lee nuestro papel digital

Cartas

Pago del IVA por servicios profesionales


 Por Prensa La Tribuna

Señora directora

Los clientes de los prestadores de servicios que al 2022 facturaban exento, a partir de enero deberán analizar si incorporan en sus proyecciones de flujos el pago del IVA o dejar que el prestador de servicio asuma ese costo, afectando su margen en el 19% del valor de venta.

Por ejemplo, al venderse servicios por $ 1.000.000, si el valor es más IVA, el impuesto adicional a recaudar lo pagará el cliente. En caso que sea una empresa, si se encuentra afecta a IVA lo recuperará en la venta de sus bienes o servicios, y si no o es persona natural lo debe asumir como un mayor egreso de caja. Pero si el prestador de servicio cobra $ 1.000.000 IVA incluido, su ingreso por venta será de $ 840.336 (neto), un 16% menos de ingreso, porque los $ 159.664 restantes son el IVA Débito Fiscal, que se pagan al fisco.

El problema para el prestador de servicios es que si tiene un margen final de un 30%, a partir de enero tendrá solo un 14%. Si margina menos -ojalá la cifra no baje del 15%-, su negocio puede cerrar, o deberá reinventarse.

Vivimos en una sociedad reactiva y no proactiva. Esta medida fue incluida en un proyecto del 2021, aprobado como ley en febrero de 2022 y recién empezó a ser levantado con fuerza en octubre de este año.

Cuando existe la necesidad de recaudación fiscal del Estado, el cumplimiento tributario debe ser entendido y analizado en todo nivel, ya que pueden existir importantes efectos y cambios en los modelos de negocios, procesos y relaciones comerciales de las organizaciones y, de paso, en el empleo.

Guillermo Rebolledo

Profesor UEjecutivos

Facultad de Economía y Negocios Universidad de Chile


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes