lee nuestro papel digital

Desarrollo

Centro de neurociencias aporta a la rehabilitación e integración de pacientes en Los Ángeles y Cabrero

Con un enfoque interdisciplinario, el establecimiento aporta a la rehabilitación y tratamiento de diversas afecciones neurológicas a pacientes de la provincia de Biobío, haciendo más fácil y accesible el proceso de sanación.


 Por Glenda Ahumada

ilustracion-concepto-salud-mental_114360-2038

Si bien en el último tiempo ha aumentado el diagnóstico de enfermedades del sistema nervioso, sigue siendo difícil encontrar profesionales que aborden la temática desde un enfoque integral, comprendiendo que si la parte neurológica se ve afectada, otros aspectos de la vida diaria también disminuyen su funcionalidad.

Desde enero que Natalia Cruz y Valeria Mella, ambas fonoaudiólogas de profesión, atienden a población vulnerable con afecciones neurológicas en el Centro Interdisciplinario de Neurociencias y Desarrollo Humano, Neuroaprendices, que tiene dos sedes, una en Cabrero y la principal en Los Ángeles.

La perspectiva interdisciplinaria permite trabajar desde la neurociencia diversas afecciones tanto en niños, jóvenes, adultos y personas mayores, que involucran el sistema nervioso central.

Algunas de las especialidades que abordan son la terapia ocupacional, fonoaudiología, psicopedagogía, neuro cognitiva, kinesiología y psicología, además de evaluaciones específicas del área neurológica.

“En el centro realizamos atenciones a personas del espectro autista, con déficit atencional, personas con secuelas de accidentes cardiovasculares, entre otras consultas, y lo innovador es que hacemos sesiones en dupla, es decir, dos profesionales a la vez, puede ser una terapeuta educacional con un kinesiólogo, o fonoaudiología y psicología”, señaló Natalia Cruz, fonoaudióloga y una de las directoras del centro.

El emprendimiento nació de la necesidad de entregar una atención más integral a los pacientes y sus familias, para que tuvieran un espacio amigable y con comunicación directa entre los profesionales que tratan a las personas, considerando que muchas veces los tratamientos hay que salir a buscarlos fuera de la ciudad, a urbes más grandes, donde atiende solo un especialista, lo que genera gastos más abultados.

En el centro se realizan también talleres de estimulación cognitiva para adultos mayores, “con el objetivo de mejorar la calidad de vida de este grupo, que sean activos cognitivamente y que tengan espacio de socializar”, explicó Natalia.

Generalmente, los centros de neurología se enfocan en la población infanto-juvenil y sólo con un área de tratamiento, “nosotros queremos abarcar a los niños y a la población adulta, y desde el enfoque multidisciplinario, no que si vas a psicólogo y necesitas de kinesiología, el profesional no sabe en qué parte del tratamiento están”, señaló Natalia, una de las directoras.

En la actualidad, el centro trabaja con alrededor de 30 familias, ya que en el proceso de los tratamientos se involucran los familiares, cuidadores y los establecimientos educacionales.

“Los procesos de los pacientes son abordados desde el enfoque neurocientífico, que se encarga del estudio del sistema nervioso, en distintas dimensiones, evaluando cómo evoluciona el proceso cognitivo, la capacidad de aprendizaje, la habilidad social, que varía dependiendo la edad del paciente, y repercute en cómo se insertan en la sociedad las personas”, explicó Natalia Cruz. En Los Ángeles el equipo está más diversificado, atendiendo a la demanda de la población, mientras que en el Centro de Monteáguila, están recién ampliando el personal.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
CabreroLos ÁngelesNeuro-rehabilitaciónNeurociencias
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes