martes 22 de octubre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Crónica

Autoridades confirmaron que Cesfam de Ralco seguirá en funcionamiento

Los próximos días se inyectarán 240 millones de pesos para paliar el déficit, mientras se trabaja en un plan a largo plazo para sostener económicamente el Centro de Salud Familiar de Alto Biobío


 Por Benjamín Ahumada

CESFAM DE RALCO

La alerta se encendió en Alto Biobío no sólo por la actividad del volcán Copahue sino porque su alcalde Nivaldo Piñaleo aprovechó la reunión del Comité Operativo de Emergencias Local para poner sobre la mesa las emergencias diarias que vive su comuna.

Una de las más importantes es la salud y, tal como se pudo leer en La Tribuna, uno de los principales problemas en la alta cordillera de Biobío es cómo se mantiene económicamente el Cesfam de Ralco, el que ya presenta un déficit de 300 millones de pesos.

La respuesta se conoció durante la mañana de este jueves, luego que el miércoles el director del Servicio de Salud de Biobío, Rodrigo Sierra, se reuniera con personeros de atención primaria del ministerio en Santiago.

LA CITA EN EL SS

El alcalde Piñaleo llegó antes de las 8:30 hasta el Servicio de Salud. Estaba citado por la autoridad y por el gobernador a una reunión que se había programado hace semanas y que analizaría el tema económico del Cesfam de Ralco.
La cita fue un éxito, toda vez que se comunicó la llegada de 240 millones de pesos para los próximos días.

“Nosotros gestionamos el traspaso de 150 millones por AGL, asignación de gestión local, que va a ayudar a paliar el déficit, pero además estamos gestionando otros 90 millones, también para los próximos días, sin embargo estos son recursos que vienen a lograr superar la situación actual, pero más nos preocupa la continuidad de atención dentro del próximo año y para ello estamos gestionando una estrategia que permita asegurar los recursos de financiamiento en lo que hoy hace Alto Biobío”, dijo el titular del Servicio de Salud Biobío, Rodrigo Sierra.

En la misma línea apuntó el gobernador Ignacio Fica: “esta es una problemática y una situación que nos importa a todos y es por eso que a partir de esta reunión es que quisimos generar esta instancia para buscar estrategias que nos ayuden a buscar soluciones para poder minorizar esa deuda y, en ese sentido, generar los fondos para que esa deuda no exista más”.

Sobre el origen del problema, Piñaleo declaró que “este déficit no es de ahora, es de siempre, por diferentes condiciones, porque los costos operativos son distintos a los de otras comunas, eso nos ha significado contar con el apoyo AGL, apoyo a la gestión local, por 150 millones de pesos”.
Sobre los temores de cierre por el tema económico, las tres autoridades dijeron que eso no ocurrirá, lo que fue aclarado de forma tajante por Fica: “dar la claridad que para nosotros el Cesfam es prioritario, por lo tanto la estrategia va a salir de algún modo, pero el Cesfam no puede dejar de funcionar, por lo tanto también darle la tranquilidad a las personas de Alto Biobío que ese Cesfam va a seguir abierto”.

SIEMPRE EN EMERGENCIA Y REZAGO

La demanda de Alto Biobío ha sido siempre la misma, son la comuna más lejana, las más aislada y olvidada por parte de las autoridades provinciales, regionales y ni hablar de las nacionales.

En este sentido, su alcalde Nivaldo Piñaleo ha manifestado en más de una oportunidad la necesidad de ser declarados zona de rezago, tal como ocurre con Lonquimay. Eso implica mayores recursos y más programas del Estado en la comuna.

La idea es apoyada por Ignacio Fica: “ya se ha conversado de forma preliminar con respecto al tema de generar zona de rezago a Alto Biobío, sabemos que hay comunas de la región que están bajo esa tipificación. Creo que Alto Biobío cumple con los requisitos como para transformarla en una zona de rezago y esa es una de las estrategias que nosotros queremos seguir”.

Las palabras de la máxima autoridad del Ejecutivo en la provincia ya eran conocidas por el líder comunal, quien agradeció el apoyo del gobernador: “el gobernador estaba interesado en estar en esta conversación, porque no solamente se deben realizar entre nosotros y el Servicio de Salud, sino que existe una red de instituciones que deben unirse en colaboración para bajar los recursos necesarios para la comuna de Alto Biobío”.

En sentido Piñaleo agregó que “debemos buscar apoyo político, apoyo de resoluciones regionales y nacionales además de instalar otros programas que permiten cubrir necesidades básicas que en otros Cesfam o en otras comunas no se ven, pero que en Alto Biobío si hay que aplicarlas, porque tenemos que cuidar esa infraestructura y a nuestros profesionales para entregar un mejor servicio”.

Pese a que Salud nada tiene que ver con la declaración pretendida por Alto Biobío, lo cierto es que existe una preocupación permanente por parte de Rodrigo Sierra, para poder solventar, económicamente, el Cesfam de Ralco.

“La zona de rezago no depende de nosotros, pero como Servicio y Ministerio de Salud estamos evaluando la posibilidad de incorporar algunos programas de apoyos especiales para Alto Biobío que permiten generar recursos que minimicen el déficit que se presenta, esperamos tener buenas noticias y asegurar el financiamiento para los próximos años”.

Newsletter

  • Compartir:
etiquetas
ralcoServicio de Salud

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes