suscríbete al boletín diario

Los Ángeles

Javiera Matus de la Parra: ?la actual gestión del teatro Biobío no considera la democratización de los recursos?

La gerente de la Corporación Cultural Municipal se refirió a la polémica que ha afectado al Teatro Regional, ya que ella fue parte del directorio que generó los cuestionamientos que hoy están en la vitrina pública.


 Por La Tribuna

24-03-2019_22-54-231__whatsappimage2019-03-22at15.41.22.jpeg

En entrevista realizada en Radio San Cristóbal con el periodista Benjamín Ahumada, la gerente de la Corporación Cultural Municipal de Los Ángeles (CCMLA), Javiera Matus de la Parra, se refirió en primera persona acerca de la polémica que salió a la luz y que tiene como protagonista al Teatro Regional del Biobío por una demanda de tutela laboral y despido injustificado dirigida a Francisca Peró, actual directora ejecutiva.

Para contextualizar, se detalla que la periodista Andrea Alcaíno acusó vulneración de derechos a la institución, ya que según su versión, habría sido marginada de sus funciones cuando se negó a validar un montaje escénico de una compañía ligada al marido de Peró.

Este último punto es al que se refiere Javiera Matus de la Parra, quien participó activamente como miembro del directorio del Teatro Regional junto a Sergio Muñoz, director de la Compañía Perfiles y Siluetas.

De acuerdo a lo relatado por Matus de la Parra, ambos se retiraron de la entidad, ya que no estaban de acuerdo con la gestión realizada el 2018, por lo tanto, la provincia se habría quedado sin representación en la organización.

La situación habría comenzado por la propuesta de presentar una obra denominada 27F con una compañía de Santiago y en la que tendría una participación la pareja de Peró, y además se solicitaba al directorio aprobar 30 millones de pesos para el montaje.

 “Nosotros como directorio de ese momento recibimos cartas en donde distintas compañías artísticas locales, tanto de Concepción como de Los Ángeles, se quejaban y manifestaban su reprobación de que se realizara esta obra denominada 27F; esta era una obra que se iba a hacer con una compañía de Santiago que se llama La Laura Palmer, y tenía un presupuesto por sobre los 30 millones de pesos”.

Matus de la Parra aseguró que “finalmente nunca se firmó un contrato con La Laura Palmer, y tampoco esos 30 millones fueron aprobados por el directorio. Por lo tanto, el directorio se enteró casi o prácticamente a través de los medios de que esa obra se iba a presentar en el Teatro Regional y un poco a propósito de los reclamos de las compañías de la región y considerando que el valor de 30 millones es exacerbado”.

PRESUPUESTO DESBORDADO

Javiera analizó que “considerando la realidad cultural que vivimos en las regiones, nos pareció que era importante revisar el tema; hicimos una votación en la mesa de directorio y finalmente se pospuso indefinidamente el proyecto 27F”.

Uno de los argumentos que esgrimió Javiera a la directora ejecutiva del teatro para fundamentar su rechazo a la actividad, fue que la Corporación Cultural Municipal con 30 millones programa un semestre de actividades. “Con ese financiamiento nosotros realizamos todas las actividades: ballet, pintura, teatro entre otras”. 

“La suma es una suma muy alta, en este caso un proceso creativo que iba a durar un par de meses. Sin embargo, sigue siendo casi una burla para los actores y para todos”, declaró.

Javiera explicó un poco el desarrollo del proyecto. “Esto tenía que ver con una residencia, se iban a hacer distintos talleres donde se iba a recoger las vivencias de ciertas personas para el 27F, y luego con eso se iba a hacer una dramaturgia y una puesta final”.

PRESIONES DE SIDARTE CAPITALINO

Lo que detalló Javiera fue que “Francisca Peró presionó a la periodista para que hiciera presión a través de los medios para que aceptáramos la obra”. Pero una de las situaciones más dramáticas fue que también se habría involucrado Sidarte, el sindicato de actores, desde Santiago.

“Ellos estaban a favor de la compañía La Laura Palmer; recibimos ciertas cartas intimidatorias en donde señalaban que podíamos ser demandados por incumplimiento de contrato”. Contrato que, según aseguró Javiera, nunca existió, porque fue un presupuesto que nunca se aprobó por directorio, eso no existe en acta.

“Respecto a la demanda laboral, yo no me puedo referir, ya que no presencié nada de esto, no me consta, sin embargo, eso fue informado en su momento igual al directorio”, sentenció Javiera.

TEATRO REGIONAL QUE NO ES DEL BIOBÍO

La gerente de la CCMLA enfatizó que “dentro de un teatro regional lo que todos esperamos es que la cultura se descentralice, que llegue también a todos los actores culturales de la provincia que componen la región del Biobío, y lamentablemente con el teatro regional y las gestiones, eso no ha sucedido; hay prácticamente cero participación del resto de las provincias en el teatro, considerando que ellos tienen un presupuesto elevadísimo en comparación con  el que contamos el resto de las instituciones públicas y privadas dentro de la región, por lo tanto, ellos tienen el deber moral, y no tan solo moral, sino que ellos han sido creados para descentralizar la cultura dentro de la región del Biobío, y eso no ha sucedido”.

Otro de los puntos expuesto por Matus de la Parra es que la institución no recibe invitaciones del teatro para poder optar a postular las obras. “Yo entiendo que se hace una difusión por redes sociales, pero no hay un trabajo para contactar a cada organización”.

“En ese sentido, lamentamos mucho que la actual gestión del teatro no considere la democratización de los recursos y también sentimos mucho que no se incluya al resto de los artistas. O sea, los ojos están puestos en Santiago y lo que vemos en el Teatro Regional es una réplica de lo que vemos en el GAM”, manifestó la ejecutiva provincial.

Finalmente, emite una dura reflexión, ya que ella participaba en el directorio a título personal, no como gerente de la CMMLA. “A mi juicio personal, como Javiera Matus de la Parra, la actual administración le hace daño a la cultura regional. Yo considero que esta es una situación grave. Igual me gustaría aclarar que mi participación en el directorio fue a título personal, no como gerente de la corporación, ya que la CCMLA no es socia del teatro regional, y como fue en esa lead no tuve problemas en oponerme públicamente a este tipo de prácticas. Esto asociado a que el marido de la actual directora era o es parte de la compañía”, pronunció.  

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes