miércoles 18 de septiembre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Los Ángeles

Iniciativa permite que bebés se autosalven de morir ahogados

Roxana Gatica es una de las 2 instructoras que ejercen la técnica Auto Rescate Acuático ISR, de Infant Swim en Chile.


 Por PIA SALCEDO

BEBES

Luego de ver en las noticias el video de Mils, un niño de no más de un año de edad y que llega a una piscina y cae, comienza a flotar y a llamar a sus padres hasta que es socorrido, cambió para siempre el rumbo de Roxana, una profesora de educación física que conoció el sistema de Infant Swim. “Se me hizo increíble esto, y apenas lo vi pensé, ‘yo debo aprender eso’”, comentó Roxana Gatica.

Roxana explicó que el método ISR, Auto Rescate Acuático, se imparte a los menores desde los seis meses. El Infant Swim es una técnica que enseña a los niños desde los seis meses a flotar o nadar hasta la orilla y, dependiendo de la edad, a sobrevivir y nadar a una caída dentro de una piscina.

Tras conocer la técnica, la docente titulada de la Universidad de Concepción tomó contacto con Lorena Sandoval, quien es la primera chilena en instruirse en la técnica.

La profesional que motivó a Roxana -a raíz del lamentable accidente que sufrió la hija de Andrés Velasco y Consuelo Saavedra en 2009- averiguó del tema y llegó a sitios de internet en Estados Unidos que indicaban que ISR era el único método efectivo de salvar la vida de los niños cuando éstos se han perdido de vista o han saltado las barreras de las piscinas.

Tras realizar el curso, la profesional angelina se certificó durante junio del 2014, en la provincia de Rosario, Argentina, experiencia que vivió con su hijo, el cual aprendió a autorescatarse en caso de emergencia.

La certificada comentó que este método data de hace más de 47 años. “ISR comenzó en la década de los 60 y lo que pretende es empoderar al niño con habilidades que le permitan autosalvarse lo que pueden hacer la diferencia entre una tragedia y un accidente”, indicó.

De la misma manera, la profesional señaló que las clases son personalizadas e intensivas de 10 minutos diarios, las cuales realiza en el gimnasio de la ciudad ubicado en calle Marconi.

“Actualmente entreno a 12 niños que tienen entre 6 meses y un año, las clases las realizo en el gimnasio, ya que deben efectuar en piscinas que tengan una cierta temperatura, las clases son los 5 días a la semana y los bebés aprenden a flotar entre las 4 y 8 semanas”, puntualizó.

La profesora de educación física indicó que los menores trabajan bajo la técnica del estímulo-respuesta, por lo cual son inducidos a que interioricen la habilidad. ”Existen dos tipos de alumnos, los de seis meses al año, que les llamamos ‘flotadores’, a ellos les enseño cómo buscar la superficie luego de caerse y luego comienzan a flotar de espalda. Los segundos, que son pequeños a partir de un año, pueden aprender a nadar y flotar hasta la orilla, ellos pueden nadar y desplazarse hasta la orilla por debajo del agua con los ojitos abiertos, y así consecutivamente ponerse de espalda para tomar aire, respirar, descansar y luego volver a nadar hasta que lleguen a la orilla”, contó.

Roxana comentó que todos los alumnos de Infant Swimming Resource terminan utilizando su preparación haciendo los ejercicios con ropa de verano y de invierno, “el objetivo de la técnica es enseñarle al niño una situación similar a la de un accidente real y que demuestre su capacidad de enfrentarla de la forma apropiada”.

ISR nació en 1966 en Florida, Estados Unidos, cuando Harvey Barnett, su fundador, era salvavidas y se enteró de la trágica muerte del hijo de un vecino, quien falleció ahogado, momento en el cual Barnett comenzó a investigar y aprender.

Actualmente existen más de 450 instructores certificados ISR en todo el mundo. Se han documentado 790 casos de niños que han utilizado las técnicas de auto rescate ISR para salvarse a sí mismos de ahogarse.

PRIMERA CAUSA DE MUERTE

La asfixia por inmersión es la primera causa de muerte accidental en niños de entre 1 y 4 años en Chile, según el estudio realizado por el Centro de Formación Técnica ENAC.

También, es el tercer motivo de deceso en menores de 14 años.

Según las últimas estadísticas entregadas por el Ministerio de Desarrollo Social y el Senadis, un 60% de los menores que sufre algún accidente por inmersión fallece y el 40% restante queda con daño neurológico.

Newsletter

  • Compartir:
etiquetas
BEBESISR

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes