sábado 24 de agosto, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Desarrollo

Quinta Newka: un emprendimiento que ha viajado en el tiempo

Carlos Soto Valenzuela, dueño de este populoso bar restorán, conversó con La Tribuna y contó el origen y evolución de su local, hoy considerado incluso por artistas que los han visitado como un “bastión cultural”


 Por JUAN PABLO VERGARA

25-02-2018_19-45-321__6.1

Para quienes gustan disfrutar de noche de tragos, comida y música, una de las atracciones que ofrece la bohemia angelina es el Quinta Newka, un local que se ha consolidado no sólo como un lugar para ir a compartir en grupo después del trabajo o durante el fin de semana, sino que también en un espacio cultural.

 

Ubicado en calle Caupolicán, entre Villagrán y José Manso de Velasco, en este bar restorán no sólo tienen cabida las juntas de amigos, también artistas que, semana a semana, hacen de este establecimiento un lugar diferente donde ir y pasarla bien en Los Ángeles.

 

 

HISTORIA DE UN CONCEPTO

La historia de este local, curiosamente, parte muy lejos de la capital provincial, específicamente, en Colina, Santiago, de donde es oriundo su dueño, Carlos Soto Valenzuela, más conocido como “Caco”.

 

“Allá participaba de una agrupación y en una quinta de recreo empezamos a hacer actividades culturales como recitales de poesía, fiestas alternativas, fondas. Ese lugar se llamaba Quinta de Recreo El Caribe, y cuando empecé a ver que la cosa funcionaba súper bien me decidí a arrendar el sitio. Ahí nació el local y le puse El Nuevo Caribe”, contó.

 

Fue aquel primer nombre que usó para bautizar su local el que, finalmente, mutó hacia lo que hoy se convirtió en su marca registrada, explicó Carlos.

 

“Con el tiempo la gente empezó a decir que iban al New Caribbean, después espontáneamente comenzaron a acortarlo hasta que, de repente, todos andaban diciendo que iban al Newka”, recordó el “Caco”.

 

NUEVOS RUMBOS

Con esta idea y concepto de local un día decidió dejar atrás su natal Colina para ir en busca de nuevos horizontes y cual “pirata” desembarcó primero en Pichilemu con su emprendimiento, luego en Talca, hasta finalmente varar hace 11 años en Los Ángeles con su “Newka”.

 

“Partí en un local chiquitito en la Avenida Alemania, ahí vendíamos solamente colaciones y por las noches abríamos para hacer actividades culturales (…) Después de funcionar casi como clandestino tuve que cerrar ese local. Luego encontré otro en Villagrán y ahí también estuve haciendo Newka como cuatro años. Más adelante vimos la posibilidad de hacer el local acá donde estamos, en un espacio mucho más grande, con patio y terraza”, relató.

 

En su actual emplazamiento es donde el emprendimiento del “Caco” ha alcanzado su máxima madurez, convirtiéndose en un circuito obligado para solistas, bandas y otros artistas, lo cual le ha dado a la “Quinta Newka” un renombre tanto dentro como fuera de Los Ángeles.

 

“Cada vez uno se motiva más a hacer cosas, presentar diferentes iniciativas, desde la decoración a los artistas que invitamos a tocar, creo que aquí se consagra la idea de un local con este estilo, como el que alguna vez soñé”, expresó el dueño del Newka.

 

“BASTIÓN CULTURAL”

“La otra vez que vino Juanito Ayala, un cantante, él estaba súper entusiasmado por la idea de tener un local así, incluso lo dijo cuando estaba cantando, que le parecía que esto era un bastión cultural y yo considero que esa es la idea y la propuesta que ofrecemos”, agregó el empresario.

 

Comentó también que, actualmente, su negocio en periodos normales genera trabajo para 14 a 16 personas, número que puede aumentar hasta 20 cuando la afluencia de público así lo exige.

 

“Yo sé que Los Ángeles tiene su historia con otras iniciativas o propuestas en el ámbito cultural que se produjeron en algún momento, pero pienso que Newka ha abierto una ventana mucho más grande para el arte”, manifestó “Caco”.

 

“Igual siento que está como hecha la ‘pega’ y ahora siento que es el momento de disfrutarla. En esa ‘pará’ estoy ahora”, concluyó.

 


  • Compartir:
etiquetas
newka

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes