lee nuestro papel digital

Crónica Ciudadana

Angelina denuncia discriminación a su hijo con TEA en centros de salud

Madre acusa que paciente fue discriminado en el Hospital de Los Ángeles y Cesfam Norte. Ambos centros le negaron la atención ya que no contaban con protocolos, se argumentó.


 Por Sofía Meier

WhatsApp Image 2023-01-12 at 11.41.48

Bernarda Fuentes Norambuena acusa un caso de discriminación en dos centros de salud en Los Ángeles. Llegando hasta dependencias del hospital señala que explicó al personal la condición de su hijo y acto seguido, le habrían negado la atención por ser un paciente TEA.
Durante el día miércoles de la semana pasada se percata que su hijo Sebastián se encontraba con fiebre y vómitos, decide quedarse en casa, tras ser un síntoma normal en otras ocasiones. Al día siguiente, jueves, el padecimiento de su hijo no disminuía, por lo que toma la decisión de llevarlo al Servicio de Urgencias del hospital de Los Ángeles, dejando su trabajo cercano al mediodía: “Entro al Triage, explico la situación de mi hijo, que tiene un autismo severo. Le cuento, dentro del mesón de informaciones que mi hijo se descompensa y que está con temperatura. Y la señorita del Triage me dice que “ellos no pueden salir y que es mí problema cómo bajaba a mi hijo”.

Tras escuchar esto, Bernarda se va del lugar, en búsqueda de un centro que sí pudiera adecuar la atención a Sebastián. A eso de las 9 de la noche, se dirige al Cesfam Norte, pregunta al personal por indicaciones y en ventanilla nuevamente le negaron la atención de su hijo. Ante la negativa, Bernarda Fuentes pregunta con quién más puede hablar y la envían a la Estación de Enfermeros. Explica nuevamente la situación y le contestan que “no pueden salir por protocolo y que si una persona tuviera un infarto afuera, tampoco pueden salir”.

“Me humillé mucho, yo le dije a la enfermera: “Si a mi hijo le llega a pasar algo grave estando en el vehículo y muere, ¿quién se va a hacer responsable?””. A lo que ella responde que “el único responsable va a ser su hijo, porque fue él quien no quiso bajar del vehículo para ser atendido”. Ante otra negativa, Bernarda se retira del lugar con Sebastián todavía con fiebre. El día viernes, gracias a un contacto en el hospital logran conseguir una atención de una doctora dentro del vehículo, donde fue atendido por enfermeros y sedado para garantizar la tranquilidad de Sebastián y de su madre. Luego de los exámenes, el primer diagnóstico arroja una gastroenteritis.

UNA HISTORIA QUE NO TERMINA


Luego de ser atendido, Bernarda Fuentes dice “haber quedado tranquila”, pero el día sábado la fiebre continúa y decide llevarlo al día siguiente nuevamente a urgencias. Tras cuatro días con fiebre, y para la suerte de Sebastián, personal de Triage realiza la atención en el vehículo: “Explico a la doctora la situación, la condición de mi hijo y ella me dio un “no” rotundo. Que era mí responsabilidad ver cómo bajaba a mí hijo y que ella no salía a hacer intrahospitalidad. Yo le rogué que lo atendiera, que mi hijo no estaba bien. Ella se seguía negando, creo que fue algo déspota, inhumano”.

Dentro de su desesperación, acude a Carabineros a realizar una denuncia por “denegación de servicio y auxilio”, quienes la acompañaron hasta el lugar, exigiendo su atención. Pero aun así, la doctora de urgencias, siguió negando atender a Sebastián, quien para este minuto, ya llevaba cinco días con vómitos, diarrea y fiebre. Luego de insistir e incluso tomar contacto con los altos mandos del hospital, cuenta Bernarda que la doctora “desapareció”. Personal del centro de salud, comunicó además a Bernarda Fuentes, que la atención de urgencia a pediatría “estaba paralizada por la presencia de Carabineros”. Abandona el lugar debido a la desesperación de su hijo, le ofrecen disculpas y atienden nuevamente a Sebastián en el vehículo, argumentando que este cuadro puede extenderse por algunos días más. “Mi hijo llegó a un pick de temperatura de 41.7 grados en la casa, yo me desesperé”, ante esto, otra doctora del hospital se comunicó con Bernarda y la llamaron para una atención con médico. Al realizar los exámenes físicos preliminares y detectar un dolor en la zona abdominal, el procedimiento arroja el real diagnóstico de Sebastián: Apendicitis aguda con absceso peritoneal. Fue operado de urgencia y actualmente se encuentra en la UCI. Bernarda, además de reclamar en el hospital, dejó una denuncia en la fiscalía. No descartó tomar acciones legales frente a los hechos, para “dar voz a las madres en su misma situación”.

LA RESPUESTA DEL HOSPITAL

Diario La Tribuna tomó contacto con el hospital de Los Ángeles, a lo que mediante un comunicado argumentando que “A raíz de los hechos denunciados en el Complejo Asistencial, informa que se instruyó un sumario administrativo, a fin de aclarar los hechos descritos por la usuaria, y de establecer eventuales responsabilidades.

Además, argumentaron que “de forma paralela, un grupo multidisciplinario de profesionales está elaborando un protocolo de atención preferente para los pacientes con Trastornos de Espectro autista”. Y que reiteran su compromiso de trabajar día a día por una atención de salud eficiente, oportuna y de calidad.

RESPUESTA CESFAM


En horas de esta jornada, desde la Dirección Comunal de Salud de Los Ángeles se emitiría un comunicado respecto de esta denuncia ciudadana.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
Caso discriminación TEACaso TEAMadre angelina discriminadaTEA
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes