domingo 13 de octubre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Agroforestal

Se extiende aplicación DL 701 fomento forestal hasta el 2018

Se focalizó las bonificaciones asignando porcentajes de 90% para los pequeños propietarios forestales, 75% para medianos y 50% para grandes empresarios.


 Por CAROLINA BASSO

22-07-2015_16-12-296.2

La comisión de Agricultura, de la Cámara de Diputados, aprobó y despachó a su par de Hacienda el proyecto que prorroga hasta diciembre de 2018 la vigencia del DL 701, sobre fomento forestal, por ende se define que a contar del 1 de enero de 2016 hasta el 31 de diciembre de 2018, el Estado entregará la bonificación establecida por dicho fomento.

 

Cabe señalar, que para hacerlas efectivas durante el año 2016, Conaf fijará en un plazo no mayor a sesenta días hábiles, previa aprobación de los ministerios de Agricultura y Hacienda, el valor de los costos de las actividades bonificables.

 

El DL 701 entró en vigencia en el año 1974 con el objetivo de incorporar nuevos terrenos, preferentemente forestal, al desarrollo económico del país y así fomentar la creación de una gran superficie de bosques plantados para abastecer la industria forestal nacional. Como resultado de lo anterior, durante los primeros veinte años de su vigencia, se bonificaron 807.203 hectáreas de superficie forestada, la mayoría de ellas en terrenos altamente degradados, los que fueron recuperados.

 

Igualmente, luego de casi tres años de tramitación parlamentaria, en mayo de 1998 fue publicado en el Diario oficial la Ley 19.561, la que modificó el DL 701, teniendo como objetivos principales integrar progresivamente a los pequeños propietarios, eso a los beneficios provenientes del desarrollo forestal, como fomentar la protección y recuperación de suelos erosionados mediante trabajos, además de modernizar los procedimientos de administración de la bonificación y perfeccionar el régimen de sanciones aplicables.

 

Para lo anterior, la ley estableció, por un período de 15 años, incentivos a la actividad forestal con los que se esperaba generar las bases para un desarrollo más equilibrado socialmente y con un mayor aporte de la calidad del medio ambiente. “Es así, como durante los diecisiete años de vigencia de los nuevos incentivos, el Estado asignó un total de US$746 millones por concepto de bonificaciones forestales, de los cuales, aproximadamente el 49% fue captado por pequeños propietarios, revirtiéndose en alguna medida el proceso de concentración de beneficios que caracterizó la primera etapa del DL 701, ampliándose de manera significativa hacia un sector social que no se encontraba plenamente integrado al desarrollo forestal”, se precisó en la sesión.

 

Detallándose, que en términos de superficie, durante dicho período se bonificaron por forestación 508 mil nuevas hectáreas en el país, de las cuales, aproximadamente el 38% fueron establecidas en predios de pequeños forestales. Dicho rango de superficie, contemplaron 215 mil hectáreas de labores de protección y recuperación de suelos degradados.

 

El Gobierno indicó que, faltando menos de un año para cumplirse el plazo límite de vigencia del beneficio, la administración de la época envió al Parlamento un proyecto de ley cuyo objetivo fue prorrogar por dos años los incentivos del DL 701. La ley focalizó las bonificaciones asignando porcentajes de 90% para los pequeños propietarios forestales, 75% para medianos y 50% para los más grandes. Y  adicionalmente, para efectos de resguardar los intereses de los ciudadanos que postulen, el proyecto de ley creó un registro de operadores forestales. Eso fue publicado como ley el 3 de enero de 2011.

 

Desde Corma, la gerente nacional María Teresa Arana, señaló que considerando que en el país hay más de 2 millones de hectáreas de suelo con erosión, en superficies de aptitud preferentemente forestal, que no son arables, donde el uso de ellos no tiene otro uso alternativo que no sea la forestal, una prórroga del DL701 es positivo para los sectores rurales y para pequeños propietarios.

 

“La forestación en suelos erosionados es una herramienta de alto impacto ambiental y social, ya que se dirige a este tipo de terrenos y propietarios. Estimativamente, en todo caso, en los 3 años de prórroga se podría llegar a plantar una proporción muy pequeña de esta superficie, algo así como 50 mil hectáreas en todo el país”, declaró.

 

Además mencionó que la forestación tiene muchas externalidades positivas, “genera ingresos y oportunidades laborales en una gran extensión de tierras, además da empleos directos donde se encuentran las empresas, creando también múltiples iniciativas en pro del desarrollo de la comunidad”, indicó Arana.

 

Desde el punto de vista ambiental, agregó que la forestación recupera suelos erosionados, captura CO2, “reduce los gases de efecto invernadero y por lo tanto, contrarrestando el cambio climático y mejora la calidad del agua de las cuencas.

 

“Sería ideal que en vez de una prórroga hubiese una ley de incentivo a la forestación en estos terrenos erosionados, dirigido hacia pequeños y medianos propietarios y que incorporara una definición más simple de estos niveles de propietarios así como otras actividades que permitieran aumentar la productividad y rentabilidad de las plantaciones en segmento de pequeños y medianos propietarios, como : Incentivar la asociatividad, tramitación simplificada para pequeños propietarios con sellos de certificación de manejo forestal sustentable, forestación con plantas mejoradas, entre otras”, argumentó.

 

Por último, la gerente nacional de Corma contó que hoy con los sellos de manejo forestal sustentable, se puede asegurar que estas plantaciones están bien manejadas, desde el punto de vista económico, ambiental y social. “Hay que recordar que en Chile el 70% de las plantaciones está certificada, un porcentaje que está sobre el promedio mundial”.

 

Newsletter

  • Compartir:
etiquetas
AGROFORESTALComisión de AgriculturaCormaDL701Fomento Forestalforestal

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes