suscríbete al boletín diario

Deportes

TRX: La solución para entrenar en poco tiempo

Este ejercicio se caracteriza por el trabajo a gran intensidad, pero en poco tiempo. Ideal para quienes están ocupados gran parte del día.


 Por La Tribuna

16-01-2017_17-22-1621.1

Aunque tener el material para la práctica del TRX en casa obligue a un desembolso inicial importante para un paquete inicial, es una opción ideal para personas que tengan poco tiempo para acudir al gimnasio, ya que permite instalarlo en tu habitación preferida del hogar y hacer ejercicio a cualquier hora.

Podemos decir que estamos realizando un entrenamiento en suspensión cuando, ya sea las manos o los pies, se encuentran apoyados o agarrados al sistema de anclaje, mientras que la parte opuesta del cuerpo se mantiene en contacto con el cuerpo. Para ello, debemos escoger un lugar en casa que nos permita anclar el aparato de manera segura (pared, puerta…) y, a su vez, realizar los movimientos con suficiente espacio, manteniendo siempre una buena postura y tensión de las correas y evitando la oscilación y el roce.

El material básico para practicar TRX no alcanza el kilo de peso, así que también es recomendable para aquellas personas que viajan mucho por motivos profesionales y no quieren perder la forma entre negocio y negocio.

 

¿QUÉ ES EL TRX?

El TRX, una modalidad deportiva que se basa, principalmente, en el peso corporal, es una de las que mejor se está implantando en Europa y en el resto del continente americano.

La falta de material y de un espacio adecuado no podían ser una excusa para que los soldados de la Navy SEAL, la fuerza de operaciones especiales del ejército de Estados Unidos, no mantuvieran su forma física. Por ello, uno de sus integrantes, Randy Hetrick, se las ingenió para desarrollar con lo que tenía a mano (un cinturón de un paracaídas, herramientas para reparar lanchas…) un artilugio con cuerdas y cinchas que permitía a los soldados trabajar su musculatura con la resistencia de su propio peso. Había nacido el entrenamiento en suspensión, conocido popularmente por la marca registrada TRX.

Durante los siguientes meses, Hetrick y sus compañeros de la Navy SEAL fueron mejorando el invento y desarrollando una serie de ejercicios para trabajar todos los grupos musculares. Esta actividad anaeróbica basada en la fuerza fue implantándose en todos los cuarteles hasta dar el salto a la población civil, que la está acogiendo con gran interés. Estrellas del deporte mundial como los jugadores de baloncesto de la NBA Pau Gasol y Dwight Howard (ambos en Los Ángeles Lakers) o Kevin Durant (Oklahoma Thunder) ya han probado el TRX y han ayudado a popularizar esta modalidad deportiva.

 

EJERCICIOS BÁSICOS DEL TRX

Aunque un programa completo de entrenamiento en suspensión TRX cuenta con multitud de ejercicios distintos, aquí te proponemos tres ejercicios básicos para poder introducirse en la práctica de esta modalidad deportiva. Antes de ponerte ropa cómoda y unas buenas zapatillas deportivas, asegúrate de prestar mucha atención a cada uno de los pasos para evitar lesiones y confirma con el médico que eres apto para este deporte.

 

Press de pecho (pectorales): con un pie más adelantado que el otro (posición de compensación) y los brazos extendidos hacia delante sujetando las correas, ve doblando los brazos, inclinando el pecho hacia delante y doblando la rodilla de la pierna adelantada. Vuelve, poco a poco, a la posición inicial y no te olvides de cambiar la posición de las piernas para trabajar ambas.

Remo (parte superior de la espalda): colócate de frente al aparato con un pie más adelantado que el otro (posición de compensación) y con los brazos extendidos. Incorpórate, poco a poco, haciendo fuerza con los brazos y contrayendo los músculos de la espalda. Vuelve, poco a poco, a la posición inicial y no te olvides de cambiar la posición de las piernas para trabajar ambas.

 

 

Sentadillas (parte superior de las piernas): colócate en frente del artilugio con la espalda recta y las piernas rectas (la intensidad del ejercicio dependerá, en buena medida, de cuánto tengas de separadas las piernas: con ellas juntas, cuesta más). Dobla poco a poco las rodillas, sin separar los pies del suelo y vuelve a la posición inicial.

Trata de mantener cada postura unos 20-30 segundos y no te olvides descansar otros 30 segundos entre cada una de las repeticiones.

 

FLEXIONES CON TRX

Para realizar las flexiones con TRX, deberemos agarrar las dos anillas con sendas manos en posición neutra o prona. Deberemos de colocar las piernas hacia atrás y los brazos completamente extendidos y bloqueados. Tendremos que apretar el  abdomen y evitar que la cadera ceda hacia abajo.

A continuación, deberemos descender hasta conseguir que los pulgares lleguen a la altura de los pezones, tratando de mantener compacto el cuerpo durante el recorrido. Posteriormente, subiremos de nuevo hasta conseguir extender los brazos hasta bloquearlos nuevamente, tal y como los teníamos al comenzar el ejercicio.

 

PRECAUCIONES

Para evitar accidentes, siempre es necesario tomar algunos resguardos.

Si vas a anclarlo en una puerta (tiene un anclaje especial para eso) pero ten en cuenta que la puerta debe abrirse hacia fuera respecto al lado en el que estás. Así, al tirar de las bandas la fuerza presiona la puerta contra el marco, en lugar de tirar de la puerta hacia afuera.

No te emociones, los ejercicios avanzados son difíciles y puedes caerte y hacerte mucho daño. Empieza poco a poco y aumenta la intensidad progresivamente.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
DeportesEntrenamientoLa TribunaTRX

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes