Regístrate Regístrate en nuestro newsletter
Radio San Cristobal 97.5 FM San Cristobal
Diario Papel digital
La Tribuna

Desalojan céntrico local comercial de Los Angeles que llevaba tomado cerca de un año

por Juvenal Rivera Sanhueza

Foco constante de reclamos, principalmente por servir de refugio a delincuentes del área céntrica, ese recinto fue desocupado en la jornada de este jueves. Desde principios de año, lugares tomaron ya fueron desalojados y otros correrán igual suerte en los próximos meses.

Así se veía el interior de la tienda ex Cortefiel. / Municipalidad de Los Ángeles.

Durante varios años, la tienda Cortefiel fue sinónimo de elegancia. Como parte del holding de Casa García, el local situado en la esquina de calles Colo Colo con Almagro (en pleno centro de Los Ángeles), destacaba por el refinamiento de su oferta de mobiliario y decoración para el hogar, pensado en los gustos más exigentes.

Sin embargo, incluso un par de años antes de la quiebra de Casa García (en septiembre del año 2000), Cortefiel había cerrado sus puertas de manera definitiva.

El local de dos pisos, situado en una privilegiada ubicación en el centro de la ciudad, estaba esperando nuevo arrendatario. Hasta se observaron movimientos de maquinarias y de trabajadores para lo que sería la adecuación del recinto. Sin embargo, en el último año, personas en situación de calle comenzaron a ocuparlo. Forzando los accesos o rompiendo los ventanales, estas personas se instalaban a pasar la noche en las instalaciones.

Pero el problema se agravó por la serie de denuncias de delincuentes que, después de cometer sus fechorías, corrían a refugiarse en el establecimiento. Era común que el autor de un "lanzazo" escapara hacia la ex tienda y los efectivos de Carabineros que iban en su persecución, no pudieran ingresar por tratarse de un recinto privado.

Además de todo lo anterior, hubo reportes de ruidos molestos, y de consumo de alcohol y drogas.

El director de Seguridad e Inspección Municipal de Los Ángeles, Jorge Rodríguez Meier, explicó que a raíz de las denuncias, la idea era hacer una "recuperación del local comercial ex Cortefiel que estaba convertido en una guarida de delincuentes, además de personas en situación de calle".

De hecho, contó que hubo reuniones con las Cámaras de Comercio locales en que se planteó la delicada situación que se originaba por el recinto tomado y que era un potencial foco de delincuencia.

A raíz de esas denuncias, la Dirección de Seguridad e Inspección Municipal de Los Ángeles inició las gestiones para ubicar al propietario, de manera de concordar el desalojar de sus ocupantes.

Pero no se trataba solo de sacar a las personas del recinto, sino que también de asegurar que no volvieran a emplearlo. Para ese fin, era fundamental que el dueño hiciera lo que fuera necesario para cerrar los accesos y evitar una nueva toma.

Operativo

Todo se planificó para la mañana de este jueves. En un operativo iniciado a primera hora de la mañana, funcionarios de la Dirección de Seguridad, con el apoyo de efectivos de Carabineros, irrumpieron en la propiedad.

Cuatro personas fueron sacadas del lugar quienes vivían en condiciones de total insalubridad que los exponía a situaciones de riesgo. Los registros de fotos desde el interior del recinto muestran su deterioro. No hubo incidentes.

Inmediatamente a continuación, un grupo de maestros contratados por el propietario se puso manos a la obra para tapiar todos los accesos y evitar que nuevamente fuera ocupado.

Más desalojos

No se trata del primer desalojo. El director de Seguridad contó que en febrero, con la anuencia de su propietario, fue desocupado un recinto ubicado por calle Balmaceda, a pasos de la avenida Alemania (a pasos del edificio municipal).

Ese espacio era habitado por personas en situación de calle y además de las denuncias por incivilidades, hubo reportes de incendios y amagos de incendios por prenderse fuego en su interior.

También en la Avenida Alemania 259, a la altura del 259, hubo un desalojo desde una propiedad que se encontraba abandonada. Cerca de ahí en la calle Darío Barrueto, se está en conversaciones con su propietario para aplicar una medida similar, que contemple instalar cierres definitivos al recinto.

"Vamos a seguir con estos desalojos", adelantó Jorge Rodríguez. Incluso, no descartó utilizar la herramienta legal de la "propiedad en abandono" para presionar a los dueños con el fin de arbitrar una solución definitiva. Esa figura implica que el municipio puede intervenir en el recinto ocupado: "Después traspasamos los costos al dueño, ya sea por el cierre o por demolición".

Síguenos: Google News
banner redes
banner redes banner redes banner redes banner redes banner redes

¿Quieres contactarnos? Escríbenos a [email protected]

Contáctanos
La voz de la provincia AM

Más visto