martes 17 de septiembre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Editorial

Chile, el país de las disculpas

En Chile, se pide disculpas y se sigue adelante como si nada. Mejor sería que las personas, empresarios y autoridades, trabajaran con honestidad, en vez de vivir de perdonazos.


 Por LESLIA JORQUERA

01-11-2015_21-19-481editorial.gif

La solución para todos los errores de la sociedad chilena se remedian muy fácil: “perdón”. Ante una carente legislación, esta palabra parece ser la respuesta para que todo lo malo se borre. Es algo que regularmente vemos en los medios de comunicación. Autoridades o empresarios que salen a la luz por situaciones bastante cuestionables de gran impacto en la opinión pública, utilizan esta estrategia, algunos con una puesta en escena dramática, casi en las lágrimas para sensibilizar al país.

“Nunca supe”, “me enteré por la prensa”, “yo mismo denuncié estos hechos”, entre otras, son parte de las frases características que describen las maneras de salir del paso de las altas jerarquías del país.

Por ejemplo, el 19 de diciembre de 2007, un entonces ex Presidente Ricardo Lagos, debió salir a pedir perdón por el gran daño que se le hizo a los capitalinos con el Transantiago.

“Los habitantes de Santiago y los más pobres en particular se merecen una disculpa de todos nosotros”, señaló en dicha oportunidad y con ello buscaba la exculpación de uno de los problemas que ni siquiera en estos días tiene solución.

Otro. El 13 de febrero, Sebastián Dávalos, hijo de la Presidenta Michelle Bachelet, tuvo que dar la cara, debido al escándalo del caso Caval y el millonario préstamo de Luksic para la compra de terrenos en Machalí, ante una eventual especulación inmobiliaria con ribetes de tráfico de influencias y otras irregularidades que se encuentran en investigación. “No me queda más, que pedir humildemente perdón por este amargo momento”, fue el sello de su discurso.

Por su parte, el ex Presidente Sebastián Piñera, tuvo que salir del paso debido al fiasco que significó el Censo del 2012. Esta sería una medición histórica, nunca antes vista y, finalmente hoy, no tiene ninguna validez.

“Efectivamente, se cometieron errores en la planificación y en la ejecución del censo del año 2012, y quiero pedir humildemente perdón a todos los chilenos por esos errores”, expresó el ex mandatario en dicha ocasión.

Y ayer, un nuevo ejemplo. Tras coludirse por una década con los precios del papel higiénico, en lo que se ha denominado “El Cartel del Confort”, Eliodoro Matte, presidente de CMPC, también tuvo su turno de pedir disculpas a los empresarios, a la opinión pública, a los consumidores y colaboradores por la vergonzosa situación en que se ve involucrada la empresa.

“Quiero pedirles perdón no solamente a los empresarios sino a la opinión pública, y, en especial a los consumidores y a mis colaboradores por estos hechos repudiables. Sólo me queda comprometerme a trabajar porque algo así nunca más vuelva a suceder en nuestro compañía”, sentenció.

Lo lamentable de todo esto es que, como sociedad, no somos capaces de condenar por mucho tiempo estos abusos. Volvimos a las farmacias que se coludieron, a los pollos y ahora las marcas de papel higiénico, sin duda las seguiremos usando. En Chile, se pide disculpas y se sigue adelante como si nada. Mejor sería que las personas, empresarios y autoridades, trabajaran con honestidad, en vez de vivir de perdonazos.

 

Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes