sábado 24 de agosto, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Comunas

Guerra comercial entre EEUU y China: el conflicto mundial que llega a la economía de Biobío


 Por Claudia Robles

madera

GUERRA COMERCIAL ENTRE EEUU Y CHINA

Gremios productivos de Biobío analizan el panorama entre las mega-economías.

En el último informe de ProChile se destaca el crecimiento de un 101% en la exportación de arándanos frescos comparado con la temporada anterior, desde US$40 a US$ 82 millones, que ayuda a potenciar a la región del Biobío como exportadora agroalimentaria, dada la superficie de 1.800 hectáreas plantadas, las que van en aumento.

El conflicto entre Estados Unidos y China es materia de análisis, preocupación e incertidumbre para muchos sectores económicos del país, particularmente en la región del Biobío.

Para Chile, ambos países, representan los dos primeros socios comerciales, por lo que habrá todo tipo de efectos, que no serán nada fáciles de enfrentar. La crisis entre ambas naciones volvió a agravarse luego que el fin de semana último, el Presidente Donald Trump se distanciara de la posibilidad de un acuerdo comercial con China.

Frente al impacto de la crisis mundial en la economía local, el presidente de la Cámara de Comercio de Los Ángeles, Miguel Pezoa afirmó que “no es un conflicto tan lejano porque el comercio se desarrolla entre países. Nosotros de alguna u otra manera estamos entregando materia prima tanto a Estados Unidos como a China”.

Agregó que “este gran enfrentamiento, que tienen estas dos grandes potencias, efectivamente está colocando en riesgo, de una o de otra manera, al desarrollo de las economías más pequeñas, en este caso Chile”. Argumentó que nuestro país y la región se ven envueltas en un conflicto, “porque exportamos e importamos grandes cantidades de productos y en la medida en que esos países estén con las dificultades de colocarse sobretasas, para uno u otro lado, eso también complica a Chile, donde ya tenemos dificultades con el dólar, con el cobre, con los productos que vamos a importar porque probablemente lleguen más caros”.

El presidente de la Cámara de Comercio subrayó “evidentemente que esta demostración de fuerzas que están haciendo estos dos países, en cuanto a quién quiere tener la supremacía del comercio, está complicando al comercio. Nos está pegando y muy fuerte”. En tal sentido, abordó el impacto en el rubro maderero: “existe una cantidad importante de aserraderos que, de no llegar a acuerdo pronto, enfrentan la latente y clara repercusión en la economía, con la pérdida de entre 3 mil a 4 mil empleos en la región porque no tienen materia prima para seguir operando”.

INDUSTRIA DE LA MADERA

En conversación con diario La Tribuna, el vicepresidente regional de Corporación de la Madera –Corma-, Eduardo Hernández, afirmó que el impacto ya es evidente.

¿Cree usted que el conflicto tendrá un impacto en el rubro maderero?

Chile tiene una alta participación tanto en el mercado de Estados Unidos como en el de China. Cerca del 50% de nuestras exportaciones totales son a esos países, con lo que efectivamente cualquier cambio en sus políticas comerciales tiene un efecto en nuestras ventas. En términos de la industria maderera, alrededor de un 65% de las exportaciones de los aserraderos tiene destino a Asia y con alta participación en la industria de la mueblería, que fue especialmente afectada por esta situación, lo que está afectando nuestra demanda, y por supuesto nuestros precios.

Respecto de las exportaciones de la región, ¿Cree usted que experimentarán alguna caída?

La baja de precios y demanda que hemos experimentado en algunos mercados y productos sin duda afectará el valor total de nuestras exportaciones. Como referencia, si consideramos las importaciones de madera chilena desde China, estas son un 18% inferiores durante el primer semestre de este año, comparado con el mismo período del año 2018, y los precios un 8% inferiores, considerando los mismos periodos de comparación, citando a la Consultoría Internacional Wood Markets, éstos datos debieran ser muy representativos de lo que sucede en nuestra región. Es posible que estas cifras se mantengan a la baja también durante el segundo semestre.

¿Cuándo podrían hacerse efectivos los impactos en la actividad?

Los efectos ya se pueden percibir con bajas en volumen y en precios, pero es posible que estos efectos se reflejen con aún más fuerza en este segundo semestre, no sólo en el mercado chino, sino también en otros como Corea y posiblemente Japón.

Durante el primer semestre de este año, dos grandes productores de madera canadiense anunciaron públicamente la detención momentánea de varios de sus aserraderos, Canfor en mayo y West Fraser en junio, y en los últimos meses, varios productores nacionales han reducido turnos como consecuencia de una menor demanda y precios en los mercados descritos.

¿Cómo vislumbran el panorama actual? ¿Se mantienen positivos?

De todas maneras tenemos la confianza de que los líderes globales de estas grandes economías resolverán sus diferencias, apostando por mercados abiertos y competitivos dado el enorme beneficio que esto significa para el mundo y muy especialmente para economías emergentes como la nuestra.

AGRICULTURA DE BIOBÍO

El presidente de la Sociedad Agrícola de Biobío, José Miguel Stegmeier, manifestó que los impactos serán del corto al largo plazo, todo condicionado al panorama económico mundial.

¿Qué impacto puede tener la guerra comercial entre China y Estados Unidos en la provincia de Biobío como potencia alimentaria?

Podría impactar, al menos en el corto plazo, positivamente en rubros como la fruta y los vinos. El problema es que es una consecuencia de esta guerra comercial que puede efectivamente generar estas distorsiones de mercado y que aunque signifique impactos positivos de carácter parcial, en lo global, se crea un clima artificial en el comercio internacional y con consecuencias impredecibles.

Al hablar de “…al corto plazo y positivamente”, ¿en qué rubros?

Estados Unidos, sin poder exportar a China, tendrá que ubicar sus producciones en otros mercados y uno de ellos puede ser Chile. Por lo tanto, podríamos sufrir un ingreso de productos, como por ejemplo trigo, lácteos, carnes e incluso frutas y vinos, a bajos precios, que podrían competir con la producción local, generando nefastas consecuencias para nuestros agricultores. En definitiva, lo que podamos obtener en cuanto a beneficios por acceder mejor a China, lo podemos perder por esta competencia desleal que se produciría por las importaciones norteamericanas, afectando fundamentalmente a los agricultores que destinan sus productos al mercado interno.

¿Existe forma de prepararse para enfrentar un escenario negativo?

Tenemos la opción de recurrir a la Comisión de Distorsiones, pero es un requerimiento que demora y no es nada de seguro.

NUEVOS MERCADOS

El seremi de Agricultura, Francisco Lagos, indicó que “el desafío este año es seguir conquistando mercados. La guerra comercial hace fundamental aprobar el TPP-11, acuerdo que nos amplía el portafolio. Tenemos que seguir conquistando el Sudeste asiático, entre otros destinos. La región destaca como una de las mayores exportadoras de productos forestales del país sobresalen sus envíos de celulosa, tableros de madera, molduras, entre otros. Más del 74% de las exportaciones de la región están ligadas a la exportación de madera y productos derivados”. “También se destaca en la exportación agropecuaria los arándanos frescos con un significativo aumento. Para cada uno de estos rubros es vital la internacionalización de la economía regional, tanto para los exportadores directos, como para los productores y toda su red local de proveedores, que se benefician a través de nuevas oportunidades comerciales en el mundo, tales como las que otorga el Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (CPTPP)”, apuntó. Enfatizó que “el TPP11 es el tercer mayor Tratado de Libre Comercio del mundo y está integrado por 11 países del Asia Pacífico, que en su conjunto conforman un mercado ampliado de más de 500 millones de personas”. Finalmente, el secretario regional ministerial, agregó que “las nuevas ventajas arancelarias que Chile obtendrá gracias a la implementación del tratado, permitirán que los exportadores del Biobío puedan ampliar en forma considerable sus envíos al bloque, sobre todo en productos silvoagropecuarios, que tenían beneficios limitados en los tratados bilaterales previos”.


  • Compartir:
etiquetas
comercioECONOMÍA

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes