lee nuestro papel digital

Salud

Ratifican inicio de fiscalizaciones a trabajos agrícolas en Biobío

Las acciones se extenderán hasta el término del periodo de cosecha y ya contabilizan 88 inspecciones por cumplimiento de protocolos de exposición a radiación UV de origen solar dentro de la región.


 Por Nicolás Muñoz

SOCIEDAD AGRICOLA EL ALAMO (90)

En el marco del trabajo de protección a la salud del trabajo agrícola, la Seremi de Salud del Biobío se hizo presente en la Sociedad Agrícola El Álamo, ubicada en camino Antuco km. 13, con el objetivo de verificar el cumplimiento de protocolos sanitarios establecidos para el resguardo de la salud de los trabajadores y trabajadores. Con este hito se contabilizan 88 fiscalizaciones en relación al cumplimiento de protocolos de radiación ultravioleta.

Durante la jornada, Cristóbal Vidal, delegado provincial de la Seremi de Salud del Biobío, planteó a diario La Tribuna la importancia de fiscalizar para prevenir: “Todos sabemos que la autoridad sanitaria dentro de sus roles tiene el de cuidar la salud de los trabajadores en distintos rubros y, particularmente, en esta época sabemos que se inicia el trabajo temporal agrícola con un sinnúmero de situaciones que queremos evitar a través de la aplicación de distintas pautas”.

De acuerdo con el delegado, se busca prevenir los accidentes laborales fatales, los accidentes con resultado de lesión grave o amputación, “también evitamos que se produzcan enfermedades de tipo musculoesqueléticas, evitamos riesgos psicosociales, además evitamos la exposición a rayos ultravioletas”, agregó Vidal en relación a los trabajos agrícolas que tienen un alto nivel de exposición solar.

A NIVEL REGIONAL SE CONTABILIZAN CUATRO SUMARIOS SANITARIOS

En relación a la situación regional se detalló que con este hito se oficializa el comienzo de las inspecciones, no obstante, las acciones por parte de la Seremi ya contabilizan 88 fiscalizaciones respecto del cumplimiento de protocolos de radiación ultravioleta sin ningún sumario a la fecha.

Sin embargo, en cuanto al uso de plaguicidas, Vidal señaló que se han fiscalizado a seis empresas, procedimientos de los que se han desprendido cuatro sumarios sanitarios a nivel regional, de los cuales dos pertenecen a la provincia de Biobío.

Otra de las autoridades que participó de la instancia fue Mirna Gutiérrez, encargada de Acción Sanitaria de la Seremi de Salud del Biobío, quien detalló el enfoque con el que se implementan estos procedimientos.

“Estamos dando el puntapié inicial a estas fiscalizaciones en busca de lo que es la agricultura sustentable”, detalló Gutiérrez. En ese sentido se aseguró que de los 35 plaguicidas disponibles solo cuatro están autorizados para ser utilizados dentro del territorio nacional. Por lo mismo, la profesional afirmó que “para nosotros como Ministerio de Salud es un gran avance, porque lo que pretendemos es que se usen plaguicidas de tipo verde que sean mucho más amigables con el medio ambiente y por supuesto con la salud de los trabajadores”.

Por otra parte, señaló los cambios favorables que se han percibido como autoridad sanitaria. “Del punto de vista epidemiológico existen intoxicaciones agudas e intoxicaciones crónicas (…) Hay algunos productos prohibidos que efectivamente producían temas de salud a largo plazo como cáncer o muerte por intoxicación. Hace unos 10 o 20 años atrás esto se veía más frecuentemente, hoy en día afortunadamente tenemos una agricultura mucho más sustentable dónde hay productos más inocuos”.

OTRO DE LOS PROTAGONISTAS

Francisco Novales, director ejecutivo de la Sociedad Agrícola El Álamo, estuvo presente durante el desarrollo de la fiscalización por parte de la Seremi de Salud, instancia en la que resaltó el cuidado de los trabajadores en toda época del año.

“Tenemos una preparación constante en el tema del cuidado de nuestros trabajadores, esto es algo que no solamente se da en la temporada fuerte de verano, sino que en los dos grandes hitos durante el año qué son: la actividad de poda y la actividad de cosecha”, manifestó.

En otro sentido, describió parte del trabajo realizado dentro de la empresa radicada en las afueras de Los Ángeles: “Durante todo el periodo se hacen aplicaciones de pesticidas, pero con los cuidados que corresponden y respetando la norma chilena y todas las normativas internacionales. Todas las empresas que están dedicadas a exportar fruta fresca deben tener certificaciones, algunas son obligatorias otras son voluntarias, pero la base de cualquiera de estas certificaciones es cumplir con la ley”.

“En cuanto al tema de la protección solar, nosotros desde el momento del contrato le pedimos a la gente que llegue a trabajar con camisa manga larga, con pantalón largo y zapatos cerrados, luego nosotros le proveemos del resto del equipo de protección personal para que puedan estar trabajando”, concluyó.

Finalmente, es importante señalar que la iniciativa, la cual se extenderá hasta el final del periodo de cosecha, es parte de las inspecciones que desarrolla la Seremi de Salud con el objetivo de reducir la accidentabilidad laboral grave y fatal, enfermedades profesionales, exposición a plaguicidas de uso doméstico e industrial y exposición a radiación UV de origen solar.

REVISA TAMBIÉN:


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
Salud
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes