suscríbete al boletín diario

Economía

Expertos creen que retroceso en la morosidad solo podría obedecer a temas puntuales

Entre julio y septiembre de este año casi 250 mil personas dejaron de ser deudores morosos con respecto al mismo período de 2019, una cifra tranquilizadora que podría volverse muy preocupante si la economía local no repunta y los confinamientos vuelven tras el fantasma de una segunda ola de contagios por Covid-19.


 Por Benjamín Ahumada

Ahorro

En medio de la pandemia, la tasa de morosidad en el país bajó de manera importante. Así lo reveló el XXX Informe de Deuda Morosa desarrollado por la Universidad San Sebastián y Equifax al precisar una caída de 11,6% durante el tercer trimestre de este año (julio-septiembre) en comparación con el trimestre anterior de 2020 (abril-junio), pasando de 4.959.145 morosos a 4.384.502, es decir, 574.643 personas dejaron de integrar los registros.

Si bien el estudio atribuyó en parte dicho retroceso a la Ley Nº 21.214 que prohíbe que se informen

sobre deudas contraídas para financiar la educación, algunos expertos lo ligan a la liquidez financiera que permitió el primer retiro del 10% de los ahorros previsionales.

“Claramente, la morosidad cae por los retiros del 10% lo cual ha hecho que de manera sustancial haya disminuido esta evolución y eso implica que la gente prepagó deudas que los mantenían afligidos”, explicó Cristián Lecaros, CEO de Inversión Fácil.

En la misma línea, Felipe Obal, contador público y auditor de la Universidad de Santiago de Chile planteó que uno de los factores que incidió en esta baja es el primer retiro del 10%, pero también la posibilidad de postergar créditos con el banco y con el Gobierno.

“Debido a la inestabilidad económica y laboral en pandemia las personas tomaron los resguardos al endeudarse en demasía. Seguramente, hay personas que pudieron saldar sus cuentas al corto plazo con el retiro del 10%, pero asimismo tenemos situaciones en donde se tuvo que incurrir en otros gastos sin poder saldar deudas”, complementó.

¿Retroceso momentáneo?

Según Oba, con el desempleo prácticamente la gente terminó realizando una especie de bicicleta con los recursos económicos y beneficios (postergación de créditos, bonos, ley de protección al empleo, etcétera) a los que podían optar e ir saldando al corto plazo el mes a mes.

“Con la inminente aprobación del segundo retiro es probable que vivamos una situación similar, no obstante, estamos en una época de mucho gasto debido a las celebraciones próximas. Es importante que la gente tome sus resguardos ante un eventual rebrote, y si no estamos siendo precavidos con nuestros recursos es probable que la morosidad tenga un auge por el incumplimiento de los pagos”, advirtió el especialista.

En opinión de Lecaros, una tendencia al alza respecto del número de personas morosas y montos comprometidos dependerá del comportamiento de la economía.

“Si la economía sigue frenada con Imacec negativo y con nuevos confinamientos por una eventual segunda ola, claramente la morosidad volvería a aumentar, y entonces, lamentablemente, la actual caída de este indicador es una golondrina de invierno”, reparó.

“Lo importante es ver cómo las políticas públicas y locales pueden permitir que la gente recupere su actividad económica, sumado a una correcta y transparente educación financiera en todos los actores del mercado”, remató.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
ahorroExpertosmorosidad

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes