suscríbete al boletín diario

Economía

Biobío aumenta nivel de morosidad en su población

Estudio reveló que la zona empeoró su comportamiento financiero, de la mano con el explosivo crecimiento nacional de las tarjetas de crédito.


 Por La Tribuna

12-07-2018_20-04-571__9.2

Si bien no es negativo ocupar las tarjetas de crédito para realizar compras en el comercio nacional, cuando se lleva un control financiero inteligente, en variados casos dichos plásticos se convierten en un arma de doble filo que es el puente al sobreendeudamiento de las personas y a la morosidad, en la que se encuentran más de 4,3 millones de chilenos.

Un estudio efectuado por la empresa Chiledeudas.cl en base a la información más actualizada por la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras, muestra una preocupante cifra, entre marzo de 2017 y marzo de 2018 las tarjetas de crédito bancarias y de retail aumentaron en más de 140.000 en el país, alcanzando las 13.014.564 vigentes en solamente un año.

En el caso de Biobío, el director de la empresa encargada del estudio, Guillermo Figueroa, precisó que esto “se ve reflejado en que su índice de morosidad de 90 días o más ha aumentado de manera importante en los últimos dos años en consumo. En marzo de 2016, el 0,97% de la cartera crediticia arrojaba impagos financieros, mientras que en marzo de 2018 la cifra subió al 1,16%, con lo que el comportamiento comercial de la zona empeoró con el paso del tiempo".

Asimismo, Jonathan Garcés, director de Estudios de Chiledeudas.cl, dijo que “este aumento ha ido de la mano con el aumento de los retails, tiendas comerciales y mall, dado que la gente ha tenido un mayor aumento también al acceso de las tarjetas de crédito”.

Del mismo modo, recalcó que si bien no son malas, muchos la consideran como extensión de sus ingresos, lo lleva a que se endeuden, incluso que caigan en una morosidad, “y eso es peligroso porque la población tiene que entender que un endeudamiento responsable, si consideramos los créditos de consumo, tarjetas de crédito, créditos hipotecarios, educacionales, entre otros, no debería poder pasar el 50% de los ingresos mensuales de la familia o de la persona”.

Considerando, además, que muchas personas pasan a endeudarse hasta cinco veces sus ingresos mensuales. “Eso es insostenible, la gente cae en morosidad, y finalmente, pierde muchas veces sus bienes, que se van a remate por parte de los bancos. Y es por eso que hay que tomar una conciencia distinta, y si bien el consumo no es malo, hay que hacerlo responsable, y conscientemente”, puntualizó Garcés.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
deudasendeudamientomorosidad

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes