lee nuestro papel digital

Economía

Las razones del Ministerio de Agricultura para suspender autorizaciones de loteos

Los datos del SAG muestran que la provincia de Biobío concentra que dos de cada tres peticiones hechas a nivel regional para la subdivisión de predios rústicos.


 Por Juvenal Rivera

12-1, loteo

Fue la semana pasada cuando el Ministerio de Agricultura instruyó al Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) para suspender las autorizaciones de subdivisión de predios rústicos – conocidos como parcelas de agrado – en aquellos casos en que pudiera involucrar un eventual cambio de destino de los lotes resultantes hacia aquellos no permitidos por la normativa.

Básicamente, en el instructivo se sostiene que la suspensión de permisos se aplicará cuando dichos proyectos de loteo puedan potencialmente amenazar “los sistemas agroproductivos, al ecosistema y al equilibrio socio-ecológico de las localidades en las que están emplazados”.

La decisión ha generado todo tipo de reacciones debido a las implicancias que acarrea una determinación de esa naturaleza, especialmente en la provincia de Biobío que concentra las autorizaciones de loteos a nivel regional.

De acuerdo a datos del SAG, las peticiones de subdivisión han aumentado de manera exponencial en los últimos años. De un promedio de 10 mil solicitudes en 2019, el año pasado llegaron a 19 mil, es decir, un alza de 90%.

En el caso de la provincia de Biobío, los datos del SAG revelan que dos de cada tres peticiones hechas a nivel regional corresponden a esta zona (ver gráfico). Si bien la cifra de peticiones en las 14 comunas de la provincia se observa constante desde 2018 (un promedio de 600), las hechas hasta la primera mitad del año ya bordean las 400, lo que puede proyectar su número final hasta el doble.

El Ministerio de Agricultura respondió a un cuestionario de consultas hechas por el diario La Tribuna sobre dicha instrucción ministerial.

-¿En qué se fundamenta esta determinación?

-El Ministerio de Agricultura constató la proliferación de proyectos de loteos en áreas rurales que vulneran la normativa vigente, simulando que continúan el destino agrícola del predio cuando en realidad cambian a destino habitacional.

Eso implica un deterioro de los sistemas agroproductivos y del equilibrio ecológico donde se desarrollan, amenazando la sustentabilidad local, como, por ejemplo, a propósito de la sobredemanda de sistemas de Agua Potable Rural (APR), del aumento de concentración de residuos domiciliarios que demandan nuevos servicios de recolección y de la presión para desarrollar nueva infraestructura energética y vial, entre otros aspectos, por lo que se decidió adoptar medidas urgentes y efectivas.

Es así como el Ministerio de Agricultura, en conjunto con el Ministerio de Vivienda y Urbanismo, efectuaron un detallado análisis de la normativa vigente a fin de determinar el real sentido de ésta y su correcta aplicación, análisis que fue presentado la semana pasada a la Contraloría General de la República para su consideración.

Con el objetivo de preservar el suelo rural para fines agrícolas y evitar los efectos de un desarrollo inmobiliario al margen de la planificación territorial, el ministro de Agricultura, Esteban Valenzuela instruyó al Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), en orden de suspender la tramitación de toda solicitud de certificación de proyectos de subdivisión de predios rústicos en aquellos casos en que se advierta que el proyecto como tal pudiera involucrar un eventual cambio de destino de los lotes resultantes hacia aquellos no permitidos por la normativa.

-¿Cómo se aplicará?

-Las instrucciones se encuentran contenidas en el ORD 637 del Ministerio de Agricultura y en la Cir. 475 del Servicio Agrícola y Ganadero (se adjuntan), que establece criterios complementarios de revisión orientados a determinar si el proyecto de subdivisión de acuerdo a su tipología, pudiere vulnerar la normativa vigente. Por lo mismo, se deberán reunir y analizar los antecedentes aportados por el solicitante o por terceros, así como también los recabados por el Servicio o los informados por otros servicios en virtud del principio de coordinación, que permitan verificar dicha hipótesis, y determinar como medida en su caso, la suspensión o el rechazo de la solicitud según corresponda.

-¿Dónde está concentrado el problema?

-Parte de la industria y los desarrolladores inmobiliarios han ajustado sus proyectos para vulnerar el espíritu del decreto al lotear terrenos rurales simulando que continúan teniendo fines agrícolas, ganaderos o forestales, aunque sus usos finales son de tipo habitacional. Eso es una amenaza a los sistemas agroproductivos, al ecosistema y al equilibrio socio-ecológico de las localidades donde se emplazan.

La creación de nuevos núcleos urbanos al margen de la planificación presenta problemas de acceso al agua a las comunidades, además de saturación vial, junto con otras externalidades negativas dadas por la urbanización no planificada.

¿Es solo para proyectos nuevos de parcelación?

No, se aplica a todas las solicitudes de certificación que se encuentren en revisión y para aquellas que se presenten a partir de esta instrucción.

PUNTOS DE VISTA

A FAVOR

El alcalde de Los Angeles, Esteban Krause, aplaudió la medida del Ministerio de Agricultura para limitar las parcelaciones de predios rústicos. “Me parece muy buena iniciativa, sobre todo en una comuna como la nuestra donde hay un alto porcentaje de ruralidad. Somos más de 50 mil habitantes en el sector rural donde se producen alimentos y hay toda una actividad relacionada con la agricultura”, apuntó.

Sin embargo, apuntó a que la venta de loteos demuestra una situación más profunda: “se gatilla por un problema de acceso al crédito bancario y el déficit habitacional. Eso hace que las personas busquen una alternativa distinta para tener una casa propia con todas las dificultades que eso representa, como temas ambientales, que baje la producción agrícola y que se cambie el suelo a fines habitacionales. Eso trae consecuencias para el entorno ambiental y la administración ambiental.

La autoridad insistió en que “hay una situación de origen que es la poca posibilidad de familias de clase media para acceder a un crédito hipotecario para tener una casa a un precio razonable.

Hay que buscar las causas de esta situación para enfrentar de manera óptima esta situación que ocurre en la comuna de Los Ángeles y en muchas otras de Chile”.

EN CONTRA

Sin embargo, el arquitecto Mario Anfruns Bustos tiene una opinión crítica respecto de esta decisión ministerial. “El Gobierno ha equivocado el rumbo en la forma que ha abordado el tema de las subdivisiones de predios”, señaló.

A su juicio, “la  modificación y prohibición para continuar con este sistema atenta contra los principios básicos del respeto a la normativa vigente y es por eso, que urge una nueva ley la cual se adapte a la realidad que hoy vivimos de migración desde la ciudad hacia el campo por una calidad de vida mejor”.

El profesional afirmó que “el Ministerio de Agricultura cuenta con toda la información para regular en base a instrumentos de planificación, las áreas rurales sin entorpecer el avance de los proyectos inmobiliarios. Incluso, la clasificación de suelo existente hoy, el levantamiento de áreas protegidas, entre otros antecedentes, pueden delimitar de forma objetiva los distintos usos de suelo sin tener que prohibir las subdivisiones”.

Anfruns aseguró ver “poca voluntad del Gobierno para sentarse a conversar y planificar el 98% de la superficie del país y de no hacerlo”. De no hacerlo, añadió, “traerá consecuencias impredecibles en cuanto al valor de los terrenos e incluso aumentando artificialmente el precio de los proyectos de subdivisión aprobados antes de la prohibición”.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
loteosmedia hectáreaparcelas de agrado
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes