suscríbete al boletín diario

Editorial

Predicar con el ejemplo

Para una correcta gestión se debe ser consecuente y cuando se toman decisiones que duelen, hay que seguir adelante, de lo contrario, todo lo conseguido, se desmoronará como un castillo de naipes.


 Por La Tribuna

1-editorial.gif

Predicar con el ejemplo

 

*** Para una correcta gestión se debe ser consecuente y cuando se toman decisiones que duelen, hay que seguir adelante, de lo contrario, todo lo conseguido, se desmoronará como un castillo de naipes.

Durante este viernes, a través de La Tribuna se pudo enterar de la recontratación de una funcionaria municipal en el DAEM. Una trabajadora que en el mes de febrero fue desvinculada por su presunta participación en las irregularidades en los procesos licitatorios al interior de la corporación edilicia. En dicha ocasión, el mismo alcalde de Los Ángeles, Esteban Krause, indicó que la transparencia era el sello de su gestión y que debido a las acciones cometidas, le solicitó la renuncia a tres de sus más altos cargos de confianza.

El acto fue recibido por la opinión pública como una medida de gran liderazgo de la autoridad municipal. Como una forma de dar a entender a los funcionarios municipales y a la comunidad entera, que él no toleraba conductas impropias, algo que le favoreció positivamente y lo desligó en parte de las responsabilidades por los hechos cometidos. Sin embargo, más tarde se supo que en realidad no habían cesado de sus cargos inmediatamente, sino que se encontraban haciendo uso de sus vacaciones, algo que generó gran molestia en los concejales, especialmente en Teresa Stark, principal contendora de las próximas primarias del actual edil.

El tiempo pasó y el caso quedó atrás. La noticia de los errores en las licitaciones era en parte olvidado por la comunidad, pese a haber una investigación en curso por parte del Ministerio Público para esclarecer los hechos.

Sin embargo, un error que tendrá que ser aclarado dentro de los próximos días, que cometió el alcalde o alguno de sus brazos de confianza –nuevamente-  es desmoronar las palabras emitidas por la autoridad comunal respecto al sello de su gestión. La transparencia que quiere imponer el alcalde Krause se ve altamente afectada con la recontratación de la funcionaria que el mismo desvinculó. Lo más correcto debería haber sido, esperar la investigación y de no haber pruebas que la inculpen, entonces evaluar su reincorporación. Claramente, se tomaron medidas apresuradas por cooperar con la funcionaria.

Administrar un municipio no debe ser fácil. Generalmente, se está bajo presiones políticas, económicas y emocionales, donde la autoridad debe luchar diariamente por privilegiar el bien común por sobre el bien personal y visiblemente se cometen errores, es algo básicamente humano, sin embargo, Los Ángeles aún espera la respuesta frente a estos temas, ya que no puede ser que se diga una cosa y por atrás se haga otra.

Para una correcta gestión se debe ser consecuente y cuando se toman decisiones que duelen, hay que seguir adelante, de lo contrario, todo lo conseguido, se desmoronará como un castillo de naipes.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes