miércoles 17 de julio, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

San Cristóbal 40 años

Kike Blues: “Un músico nunca termina de describirse a sí mismo”

El cantautor peruano, angelino por adopción, es uno de los invitados al encuentro de bandas del aniversario de Radio San Cristóbal. Aquí repasa sus influencias, su inspiración y hasta la curiosa historia de su bautizo.


 Por Marisel Venegas

_DSC9332

–¿Cuál es tu nombre?– preguntó el presentador, tapando el micrófono para que el público no oyera.

–Kike Barandiarán– le respondió al oído el artista, que esperaba con su guitarra sentado en el escenario.

–Es muy largo– contestó el hombre dueño del bar, mientras se daba vuelta hacia la audiencia. –¡Les presento a Kike Blues!

Esa historia, ocurrida una noche en la turística ciudad peruana de Huaraz, es la historia del bautizo de Pedro Enrique Barandiarán Yactayo, artista peruano que llegó en 2010 a Chile como turista, se enamoró de una angelina y se quedó para siempre en esta tierra para seguir creciendo y desarrollando su carrera.

El apellido “Blues” no es al azar. El músico, que se autodefine como un amante de “la música del mundo” que no le tiene asco al reggaetón, ha desarrollado una línea más marcada por el blues antiguo. Artistas como Big Bill Broonzy, Robert Johnson y Skip James, todos grandes guitarristas estadounidenses afroamericanos de la primera mitad del siglo XX, son la influencia que marca a este cantautor de la ciudad nortina de Ferrañafe.

Kike Blues ganó en 2013 el Festival de la Canción Migrante en Santiago, e inmediatamente fue invitado a participar en programas de televisión. Eso lo descartó por el momento, pues prefirió seguir dedicándose a su música. Pero es la raíz migrante lo que sin lugar a dudas cruza gran parte de su música, como reconoce en entrevista con Diario La Tribuna.  

“Siempre uno tiene dentro esa fuerza y necesidad de buscar nuevos horizontes para emprender nuevos proyectos. Yo vengo de una realidad tan cercana, pero a la vez tan distinta. Ya estoy adaptado acá, pero es un proceso que en el camino te va costando, pero esa necesidad de querer emprender proyectos en otros lugares, te impulsa”, comentó.

Tiene vals peruanos, rock, reggae y te has dedicado al blues… ¿Cuál es el estilo de Kike Blues?

Son dos cosas. Lo primero es que si bien es cierto que uno como músico, a veces por un requisito comercial, tiene que orientarse hacia un género, por otro lado como músico siempre he sentido la necesidad de explorar géneros. El segundo punto es que las grabaciones que he hecho siempre han sido muy dispersas. Yo tengo muchos temas: reggae, vals, rock. Yo tengo dos discos de blues, uno que es tributo a clásicos de los años 20 y 30, y otro de temas propios con ese mismo estilo. Ahí ya hay como un enfoque más específico hacia un estilo. Pero yo siempre digo que me gusta la música del mundo.

¿Incluso el reggaeton?

Yo disfruto toda la música, desde la sonata clásica hasta, incluso, el reggaetón. Yo no lo escucho, no me llama la atención, pero no suelo rechazarlo porque cada estilo tiene una función determinada en cada tiempo en la sociedad. Hay una cantante llamada Maira Andrade, caboverdiana, que es muy famosa en Europa. Un día escuché un reggaetón de esta cantante que es maravillosa y no suena tan mal. No es un género que escuche, pero de alguna manera te das cuenta de que en el mundo hay cosas que te pueden sorprender y uno no puede estar cerrado a todo. La música es muy rica y en la variedad está esa riqueza que uno disfruta en todo tipo de momentos y ocasiones.

¿Entonces cuáles son sus influencias?

El músico siempre está evolucionando, nunca llega a decir ‘yo soy un músico de tal estilo’, a pesar de que hay músicos que han dedicado toda su vida a determinado estilo. Yo creo que en el fondo el músico nunca termina de describirse a sí mismo, no hay una cúspide, siempre está mirando seguir aprendiendo. Pero obviamente hay claras influencias, como para mí es el blues. Es una música que a mí me vuelve sonámbulo, me atrapa en un sueño particular.

¿En qué temas se inspira Kike Blues?

No me he puesto límites. Con el tiempo las temáticas van cambiando y la forma de abordarlas también. Cuando uno es más joven tiende mucho a ser el centro del universo y escribe sobre las cosas trágicas que uno ve. Conforme vas creciendo, igual eres el protagonista, pero aprendes otras formas y vas ampliándote a otras temáticas que no necesariamente tienen que ver con tus problemas. Yo he tocado hasta temáticas sociales.

¿Y cómo es tu relación con la ciudad de Los Ángeles?

Yo llegué aquí buscando una ciudad donde mis hijos crecieran a un ritmo de vida sano, saludable. Vinimos aquí porque mi esposa es de aquí, acá están mis suegros y queríamos que mis hijos se criaran con ese sentido de pertenencia. Pero era un desafío llegar a una ciudad donde nadie me conociera solo con mi guitarra, pero me acogió muy bien. A la semana estaba tocando, al mes me reconocían y me invitaban… y desde ese momento las puertas no han seguido sino abriéndose.

FRASE DESTACADA

“Yo disfruto toda la música, desde la sonata clásica hasta, incluso, el reggaetón. Yo no lo escucho, no me llama la atención, pero no suelo rechazarlo porque cada estilo tiene una función determinada en cada tiempo en la sociedad”.   Kike Blues

Kike Blues.

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes