lee nuestro papel digital

Salud

Tras balaceras en hospital de Los Ángeles ponen en marcha mejoras de seguridad

Las medidas buscan reducir el temor de los pacientes y trabajadores que han tenido que verse expuestos a distintos hechos de violencia que han ocurrido durante este año.


 Por Nicolás Muñoz

a4655da6-88a3-4d31-bebd-cf7f980690bd
Fotografía cedida.

El 16 de marzo de este año, el Complejo Asistencial Dr. Víctor Ríos Ruiz de la comuna de Los Ángeles fue testigo de uno de los actos más temerarios realizados por delincuentes, cuando individuos, de identidad desconocida, decidieron percutir un arma de fuego en contra de otra persona involucrada en un tiroteo previo. Siete días después, el 23 de marzo, un guardia fue agredido por un sujeto, en el contexto de una nueva balacera que dejó dos personas fallecidas.

Esta situación, nunca antes vista en la comuna angelina, derivó en que desde el Hospital se instaurara una mesa de seguridad que devolviera la tranquilidad, tanto a sus usuarios como a sus trabajadores, los mismos que tuvieron que presenciar estas lamentables situaciones.

De esta forma, después de meses de trabajo, el recinto de Salud logró sobrellevar los episodios críticos con una millonaria inversión que por fin ve sus primeros frutos. “Hace algunos meses tuvimos unos hechos de violencia en las dependencias de nuestro establecimiento (…) Después de aproximadamente seis meses de trabajo, hoy podemos concretar una mejora en infraestructura en la Unidad de Emergencias, con una inversión cercana a los 150 millones de pesos”, señaló Felipe Silva, director (s) del Complejo Asistencial.

Las obras de conservación de espacios que permitieron intervenir 240 metros cuadrados, y que se desarrollaron durante un mes, consistieron en la ampliación de las salas de espera, y la habilitación de dos conteiner: Uno para constatación de lesiones de forma directa, lo que permitirá atender rápidamente los procedimientos policiales, y otro para la ubicación de personal de Carabineros de ronda en el sector hospital.

Al respecto, Catherine Arriagada, jefa del Departamento de Mantención, detalló que: “Nos enfocamos en reforzar lo existente y en agregar algunas otras cosas (…) Se trabajó en un área de pacientes baleados leves y/o con heridas con arma cortopunzante que estén fuera de riesgo vital”, tal como ocurre en otros establecimientos de salud de la región Metropolitana, los que fueron visitados en septiembre de este año y sirvieron para crear este modelo de atención.

A su vez, la profesional agregó que: “Se realizó una inversión de 30 millones aproximadamente en lo que son puertas automáticas con acceso biométrico, las que permitirán que a la Unidad de Urgencias ingrese solamente el personal autorizado. Además se implementaron botones de pánico que están conectados directamente con la Central de Monitoreo y eso permitirá que se dé una respuesta rápida a través de la acción de redes de guardias”.

UN BENEFICIO PARA EL USUARIO

La ampliación del área de espera, el cambio de cielo modular, la renovación de pintura y porcelanato, el mejoramiento de la iluminación y del sistema de audio son parte de las mejoras que favorecerán a los funcionarios, pero especialmente a quienes llegan a consultar a la unidad.

Según señaló el Dr. Marco Campos, jefe del Servicio de Urgencias del Complejo Asistencial, “nos van a permitir tener flujos bastante más expeditos, salas de espera mucho más amplias, nos asegura que los funcionarios tengan mayor tranquilidad para ejercer sus funciones durante los turnos, y podemos tener un mejor ambiente para los pacientes que están consultando”.

“Hay varias modificaciones que en el fondo vienen a dar mayor seguridad a la atención y tienen que ver con los accesos. Hoy hay accesos diferenciados para camillas y un acceso diferenciado para personas que entran a consultar espontáneamente a la Unidad de Emergencias. La inscripción se hace en el exterior, por las ventanillas que se habilitaron hacia el estacionamiento de ambulancias y el acceso de camillas se hace por la parte lateral, donde dice Urgencias”, complementó.

En otras palabras, al concretar la entrega de los trabajos, existirá un acceso diferenciado para camillas (poniente), y para personas que entran a consultar espontáneamente (oriente), con inscripción de pacientes en el exterior por ventanillas habilitadas hacia el estacionamiento de ambulancias, marcándose el flujo unidireccional para ambos casos, y manteniéndose una sola salida.

Finalmente, Campos destacó que gracias a la “disminución de la alerta sanitaria”, existirá un Triage (categorización) único para adultos y pacientes pediátricos, con la posibilidad de expansión de acuerdo a un eventual aumento de la demanda.

REVISA TAMBIÉN:


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
Salud
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes