suscríbete al boletín diario

Destacados

¿Por qué hay cruces de madera sobre un cerro?: La desconocida tradición del sector “El descanso”

La historia data del año 1907 y con el paso del tiempo se trasformó en una tradición única que mantienen viva los habitantes de la comuna de la Carmela


 Por Cristian Salazar

SAN ROSENDO 3

Una de las comunas con mayor tradición e historia es San Rosendo, ubicada a la par de Laja, y con un pasado marcado por la actividad ferroviaria.

Es fácil encontrar huellas de aquello al recorrer los rincones de este pedacito de la provincia, en sus plazas y parques. Es la infraestructura, como la casa de máquinas o los trenes a vapor, la que trae a la memoria la importancia de esta actividad en el siglo pasado.

Sin embargo, también hay historias y tradiciones que pertenecen a la comuna y que son únicas, que han perdurado en el tiempo y marcan un sello característico y diferenciador para sus habitantes.

Ese es el caso que ocurre en lo más alto de la comuna, en las cercanías del mirador de San Rosendo. Desde ese lugar se puede apreciar gran parte de la localidad y sus construcciones, además de la vecina ciudad de Laja a lo lejos y, especialmente, el río Biobío en gran parte de su extensión y de paso sigiloso por las cercanías de la tierra de la Carmela.

En ese mismo punto de observación hay una situación que inevitablemente llama la atención de todos quienes visitan este lugar. Se trata de la gran cantidad de cruces de madera apiladas a un costado del camino y cuya presencia parece no tener mayor explicación.

¿Qué hacen estas cruces en este lugar?

Hoy Diario la Tribuna responderá a esta interrogante que muchos turistas se han realizado al visitar el lugar. Aprenderemos parte de la historia local de este sector denominado “El descanso” y la particular historia de las cruces de madera que permanecen a la vera de la ruta y que son parte de una tradición sanrosendina poco conocida.

Para conocer la historia, el diario de la provincia de Biobío se contactó con el alcalde de San Rosendo, Rabindranath Acuña, quien nos ayudó a encontrar explicación a una desconocida tradición que llevan a cabo las familias al momento de despedir a un ser querido.

“San Rosendo tiene su cementerio que está a dos kilómetros de la parte urbana que es una donación de la familia Ibieta Larenas. Ese cementerio data del año 1907. En ese entonces, en el trayecto a los difuntos se les llevaba en una carroza con ruedas de carreta, donde ayudaban los deudos, vecinos y amigos”.

Contó que en el trayecto al camposanto, el cortejo debía enfrentar una pronunciada cuesta. Las familias no solo tenían que subir el tramo sino que, además, en muchas ocasiones empujaban la carreta que llevaba el ataúd para alcanzar la cima.

Al llegar a la parte alta, las familias hacían una detención para descansar del esfuerzo físico realizado en esta travesía. Con el tiempo, a esta parada se le denominó simplemente “El descanso”.

¿Y las cruces a un costado del camino? El edil nos comentó que “al llegar a ese descanso, las personas dejaban una cruz de madera como un hito de que ahí estuvieron todos los que lo acompañaban”.

Pese a los años, esta tradición ha perdurado y que hasta el día de hoy se mantiene en las familias de la comuna.

A tanto llega la costumbre que el jefe comunal hizo notar que las empresas funerarias de la comuna también consideran esa circunstancia. Por eso, al momento de realizar un funeral de una persona, se entregan dos cruces a las familias de San Rosendo porque se sabe que una de ellas terminará a un costado del camino al cementerio en el sector del “descanso”, dejando un recuerdo y una huella del paso de la familia por ese lugar. La segunda cruz terminará en el cementerio de la comuna.

El alcalde Acuña hace presente que no tiene relación con “el descanso de las almas” como muchos aseguran, sino que simplemente es el lugar donde las familias toman un poco de aire, reponen energías y luego continúan con este último viaje acompañando a un ser querido.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes