lee nuestro papel digital

Salud

Llaman a la prevención en el día mundial de la Leucemia

Los expertos manifiestan que el pronóstico de vida es alentador cuando hay una detección y tratamiento precoz.


 Por Nicolás Muñoz

woman-upset-because-of-bad-news-in-e-mail-letter
Imagen de yanalya en Freepik

En Chile se estima que entre dos a 20 personas de cada 100 mil puede desarrollar algún tipo de leucemia. A pesar de que no está dentro de los cánceres más frecuentes como el de mama, colon o pulmón, las cifras siguen siendo preocupantes para las autoridades sanitarias del país, aún más si consideramos que, según American Cancer Society, la leucemia es el cáncer más común en niños y adolescentes, representando casi uno de cada tres cánceres.

Según el Ministerio de Salud de Chile, “se entiende por leucemia a la infiltración de la sangre periférica por leucocitos tumorales malignos, generalmente originarios de la médula ósea. Este concepto involucra una gama importante de neoplasias que pueden tener muy diferentes formas de presentación, velocidad de instalación, así como diversos tratamientos y pronóstico”.

A su vez, se categorizan leucemias agudas y crónicas, según la velocidad de instalación y grado de madurez de la célula maligna involucrada, y linfoide o mieloide según su procedencia.

RECOMENDACIONES DE UN EXPERTO

De acuerdo con el Dr. Pablo Ramírez, jefe del Centro Clínico del Cáncer, existen síntomas, como la fatiga y la sensación de debilidad generalizada, que los pacientes suelen asociar a un cuadro de estrés, ya sea producto del exceso de trabajo o preocupaciones.

“Ya sea en una leucemia aguda o en una leucemia crónica hay síntomas que son comunes para ambas. En la primera normalmente la enfermedad tiene una rápida evolución donde los pacientes van decayendo, sintiéndose cansados o fatigados. Similar, aunque más lentamente, a lo que ocurre en una leucemia crónica donde reportan el mismo síntoma, mucho cansancio”, detalló el profesional.

En cuanto a los síntomas, es importante colocar atención cuando se presente debilidad, fiebre acompañada de escalofríos, infecciones frecuentes, pérdida de peso, agrandamiento del hígado o del bazo, sangrado y formación de hematomas con facilidad, hiperhidrosis (exceso de sudoración) o sensibilidad en los huesos.

Por otra parte, Ramírez aseveró que existen factores que aumentan el riesgo de presentar algún tipo de leucemia, entre ellos, los trastornos genéticos. En eso casos “las anomalías genéticas parecen influir en el desarrollo de la leucemia. Ciertos trastornos genéticos están asociados con un mayor riesgo”.

Otros factores son el tabaquismo, la exposición a ciertas sustancias químicas como, por ejemplo, el benceno que se encuentra en la gasolina y se utiliza en la industria química; tratamientos oncológicos previos y quienes tengan antecedentes familiares de leucemia poseen un aumento en el riesgo de padecer la enfermedad.

TRATAMIENTO

En lo que respecta a las acciones posteriores a que una persona sea diagnosticada, Ramírez explicó que “para los pacientes con leucemias agudas se usan terapias multimodales incluyendo quimioterapia, inmunoterapia, radioterapia y trasplante alogénico de médula ósea”.

Según el profesional, el pronóstico es muy variable dependiendo de múltiples factores, tales como la edad en la que se presenta la enfermedad, el estado físico del paciente y la respuesta inicial a la quimioterapia.

“El rango de resultados es tan variable que va desde tener una sobrevida de pocas semanas hasta poder curarse por completo, por lo que la estimación de sobrevida y curabilidad es algo que hay que evaluar caso a caso,” concluyó el médico. Por lo mismo, se sigue haciendo énfasis, en un nuevo día mundial de la Leucemia, en la importancia de la detección temprana de la enfermedad, por lo que, en casos de sospecha es vital acudir con un profesional de la salud para un diagnóstico y tratamiento precoz.

REVISA TAMBIÉN:


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
Salud
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes