suscríbete al boletín diario

Destacados

Sigue conflicto por parques eólicos: comunidad El Ciruelo Sur respondió a seremi de Energía

A través de una carta, replicaron las declaraciones de la autoridad que calificaron de desafortunadas y lo invitaron a que conozca la realidad en terreno.


 Por Juvenal Rivera

101, parque eólico

La comunidad de El Ciruelo Sur ha liderado las manifestaciones en contra de la instalación de parques eólicos en la zona poniente de la comuna de Los Ángeles. Desde que a mediados de año se enteraron de la construcción de un proyecto de generación en su territorio, despertó la organización y movilización.

Básicamente, reclamaban por no ser informados de la obra. Más tarde, sumaron quejas por los cambios en el proyecto original y la cercanía de los aerogeneradores (algunos están a menos de 200 metros de las viviendas), así como los efectos en las napas subterráneas y en las aves.

Con el tiempo, se sumaron comunidades rurales de otros sectores de Los Ángeles –como Las Trancas, Las Quintas, La Victoria-Candelaria, Santa Eufemia, entre otros–, en los cuales también se ha anunciado la construcción de proyectos de generación eólica.

A propósito de estas quejas, el seremi de Energía de Biobío, Mauricio Henríquez, dijo estar al tanto de los reclamos, pero reivindicó el potencial de generación eólica en la región del Biobío.

Junto con descartar las aprensiones de los residentes, sostuvo que “todos los parques eólicos en construcción están en regla, cumplen con la norma”, aunque añadió que existe el camino de los tribunales, la Superintendencia del Medio Ambiente y el Tribunal Ambiental de Valdivia para hacer las reclamaciones correspondientes.

Las respuestas de la autoridad causaron indignación en las comunidades aludidas. Una de ellas, El Ciruelo Sur, a través de su vocera Vilma Mellado, consideró que las declaraciones fueron “bastante desafortunadas, fuera del contexto real y de cualquier tipo de cuestionamiento con criterio y sentido común, que conlleva el cuidado consciente y eficiente del medio ambiente y los ciudadanos que habitan en las zonas rurales agrícolas”.

También dejan en claro que “las comunidades no estamos en contra de la generación de energía eólica, el fondo de nuestro llamado de atención es en favor de la reivindicación de los derechos vulnerados como personas. Tenemos la convicción de que las cosas se deben hacer bien, y la manera en que lo están haciendo las empresas y la indolencia de las autoridades definitivamente no es la correcta”.

En una carta dirigida a Henríquez, fechada el 1 de abril, le rebaten el punto en que les sugirió que acudieran a los tribunales. “Las comunidades en nuestro país NO deben acudir para defenderse de las vulneraciones de sus derechos ciudadanos, humanos y sociales ante un tribunal, independiente de su naturaleza. Esa labor le corresponde a la autoridad, para eso son elegidos, para velar por el bienestar del pueblo. En su caso, no fue elegido por votación popular, pero sigue siendo un empleado público, cuyo sueldo y beneficios son pagados con nuestros impuestos. Y su obligación como tal, es velar por el bienestar de las personas, no por el beneficio económico de las empresas extranjeras”.

Además, lo exhortaron a estudiar los proyectos, “puesto que sus declaraciones están bastante alejadas de la realidad”, y mencionan varios ejemplos en que, eventualmente, no se habría tomado la opinión de la comunidad.

De paso, lo invitaron “cordialmente a visitar la zona. Nuestra comunidad El Ciruelo Sur lleva décadas en el lugar. Su argumento de ‘cuando se hicieron los estudios originales, esas casas no estaban’ es absolutamente falso. Esta comunidad fue forjada hace al menos 100 años por nuestros bisabuelos con esfuerzo y trabajo duro”.

Citaron el caso del parque eólico Cuel, situado en las cercanías y el primero de su tipo que inició su funcionamiento en 2014, que ha tenido reclamos por los ruidos a lo que se sumarían afectaciones en las napas subterráneas y aves.

“Puede tener muchos estudios ambientales que digan lo contrario, pero la realidad está latente aquí, a sólo 10 km de la ciudad de Los Ángeles, lugar en el cual no se han efectuado estudios ambientales respecto de las múltiples afectaciones que produce hacia las comunidades el emplazamiento de los parques eólicos”, expresaron.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes