lee nuestro papel digital

Desarrollo

Proyectos inclusivos serán potenciados en Cabrero

La estrategia apoya el perfeccionamiento de importantes iniciativas ligadas a la inclusión de personas en situación de discapacidad del territorio.


 Por Glenda Ahumada

WhatsApp Image 2022-08-09 at 12.37.19 PM

Cabrero es la primera comuna de la región y de la provincia de Biobío en adjudicarse una Estrategia de Desarrollo Local Inclusivo, iniciativa financiada por el Servicio Nacional de la Discapacidad, Senadis.

El aporte que recibirá la comuna supera los 97 millones de pesos, destinados a diversas áreas. En ese sentido, Violeta Ríos, directora subrogante de Senadis Biobío, indicó que la entrega de recursos, que se realiza desde el 2015, está destinada exclusivamente a los municipios, considerando que son la entidad más cercana a los territorios, y a través de ellos es que las personas con discapacidad acceden a los beneficios del Estado.

“Esta estrategia se creó para que los municipios que tienen programas u oficinas de discapacidad, y que demuestren que realizan trabajos en la materia puedan desarrollar proyectos. Estos recursos están direccionados a la hora de realizar la postulación, donde deben señalar a qué irán los aportes otorgados”, puntualizó la directora subrogante de Senadis Biobío.

Uno de los objetivos es fortalecer la gestión de la unidad de la discapacidad, es decir, un o una profesional contratado con los fondos otorgados, que coordinará la ampliación de la capacidad de acción de las organizaciones, además de la difusión y planificación de estrategias.

En el ámbito de la gestión vecinal y local, se contratan dos profesionales, donde uno de ellos, apoya el área sociolaboral, es decir, se ubican los usuarios que necesiten incrementar sus oportunidades laborales, ayudarlos a postular a proyectos, mejorar sus currículum, acceder a cursos, acercar ofertas de capacitación a la comuna, entre otras acciones.

Mientras que el segundo profesional actúa como agente comunitario, que vincula a las personas que están más alejadas, que necesitan apoyo y acompañamiento, pero que por diversos motivos no conocen las redes de su propio territorio, por lo que este agente permite crear una oferta local que acerque a los usuarios a los beneficios comunitarios.

La implementación de una sala de rehabilitación infantil con estrategia comunitaria, que permite apoyar la creación de un lugar apto para que los niños realicen sus tratamientos, además de la compra de todos los implementos que se requiere este espacio.

Violeta Ríos agregó que “sabemos que es un área particularmente requerida, ya que muchos niños, niñas y adolescentes no tienen acceso a rehabilitación, o como referencia tienen a la Teletón que es distante o que no siempre tiene los cupos”.

El fortalecimiento de la participación es otra de las áreas que cubre el programa, que permite realizar un diagnóstico con los recursos, de cuáles son las principales brechas que enfrentan las personas y organizaciones de discapacidad, y en base a esos datos direccionar los trabajos del futuro.

Los municipios además pueden postular a herramientas de atención inclusiva, y en ese contexto puede optar, por ejemplo, a cursos de lengua de señas para funcionarios y que ellos puedan brindar una mejor atención a personas sordas, o señaléticas accesibles como buen contraste de color o sistema de braile.   

Por último, agregó que “se contrata a un gestor territorial que trabaje con las organizaciones capacitándolas, colaborando en identificar las necesidades y diseñando un plan de trabajo”.

Asimismo, Mario Gierke, alcalde de Cabrero, manifestó estar contento por el grupo humano que trabaja en el proyecto agregando que “(los recursos) no se logran de la noche a la mañana y tampoco sin el apoyo de los técnicos, por lo que se cierra un ciclo de perseverancia que va en beneficio directo de nuestros vecinos con alguna discapacidad”. 

Por su parte, Rossicela Riquelme, es vicepresidenta de la agrupación TEAcompaño de Cabrero, organización que trabaja en la concientización de padres y comunidad, que se enfrentan al diagnóstico, para que sea más fácil de aceptar y entender las cualidades del espectro.

“Ninguno de nosotros se imaginaba que nos iban a dar un diagnóstico de tal calibre, porque es una condición que nos va a acompañar toda la vida, a veces es difícil aceptarlo y es una lucha constante”, comentó Rossicela.

En paralelo, expresó que en la práctica comenzaron como un grupo de apoyo y con el paso del tiempo y la buena acogida, se convirtieron en una agrupación, integrada por unas 50 familias de Cabrero, que participan en terapias para padres, en conjunto con una psicóloga asignada del Cesfam de la comuna.

“Nuestro proyecto a futuro, que es un sueño, es tener un centro de rehabilitación especial para pacientes con Trastorno Espectro Autista (TEA), con todo un equipo multidisciplinario”, señaló la vicepresidenta.

El 29 de marzo adquirieron personalidad jurídica como agrupación oficial de niños y niñas con TEA.

Actualmente, la agrupación TEAcompaño Cabrero trabaja con la Universidad Santo Tomás, quienes disponen de un kinesiólogo, que atiende dos veces a la semana, “y en octubre pensamos retomar la terapia consecutiva, donde los niños son evaluados por el especialista de manera más cercana” anticipó.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
CabrerodiscapacidadInclusióninclusión laboralrehabilitaciónsenadis
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes