lee nuestra edición impresa

Crónica Ciudadana

Las dificultades de acceso a internet en zonas rurales en Los Ángeles

A nivel nacional, el porcentaje de conectividad en zonas rurales llega solo al 57,9 %, mientras que en zonas urbanas la cifra escala al 80 %.


 Por Nicolás Muñoz

TELEFONO (4)

En muchas zonas del planeta es difícil, sino imposible, concebir una vida alejada de las tecnologías de la comunicación, las cuales no han sido indiferentes a nuestro país.

Sin embargo, aunque cueste creerlo, existen lugares que aún se mantienen alejados de estas herramientas. Fuera de la tan anhelada desconexión que pueden entregar estas zonas, la verdad es que la carencia de una conexión impide que muchas personas puedan disfrutar de las ventajas de la nueva era digital.

Internet nació a finales de la década de los 60 en un proyecto norteamericano llamado ARPAnet (Advanced Research Projects Agency Network). Actualmente, la Real Academia Española lo define en su diccionario como “red informática mundial, descentralizada, formada por la conexión directa entre computadoras mediante un protocolo especial de comunicación”, siendo una de sus características principales la inmediatez al momento de recibir o enviar información.

En nuestro país, según el estudio “Brecha en el uso de internet 2020”, elaborado por la fundación País Digital, se pudo comprobar que durante el año pasado, el 80 % de los chilenos tenían acceso a internet. En el caso particular de la región del Biobío, el 75,8 % de sus residentes cuentan con acceso a la web.

A raíz de esto es que surge la duda respecto al 24,2 % de los ciudadanos de la región que no tienen conexión a internet.

Rafael Ulloa, residente de la comuna de Los Ángeles, profundizó una situación en particular que afecta a diferentes residentes del sector de Las Trancas, situado a unos 12 kilómetros al poniente de la capital provincial.

“Compré un terreno hace unos cuatro años aproximadamente, y en ese tiempo mantenía un plan de teléfono asociado a la compañía Entel. Al llegar al sector nos dimos cuenta que no existía señal que nos permitiera llamar o mantener conexión a internet. Con los años fuimos probando otras proveedoras de servicio como Movistar, Claro o Wom, pero al persistir la misma situación, me di cuenta que era un problema de la zona”, afirmó.

Acerca de algunas posibles soluciones, Rafael explicó que “hay vecinos que han contratado internet satelital, pero lamentablemente, las tarifas mensuales son muy elevadas. Misma situación con los repetidores de señal, los cuales, si bien solucionan en parte el problema, adquirir uno considera una inversión inicial bastante alta. Entonces, que uno pague un plan de telefonía debería ser suficiente para estar conectado y no tener que estar pagando gastos extras para poder utilizarlo”.

Por último, Rafael manifestó su inquietud de no poder llamar a nadie en alguna situación de emergencia. “Nosotros estamos construyendo en el terreno, sin embargo, mudarnos, por lo pronto, lo veo bastante difícil, ya que cuando vamos por una tarde tenemos que dar aviso a nuestros cercanos que no estaremos disponibles hasta la noche. En el caso que necesitemos contactarnos con ellos por cualquier cosa, debemos salir a buscar señal hacia Los Ángeles”, expresó.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
etiquetas
conectividadInternetproblemas de conectividadzonas rurales

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes