lee nuestro papel digital

Crónica Ciudadana

Agresiones, hostigamiento y amenazas: Denuncian caso de bullying en colegio de Los Ángeles

El apoderado interpuso una denuncia en Carabineros por ese hecho. Desde el establecimiento se indicó que se activaron los protocolos correspondientes.


 Por Glenda Ahumada

foto nota bullying
IMAGEN DE ARCHIVO

Una alumna de tercero medio del Colegio Inglés Woodland de Los Ángeles sufrió constantes abusos por parte de compañeras del mismo curso, aseguró su padre, quien tomó contacto con Diario La Tribuna para dar a conocer el caso.

El apoderado tiene dos hijas, alumnas del establecimiento en cuestión. Ambas ingresaron en el año 2013, pero en el 2017 la mayor de ellas comenzó a sufrir conflictos con sus pares.

El padre de las niñas afirmó que su hija es una persona tranquila, asegurando que “ella no bebe, no le gusta salir, tiene excelentes notas, no es conflictiva como para decir que ella inició un problema con sus compañeras”.

En dos ocasiones anteriores en que fue insultada y amenazada de golpes por sus compañeras, el padre ofició al colegio para que éste se hiciera cargo de lo ocurrido, pero no sucedió.

Fue en una tercera oportunidad cuando el padre fue contactado por compañeros de su hija y el colegio, informando que la niña había sido agredida físicamente dentro del establecimiento, por lo que procedió a realizar una denuncia en Carabineros.

Posterior a los hechos relatados, la alumna comenzó con tratamiento psicológico por ataques de angustia, derivados de los ataques de sus compañeras que se repitieron varios años, según contó su padre y del cual el colegio registró solo un episodio.

El último hecho de violencia fue el 8 de junio, instancia en la que su hija sufrió un desmayo producto del colapso mental por el hostigamiento y las amenazas que recibía a diario, según contaron los compañeros al padre.

El apoderado interpuso una denuncia en Carabineros por ese hecho, y además afirmó que la situación no involucra solamente a su hija, sino que el mismo grupo que ejerce bullying acosa también a otras niñas, asegurando que “tienen una especie de clan, los niños ya no son los mismos de antes, y recién en ese episodio el colegio me informó que activó los protocolos de bullying, pero cuando ya estaba hecho el daño”.

El padre de la niña se informó a través de la Ley 20.536 sobre convivencia escolar, publicada el año 2011, que define y sanciona los hechos que pueden ser considerados como acoso escolar, ya sea dentro o fuera de un establecimiento educacional. En virtud de esto, sostuvo que “el colegio debería tomar sanciones pedagógicas o la cancelación de matrícula si se vuelven a repetir los hechos; pero esto tampoco ocurrió, las agresoras de mi hija siguen ahí como si nada, en clases, haciendo la once de vacaciones de invierno, mientras mi hija vive encerrada”.

“Yo no entiendo qué pasa con los colegios, la Superintendencia de Educación. Voy a tener que retirar a mis hijas de este colegio, pero las agresoras siguen ahí, siguen intimidando, acosando y amenazando a otras niñas, y siento que nadie hace nada, todos se lavan las manos”, agregó el progenitor.

Actualmente, la familia está en juicio con el colegio por agresiones de carácter sexual efectuadas contra su hija, señalando que “el colegio le baja el perfil a la situación, no soy solo yo, hay muchas denuncias por diversos hechos de violencia a los que el establecimiento responde que se conversará con los alumnos, se firmaron documentos, pero nada más que eso y mi hija quedó con ese daño, no se le olvidará jamás. Las puse desde chiquititas porque era un buen colegio, pero ya no me da confianza”.

Las situaciones de violencia vividas por la alumna derivaron de gravedad en la UCI del Hospital de Los Ángeles, según relató su padre.

Para el 16 de septiembre está vigente una citación a los Tribunales de Familia, donde se evaluarán las sanciones aplicadas y los hechos que se encuentran en investigación, inspeccionado, solicitando antecedentes y llevando a cabo todo lo que corresponda para constatar las posibles vulneraciones.

DECLARACIÓN DEL ESTABLECIMIENTO

Tras consultar los hechos relatados, el Colegio Inglés Woodland, a través de su director Rodrigo Godoy Acuña, declaró que “el colegio activó los protocolos correspondientes, hay un informe concluyente que avala el cumplimiento de todas las etapas formales ante situaciones de este tipo”.

Se añade que “se está prestando el acompañamiento debido a las estudiantes involucradas, además de poner todos los antecedentes a disposición de la Superintendencia de Educación región del Biobío, con el objetivo de solicitar mediación frente al conflicto”.

Asimismo, la declaración señala que “como colegio estamos brindando el apoyo a las familias de las estudiantes involucradas, con el afán de lograr el bienestar de cada una de ellas”. La familia afectada espera la audiencia de septiembre para exponer su versión y que las autoridades respondan por los daños ocasionados.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
BullyingColegio Inglés WoodlandDenuncia por bullying
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes