lee nuestro papel digital

Economía

IVA a servicios: Críticas y posibles consecuencias de la medida que entra en vigencia el 1 de enero

Durante la última semana se han sumado voces locales y nacionales que solicitan la postergación de la medida.


 Por Camila Celis

sii-1024x576

Distintos gremios del comercio y parlamentarios de la zona han manifestado en los últimos días su descontento frente a la entrada en vigencia de la Ley 21.420, la cual establece que desde el 1 de enero de 2023, todos los servicios estarán afectos al IVA en Chile.

De esta manera, las prestaciones de servicios que hasta antes de la ley no debían pagar IVA, quedarán afectas al impuesto desde esa fecha, debiendo cumplir con la obligación de agregar un 19% al valor del servicio y emitir la documentación tributaria correspondiente.

Según explicaron desde el Servicio de Impuestos Internos (SII), no pagarán IVA los servicios que ya tenían una exención, tales como, los servicios personales por los que actualmente se emiten boletas de honorarios, los servicios de transporte y educación, entre otros. Tampoco pagarán los servicios ambulatorios de salud, cuya exención se incorporó en la ley.

En ese contexto, durante la última semana se han sumado voces que solicitan la postergación de la medida que aplica el cobro de IVA  a servicios.

REACCIONES

La diputada por el distrito 21 Joanna Pérez, a través de su cuenta de Twitter, indicó que “daremos la pelea por retrasar el cobro de IVA a servicios profesionales al 2024. Entendemos que en el ciclo económico del país es una medida que encarecerá aún más la vida a muchas familias y personas”.

Asimismo, el diputado del distrito 23, Henry Leal, manifestó que “es evidente que, en medio de una de las peores crisis económicas e inflacionarias que atravesamos como país, no podemos obligar a cerca de 60 servicios y actividades a que comiencen a pagar IVA de la noche a la mañana”.

En la misma línea, gremios locales y nacionales asociados al comercio y emprendimiento se sumaron a la solicitud de aplazar la medida que obliga a un número indeterminado de instituciones y empresas a pagar al Fisco un 19% por las prestaciones que realicen.

Desde la Sociedad Agrícola de Biobío, el presidente José Miguel Stegmeier indicó que “a quienes más afectará el cobro del IVA de aquellos servicios que no estaban gravados con ese impuesto, es al consumidor final, es decir a la gente. Esto nuevamente significa meterle la mano al bolsillo a las personas con el objetivo de financiar a un Estado cada vez más grande, ineficiente y poco eficaz en solucionarle los problemas precisamente a estas mismas personas que tienen que pagar este y otro sinnúmero de impuestos. Desde nuestra perspectiva, esto se traduce en no enfocarse en lo que se debe hacer, ya que lo que debiéramos realmente hacer, es esforzarnos en hacer más moderno y eficiente este Estado en la administración y uso de los recursos”.

Junto con ello, agregó que “donde es más evidente la inoperancia del Estado, es justamente en el mundo rural. Cada día son más amplias las brechas en cuanto a inversión y cada día se acrecientan más las falencias en materias de seguridad e imposición del Estado de Derecho. Es decir, a pesar de los enormes recursos que ya recauda el Fisco, este nos es capaz de cumplir debidamente con sus funciones. Por lo demás la historia nos demuestra que inyectar más recursos no ha significado que el Estado sea más eficiente. La cruda realidad nos muestra que ha sido todo lo contrario”.

En tanto, el presidente de la Multigremial Nacional, Juan Pablo Swett, sostuvo que “el Gobierno tiene el deber de hacer las cosas bien. El ministro Mario Marcel sabe que existe el concepto de reserva legal para las obligaciones tributarias que Impuestos Internos no puede basarse en una misma normativa de Impuestos Internos para corregir este problema. Hacemos un llamado al Gobierno a postergar la entrada en vigencia del IVA a los servicios para el año 2024. De lo contrario, se verán muchas pymes y emprendedores afectados”.

Quien también se sumó a la solicitud de postergación fue la Cámara Nacional de Comercio, Servicio y Turismo de Chile. A través de un comunicado indicaron que “creemos que debiera modificarse dicha norma en términos de restringir su aplicación solo respecto de las operaciones que se realicen con contribuyentes que pagan ese impuesto”.

Asimismo, “y dado que cualquier cambio normativo requiere tiempo, solicitamos se suspenda su aplicación, invocando en esta solicitud lo mismo que se hizo cuando se aprobó la ley que condicionaba el uso del crédito fiscal a que el IVA estuviere pagado”.

CONCECUENCIAS A PERSONAS NATURALES

El académico de la Usach, Guillermo Pattillo, consideró que la medida elimina una distorsión arbitraria, que el momento de plantear críticas fue durante el proceso de discusión de la ley y que la experiencia posterior a la aplicación determinará si se deben efectuar o no modificaciones.

Explicó que “no hay ningún impuesto, IVA o no, es decir, cualquiera de los impuestos que nosotros tenemos, que no termine afectando a personas naturales”, agregó el economista. “Los impuestos, al final, lo pagan siempre las personas. Puede estar aplicado sobre una empresa o distintas figuras legales, pero, al final, son siempre las personas las que cargan con el peso económico del impuesto. No existe ninguna posibilidad de que uno diseñe un impuesto que no recaiga sobre personas naturales”.

“La experiencia con esta aplicación en este ámbito nuevo dirá si es necesario producir, en el futuro, algunas modificaciones que lo permitan hacer de fácil recaudación y difícil evasión o elusión, pero eso lo dará la experiencia”, concluyó.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes