lee nuestro papel digital

Crónica

Mesa contra el robo de conductores eléctricos sesionó en Los Ángeles

Uno de los invitados fue el gerente zonal de Transelec, Luis Pérez, quien contó a La Tribuna que por cada evento que se registra en la región y que se relaciona con la interrupción del servicio a causa de este delito, “40 mil habitantes se ven afectados”, dijo.


 Por La Tribuna

04-09-2018_19-21-351__5.1

El robo de más de 2 mil metros de cable de cobre, el equivalente a más de 2 mil toneladas del material, ha sufrido en lo que va del 2018 la empresa de transmisión eléctrica Transelec, en lo que respecta a la región del Biobío, incluido Ñuble.

Así lo dio a conocer el gerente zona sur de dicha compañía, Luis Pérez, durante su participación en el “Seminario Mesa Robo de Cables: Herramientas para Prevenir el Delito”, realizado este martes en la Universidad Santo Tomás sede Los Ángeles.

“Hemos tenido una experimentación a la baja en los últimos años, producto de la acción y del trabajo que hemos estado haciendo Transelec y de la mesa de trabajo que está actuando a lo largo de Chile”, señaló el ejecutivo.

Respecto a la cantidad de clientes que se ven perjudicados a nivel local producto de este ilícito, aseveró que “en cada evento en la región del Biobío, 40 mil habitantes se ven afectados”.

En ese sentido, destacó la labor que desarrolla la mesa creada para prevenir y controlar el robo de conductores eléctricos. “Sin duda, que se está haciendo aquí es muy importante, porque sabemos que en el tiempo, en la historia, esto ha tenido resultados exitosos”.

Otras de las empresas presentes en el encuentro fue Frontel. Su gerente zonal para la región del Biobío, Fernando Caire reveló que a la fecha en lo que va del presente año, han sufrido el robo de más de 120 mil metros de cables desde el tendido eléctrico.

“Llevamos un aumento de más de un 40 por ciento respecto a igual periodo del año pasado, en lo que se ha afectado las redes eléctricas de Frontel”, confesó el representante de la firma.

“El robo de cable, lamentablemente, se ha transformado en un buen negocio para estos delincuentes y tenemos que trabajar todos en conjunto para disminuirlo, porque el fin último es proteger a los vecinos y que ellos no sufran las consecuencias de estos daños. Lamentablemente, el daño hacia la industria es menor, pero el daño hacia los vecinos es muy grande”, subrayó Fernando Caire.

A la vez, informó que durante este 2018 a nivel regional ya han interpuesto un total de 60 querellas por este ilícito. “Como ha subido la cantidad de cobre robado han subido las querellas también. El robo de cable es un poco cíclico, tiende a bajar cuando se hacen acciones, y cuando las acciones disminuyen o los delincuentes ven alguna oportunidad, aumenta nuevamente”.

EVENTOS POR INTERRUPCIONES DEL SERVICIO

Invitado a la actividad también estuvo el director regional de la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC), Manuel Cartagena, quien dio a conocer información relacionada con el número de eventos registrados en la región y que están asociados a la cantidad de interrupciones del servicio eléctrico a causa del robo de cables desde el tendido.

“Hemos trabajado fuertemente con las empresas distribuidoras para producir este indicador y lo que tenemos en el 2017 es un total de 139 eventos de robo de conductores que han afectado sólo en el segmento distribución a un universo de clientes que han superado incluso los 6 mil clientes”, apuntó, agregando que en lo que va del 2018 llevan 89 eventos.

Consultado por la recurrencia de este delito en la zona de Laja-San Rosendo, el funcionario reconoció que se trata de un área dentro de la provincia de Biobío, donde siempre se registran ataques mayores. “Hace dos años cuando se robó un tramo de transmisión y subtransmisión de Transelec el universo superó los 45 mil clientes”.

Lo que pasa con estas dos comunas también fue analizado por el seremi de Energía, Rodrigo Torres, quien informó que vienen trabajando en distintos sectores de la provincia de Biobío, donde hay cortes permanentes por un tema de calidad de servicio.

“Por ejemplo, en Laja, San Rosendo y que llega a afectar hasta la comuna de Santa Juana, ha habido permanentes cortes por una línea que hay que viene de la Subestación Charrúa. Estamos trabajando para que se realicen las inversiones y generar una segunda línea que pueda reemplazar a la que está permanentemente fallando, para que así pueda seguir alimentando a todos sus habitantes”, puntualizó el seremi de Energía.

FISCAL DEDICADO

Por otro lado, el coordinador regional Subsecretaría Prevención del Delito, Claudio Etchevers, invitado al seminario, sostuvo que existe una organización criminal detrás del robo de cable de cobre y que financia este tipo de actividades.

“Eso es lo que nos hace plantear lo objetivos de esta mesa desde el punto de vista de desbaratar el negocio que existe detrás de la venta de cobre. Por eso es que hemos centrado nuestras acciones preventivas en las fiscalizaciones, en las chatarrerías, en las fiscalizaciones de las exportaciones de metales en aduanas, y hemos conseguido interesantes avances respecto de mejorar algunos procedimientos, sobretodo en el caso de Aduanas, donde se va a mejorar el registro y seguimiento de los saldos y de las rebajas de saldos en la exportación del metal de cobre, que es algo que hasta ahora no se hacía”, comentó.

Asimismo, Etchevers, anunció el inicio de una investigación con respecto al robo de conductores eléctricos en la provincia de Biobío, la que estará a cargo de un fiscal dedicado al tema. “El fiscal ya ha sido nombrado y esperamos dentro de los próximos días que nos entreguen detalles de cómo esto se tiene que ir materializando”. 

El seminario organizado por la Mesa de Prevención y Control de Conductores Eléctricos y desarrollado en Los Ángeles reunió a representante de las diferentes entidades involucradas en el tema: servicios públicos, empresas eléctricas, Ministerio Público, PDI y Carabineros.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes