suscríbete al boletín diario

Santa Bárbara

Con flores melíferas buscan potenciar la apicultura en Biobío

Con plantaciones de quillay, peumo, boldo, maitén, guindo santo y arrayán buscan favorecer la producción de miel entre apicultores de la provincia de Biobío.


 Por La Tribuna

principal MIEL 1 (2)

Dentro de la región, la provincia de Biobío concentra la mayor superficie y producción apícola, cuyas características y propiedades llevan a ubicar a la miel entre las de mayor calidad a nivel mundial, condición que deriva en metas y desafíos por parte de los productores, que buscan no sólo aumentar la producción sino que además mantener y mejorar la producción en forma sustentable y con protección al medioambiente.

Según los datos de la Secretaría Regional Ministerial de Agricultura de cara al 2020, los desafíos y compromisos pasan también por aumentar la cantidad de huertos melíferos. Por ejemplo, en Alto Biobío y Quilleco, con cinco por comuna. En este sentido, el Instituto Forestal –Infor- desarrolló un programa financiado por el Gobierno Regional dirigido a apicultores de Biobío que fueron beneficiados con huertos melíferos y capacitación técnica. En total, cien plantaciones entre las regiones de Biobío y Ñuble, a través de la segunda etapa del programa “Transferencia Flora Forestal Melífera para Mejorar el Negocio Apícola del Biobío, Fase II”, que es ejecutado por Instituto Forestal (Infor), servicio dependiente del Ministerio de Agricultura y financiado por el Gobierno Regional.

LAS ESPECIES

El quillay, una de las especies dominantes de Chile central y de gran importancia como fuente de néctar en la producción apícola, se suma a las plantaciones de peumo, boldo, maitén, guindo santo y arrayán, que sirven como alimento para las abejas y favorecen a la producción de miel. Las abejas utilizan el néctar floral de las especies vegetales que crecen en la cercanía de la colmena, para convertirlo en miel.

Dichas especies forman parte de las plantaciones desarrollas durante meses en la provincia, y que llegaron a su fase final, con el cierre del programa, que se realizó en el predio del apicultor, Jorge Salamanca, en el sector Los Mayos de la comuna de Santa Bárbara, donde se establecieron cuatro hectáreas, con mil 600 plantas, de 13 especies diferentes.

Al respecto, el seremi de Agricultura, Francisco Lagos, precisó que el ministerio junto a instituciones como Infor están disponibles para ayudar a los agricultores. “Para nosotros es de especial importancia apoyar los rubros, que pertenecen a la agricultura familiar campesina. En este caso, ayudando a los apicultores para que de esta forma produzcan más y mejor miel y en forma sustentable”, sostuvo Lagos.

Por otra parte, el gerente de INFOR sede Biobío Álvaro Sotomayor, explicó que actualmente trabajan con la pequeña agricultura a través de un programa del Fondo Nacional de Desarrollo Regional –FNDR- “para aumentar la cantidad de flores melíferas a través de la restauración y suplementación de la diversidad floral con énfasis en especies forestales nativas, para así ayudar a los apicultores para que puedan nutrir a sus abejas, y disminuir la trashumancia, que perjudica a las abejas al cambiar constantemente el hábitat, perdiendo vigor y afectando la salud de las abejas”.

En tanto, María Paz Molina, encargada del programa apícola expresó “nos hemos comprometido a establecer 40 hectáreas de huertos o unidades melíferas entre 40 a 50 propietarios de la región, a capacitar a 250 personas en temáticas relativas a incrementar competitividad y competencias técnicas de apicultores regionales, a realizar estudios para caracterizar las mieles regionales, y a mantener esos huertos durante el periodo del programa y después con capacitaciones de mantención y manejo”.

Mientras que durante la primera etapa del proyecto se desarrollaron protocolos de producción de plantas y plantación para 22 especies nativas y 7 exóticas de reconocida utilidad melífera.

ESTUDIOS EN BIOBÍO

Se recordó que un estudio realizado por el Laboratorio de Palinología y Ecología Vegetal del Departamento de Ciencias y Tecnología Vegetal de la Universidad de Concepción (UdeC) concluyó que tres comunas de la región del Biobío cuentan con miel única en el mundo.

Se trata de Santa Bárbara, Antuco y Alto Biobío, que arrojaron un origen monofloral y bifloral con un porcentaje superior al 45%.

La investigación “Determinación del origen floral de miel natural de abeja de la región geográfica Biobío Cordillera” estableció que estas mieles cuentan con características nativas, endémicas, y de alta calidad que hasta ahora no habían sido descritas en la literatura científica.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
apicultoresfloresInformiel

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes