sábado 07 de diciembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Los Ángeles

Guillermo Roa: un hombre que vive de la música peatonal

El artista viajero, de origen indefinido, recorre gran parte del país junto a su quena. Hoy está de paso en Los Ángeles.


 Por Marcela Vidal

06-02-2018_19-55-061__10.2

“Yo vivo de mi música y eso me hace feliz. Es un oficio sano y limpio”, explicó Guillermo Roa, antes de comenzar su repertorio musical, en plena avenida Colón, aquí entona diversas melodías con su quena, instrumento que el ama, porque es su compañera de aventuras.

Este hombre a su extensa edad –no quiso revelar cuántos años- explicó que es cantante desde los 20, cuando descubrió que quería vivir de la música, hecho que lo ha llevado a viajar a distintos puntos del país y del extranjero con su instrumento colgado al cuello.

Explicó que su escenario es simple, pues siempre lleva a su lado un micrófono, un parlante, más el aire que sus pulmones. Entre las melodías de sus canciones se pueden identificar a Los Jaivas y clásicos nortinos que no dejan indiferente a nadie.

Su historia musical la fundó su madre y ante ello, dijo que “mi madre era de Valparaíso, ella me enseñó el valor de la música, era cantante y bailarina de la agrupación Aires del Pacífico, ella recorrió todo el país y el extranjero. Así comprendí el valor de la música”. 

En su vida, se ha presentado en tantos escenarios y en diversas calles que no recuerda cuántas son, porque todo depende de los ingresos y del tiempo que él pueda dedicar, pero lo principal es el cariño del público ya que de eso vive.

“Voy viajando en distintas ciudades y donde me va mejor, me quedo un tiempo, todo depende del cariño. Por eso siempre vuelvo. Tampoco trato de quedarme mucho tiempo o la gente se aburre” agregó el trabajador independiente entre risas, hoy sólo sabe, que encuentra en Los Ángeles, como hace muchos años lo ha repetido.

UN TRABAJO COMO CUALQUIER OTRO

Si bien con su música puede llegar a todo el que transita por la avenida Colón, este músico dijo que esto no es un trabajo fácil, pues en él hay que dejar todo el talento, para que la gente le entregue su ingreso.

Por ello inicia su jornada a las 9 de la mañana, cuando todos inician su día y continúa hasta la tarde, pasado las 18 horas.

Si bien la jornada es larga dice que lo vale y no se aburre, puesto que así lo ha hecho todo su vida y espera seguir así porque esto es lo que lo hace feliz y está seguro, que muchas de las personas que transitan por la calle agradecen escuchar algo diferente, explicó que lo sabe por la mirada y con eso basta para continuar día a día.

Newsletter

  • Compartir:
etiquetas
Artistas callejerosMUSICAPopular

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes