suscríbete al boletín diario

Deportes

Entérese de cómo quemar la grasa obtenida en las fiestas de fin de año

¿Trotas y trotas, y la pesa marca lo mismo? Debes estar cometiendo algunos errores. Aquí te aconsejamos cómo realizar correctamente el entrenamiento cardiovascular para adelgazar.


 Por La Tribuna

02-01-2017_18-31-131-Increase-the-Number-of-Pushups-You-Can-Do-Step-13-Version-004

¿Existe un ejercicio cardiovascular mejor que otro para bajar los kilos de más? No, todo va depender de la intensidad y frecuencia en que lo realices, cómo lo complementes con algún deporte anaeróbico (de fuerza) y tu dieta.

A las principiantes, les recomendamos partir con ejercicio cardiovascular de bajo impacto, como andar en bicicleta estacionaria, ejercitarse en la máquina elíptica, en que trabaja toda la musculatura del cuerpo, o el trote suave en terreno plano. Si parten con 30 minutos quemarán hasta 130 calorías, aproximadamente. Deben realizarlo 2 o 3 veces a la semana.

Ya en una segunda etapa, tanto en la bicicleta como en la elíptica, pueden subir la carga, aumentando la dificultad, o pueden trotar desde una velocidad moderada a carrera, utilizando en algunos tramos inclinación. Si se ejercitan unos 45 minutos quemarán hasta 220 calorías, aproximadamente. Como mínimo deben ejercitarse 3 veces a la semana.

En un nivel avanzado, se sugiere ir intercalando la dificultad en la bicicleta y trotadora con cambios de fuerza explosiva, lo que significa ir variando en potencia y velocidad. También es excelente hacer ejercicio en la escaladora combinando desplazamientos largos y cortos. Ya en esta etapa, que se debe extender a máximo 1 hora, quemarán hasta 350 calorías, aproximadamente. Deben entrenar 3 o 4 días seguidos, y descansar uno.

A quienes les aburren las máquinas, pueden optar por realizar distintas clases aérobicas, en que también se pueden regular los niveles de dificultad, como spinning, aerolocalizado, aerostep, aerobox, baile, entre otros.

Es importante, cuando se realiza una rutina cardiovascular, hidratarse constantemente para evitar fatiga, calambres o contracturas. Además, después de entrenar se debe elongar siempre el tren superior e inferior.

Por otra parte, lo óptimo es que los ejercicios cardiovasculares se complementen con ejercicios de fuerza, los cuales aumentan nuestra musculatura y reducen los niveles de grasa. El entrenamiento con pesas no es el único que existe para cumplir este objetivo, también está el Pilates, el Yoga, TRX, clases con entrenamiento localizado, y otros. Muchos estudios han evidenciado una gran efectividad del entrenamiento de la fuerza y de alta intensidad en el tratamiento del sobrepeso y obesidad, ya que produce un consumo calórico post ejercicio, el cual eleva nuestro metabolismo permitiéndonos quemar grasa estando en reposo.

Finalmente, debes alimentarte saludablemente, privilegiando verduras, frutas, legumbres, carnes magras como el pollo y pescado, los carbohidratos complejos como el arroz integral y la quinoa, entre otras comidas saludables. No debes olvidar la primicia de que si comes más de lo que gasta tu organismo, engordarás.

 

CONSEJOS ADICIONALES

Mantener un buen entrenamiento físico te ayuda a mejorar tu salud y a tener un cuerpo tonificado, sin embargo, existen ejercicios para quemar grasa del vientre que te ayudarán a elevar tu autoestima de una forma sencilla.

Los especialistas detallan que realizar un tipo de lagartija no es muy funcional para quemar la grasa, ya que el cuerpo se acostumbra al movimiento y no trabaja de la misma forma, así que lo ideal es realizar diferentes movimientos como los siguientes.

Flexión y extensión de pierna: Colócate en la tradicional posición de lagartija. Levanta la pierna derecha hacia el techo y flexiona sin tocar el suelo. Repite cinco veces y cambia de pierna.

Brazo estirado: Mantén la postura tradicional de lagartija. Levanta la mano derecha hacia adelante y pásala hacia atrás mientras levantas la cadera, como si formaras una “V” invertida con tu cuerpo. Haz cinco repeticiones.

Rotación de brazo: Apoya tu antebrazo y costado de tu pie izquierdo  sobre el piso. Gira tus caderas hacia el lado derecho sin tocar el piso con la otra mano y regresa a la postura original. Haz cinco repeticiones.

Todas estas lagartijas combinan movilidad y estabilidad para quemar la grasa de todo tu cuerpo y tonificar abdomen, piernas y glúteos al mismo tiempo.

 

TIPS

Ejercicio. Este nunca falla, y si lo haces bien, realmente puede ayudarte a perder grasa. El ejercicio no tiene por que ser algo aburrido y sin vida, como levantar pesas o montar una bicicleta estacionaria. Puede ser emocionante, como la danza de vientre, flamenco o alguna actividad deportiva de bajo impacto, como pilates y yoga.

 

Adiós a la comida rápida. Necesitas mantenerte lejos de los alimentos grasos. Debes consumir muy pocos dulces y carbohidratos procesados. Lo ideal es que consumas una gran cantidad de carbohidratos complejos y productos frescos; ingerir jugos naturales, vegetales y frutas frescas y mantenerse alejado de las bebidas azucaradas o carbonatadas.

 

Bebe mucha agua. El agua puede aliviar tu sensación de hambre, al mismo tiempo que te hidrata. La deshidratación podría causar daños en tus órganos internos de manera irreversible.

 

Suplementos. Algunos de estos, estimulan la pérdida de grasa, pero no todos ellos han sido aprobados para su uso, así que consulta a tu médico y no te automediques.

 

Descansa. El sueño y la relajación son en realidad grandes maneras para perder peso. En lugar de comer y comer nervioso, sigue una rutina confortable y siéntete más cómodo y feliz.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes