lee nuestro papel digital

Crónica Ciudadana

Comité de Seguridad de Villa Parque Norte comparte su plan para combatir la delincuencia

En entrevista con diario La Tribuna, el presidente del comité, compartió el modelo de trabajo aplicado en el sector y a la vez destacó que gracias a la organización, lograron retroceder los índices de delincuencia. 


 Por Sofía Meier

WhatsApp Image 2022-12-20 at 16.19.08 (1)

Una preocupación común entre los vecinos es la delincuencia y el crimen organizado. A través de diversos operativos, las fuerzas policiales luchan día a día contra un fenómeno que parece ser inagotable. Si bien los porcentajes arrojan que la cantidad de delitos no ha aumentado en comparación al periodo prepandémico, sigue siendo relevante hablar del tema. Una minoría que deja de caracterizarse como “un número menor a la mayoría” en el momento que involucra vidas y un sentimiento constante a ser una víctima más a la lista de afectados a nivel nacional.

EN MATERIAS DE SEGURIDAD LOCAL 

Uno de los factores que busca enfrentar estas situaciones son las organizaciones vecinales. De acuerdo con información de los municipios, un Comité de Seguridad Vecinal es parte de uno de los pilares fundamentales de las sociedades: La seguridad pública; un deber del Estado y un derecho de cada ciudadano en democracia. El comité de la Villa Parque Norte se formó a finales del año 2019, debido a la ola de robos y crímenes existentes. El sector era nuevo y la desesperación por la delincuencia lleva a los vecinos a organizarse. Más que una Junta de Vecinos, lo que necesitaban era un Comité de Seguridad. Una agrupación vecinal que respondiera frente a sus necesidades específicas y diera solución a sus problemas. En este sentido, Mauricio Parra, quien es presidente del comité, destaca ampliamente la labor de su comunidad, quienes gracias a la organización, lograron retroceder la delincuencia en su sector. 

“Lo más grave que sucedió, fue que entraron ladrones al primer piso de una casa y la vecina se encontraba en el segundo haciendo dormir a sus bebés durante la madrugada. Eso nos desesperó como vecinos, como no nos conocíamos, empezamos a vigilar todo. No sabíamos quiénes eran del sector, quiénes eran extraños; quedamos de acuerdo en hacer rondas de vigilancia, en que una vez a la semana una familia entre 19 de la tarde y las 23 horas hacía un “patrullaje” con sus vehículos. En ese entonces sólo se buscaba generar un elemento disuasivo, ya que no teníamos herramientas de defensa” cuenta Parra, añadiendo que siempre contaron con apoyo de Carabineros en el proceso. Este tipo de rondas de seguridad sirvió para conocer a los vecinos, su primer proyecto consistió en hacer una colecta entre los residentes para poner alarmas comunitarias. Hasta el momento, llevan más de 50 dispositivos instalados. Es importante destacar que el Comité cuenta con personalidad jurídica y que tiene elecciones periódicas. 

“Teníamos un promedio de cuatro delitos y una vez que comenzamos las rondas de vigilancia y formamos este comité, los delitos bajaron prácticamente a cero. El único incidente que vivimos después de su constitución fue una situación que tuvo que ver con el acribillamiento de una persona, que siguieron hasta la villa pero que no era ninguno de nuestros vecinos, lamentablemente terminó muerto. Eso vino a intentar alterar nuestra estadística de delitos, pero fuera de esa situación, es prácticamente cero”. 

Otro de los aspectos que Mauricio recalca es la recuperación de espacios comunes, muchos de estos se han visto vulnerados por agentes externos: “Solicitamos también el corte del pasto en Avenida Eduardo Frei, unas áreas verdes que estaban peligrosas por los incendios. Dentro del mismo parque solicitamos su mantención, es muy importante para nosotros, muy bonito al que nosotros tenemos acceso. Sin embargo, ha sido tomado por las carreras clandestinas, el consumo de alcohol, incluso se habla de prostitución. Contra todas esas necesidades, decidimos organizarnos. Actualmente somos más de 80 miembros”

Algunos de los proyectos realizados por el Comité de Seguridad Parque Norte incluyen: Adquisición de alarmas comunitarias, rondas de vigilancia vecinal, protección y mantención de áreas verdes en la villa, gestión de ruidos molestos, reductores de velocidad y coordinación permanentes con Carabineros, siendo esta última acción lo que vincularía la presencia de su presidente en la entrega del nuevo vehículo policial en la tenencia Centenario de Los Ángeles. Miles son las áreas que comprende este comité, que demuestra que la seguridad está enfocada en muchas áreas, sobre todo en la del bienestar común, meta que no sería factible de alcanzar sin organización. 

 LO BUENO, LO MALO Y LO PENDIENTE 

“Hemos acudido a la Municipalidad en innumerables ocasiones, pero en esta ocasión no hemos encontrado una respuesta favorable para algún proyecto que aumente las alarmas comunitarias, que aumente las cámaras de vigilancia, incluso proyectos sociales como actividades deportivas, cosas que nos permitan utilizar nuestro parque. Queremos protegerlo y hemos presentado iniciativas, pero no nos han respondido. Hemos escrito a la Dirección de Desarrollo Comunitario, incluso tuvimos reuniones con la Dirección de Tránsito para saber si podemos instalar barreras por las carreras clandestinas, hay compromisos. Han pasado cuatro meses de esa reunión y no tenemos respuesta”, comenta Mauricio, haciendo un llamado al alcalde para tomar en cuenta esta situación, que permita poder comunicar sus inquietudes de forma directa. Destaca también que han recibido mucho más apoyo de empresas privadas, antes que las locales. 

Mauricio cuenta que “están conformes con la organización” que llevan hasta el minuto. La misión ahora es cumplir con los documentos correspondientes para conformar una Junta de Vecinos. Si bien no es un estamento oficial, este comité también ha cumplido el rol de una agrupación vecinal de mayor rango, que ha permitido llevar a cabo varios de los proyectos establecidos para y con la comunidad. Parra cierra con un mensaje a la ciudadanía motivando a “no dejarse vencer por la delincuencia, nosotros damos la esperanza de que algo se puede hacer frente a esto. Pareciera que esto es un monstruo, con autoridades displicentes frente a la prevención comunitaria. Esto no es concepto que solamente significa atrapar delincuentes o llevar a personas presas. También significa tener un ambiente tranquilo en donde las familias puedan ocupar los espacios públicos, que estos sean tomados por las familias y no por los delincuentes. Hago un llamado a los vecinos de Los Ángeles, a que tomen como ejemplo este comité, que se organicen y que trabajen en “pro” de una seguridad humana para la ciudad”. 


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
CámarasCarabinerosdelincuenciaHurtosMunicipalidad de Los ÁngelesROBOSseguridad vecinal
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes