios que para Santiago, son del segmento ABC1. Es un alza desmedida de la construcción, que lleva a altos arriendos y a una serie de situaciones que afectan a las personas, y esta proyección del IVA a la vivienda se elaboró en base a que en Santiago el 55% de la vivienda es igual o menor a las 2 mil UF.

Lo que está haciendo en este aspecto el gobierno, es desmerecer el esfuerzo, trabajo y constancia que la clase media realiza para obtener sus logros, prácticamente sin ningún apoyo de los organismos del Estado.

Mientras un grupo del país, no tiene problemas económicos y busca como reducir sus impuestos o traspasando la carga económica al resto del país, y por otro lado, un sector vulnerable, donde no se ha desarrollado un plan de trabajo exitoso para terminar con la pobreza, la discriminación y la falta de oportunidades, si no se ha entregado apoyos económicos que desaparecen rápidamente sin generar movilidad social, la clase media, está condenada a mantener las arcas del Estado para los desarrollos de programas políticas y con un mínimo apoyo.

En definitiva, quedan 53 días para que el sueño de la casa propia se le diluya de las manos para siempre a cientos de familias.

 

Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes