lee nuestro papel digital

Crónica Ciudadana

Mujer necesita $50 millones para financiar trasplante de médula ósea

Cira Toloza padece leucemia linfoma T del adulto y linfoma T cutáneo (cáncer de piel), por lo que busca recaudar, a través de una rifa, parte del dinero que necesita para costear la intervención quirúrgica que pretende mejorar su calidad de vida.


 Por Nicolás Muñoz

WhatsApp Image 2022-07-14 at 4.46.59 PM
Cira Toloza junto a su familia.

Una realidad que a veces cuesta creer, pero que resalta a todas luces, es la de pacientes con cáncer, quienes deben utilizar todo su ingenio para financiar costosos tratamientos, los que sin dudas pueden decidir entre la vida y la muerte de las personas.

Tal es el caso de Cira Toloza, quien ha velado por la salud de las personas desempeñándose como enfermera gran parte de su vida. Sin embargo, las cosas cambiaron de forma abrupta cuando en octubre de 2021 recibió un diagnóstico de Leucemia Linfoma T del adulto y linfoma T cutáneo (cáncer de piel).

En conversación con diario La Tribuna, la profesional contó cómo ha sido su proceso en compañía de sus cercanos. “Como familia ha sido fuerte, porque no teníamos antecedentes familiares en cuanto al cáncer (…) El panorama cuando un familiar se enfrenta a estas enfermedades, generalmente es asociado a la muerte por parte de la sociedad”, afirmó.

“Yo vengo del área de la salud, y por lo mismo estoy relacionada constantemente a estos temas. Entonces, para mí no era tan fuerte el tema del cáncer”, reconoció. No obstante, recalcó que “ha sido complicado el tema psicológico, en cuanto a cómo transmitir ciertas informaciones, en especial a mis familiares”.

En este punto su relato cobró más fuerza y detalló algunas de las situaciones que más peso tuvieron para ella. Una vez que recibió el diagnóstico, los primeros cuestionamientos fueron “de qué forma le explicó a mi hija de cuatro años que la mamá está enferma, que en un tiempo más no tendrá pelo, que se lo tendrá que cortar. Eso era complejo, muy difícil de llevar”.

Además, reconoció lo extenso del proceso de diagnóstico. “Este tema del cáncer la verdad que ha sido como una montaña rusa, en cuanto al diagnóstico se hizo muy engorroso, porque primero todo está centralizado en Santiago. Acá en la octava región no hay mucho especialista. Entonces, era toda una logística ir a Santiago a hacerse exámenes (…) Fueron muchos meses, de octubre hasta febrero”, contó.

LA PANDEMIA Y LA SALUD MENTAL

La situación que atravesaba el país durante el 2021 era bastante más compleja a raíz de los contagios por Covid-19. En ese mismo sentido, Cira detalló que “era todo más lento. Había muchos temas, aparte de burocráticos, la pandemia, los aforos, en las consultas, por ejemplo, tenía que ir sola, porque no se podía ir con un acompañante”.

“Creo que para un paciente de este tipo de enfermedades asistir a una consulta sola es bastante fuerte. Porque te pueden decir ‘te quedan tres meses de vida’ o ‘en realidad tu pronóstico es bueno’. Entonces, en mi caso me pasaba que a la mitad de la consulta me perdía, me bloqueaba”, confesó.

Al respecto, la entrevistada hizo algunos reparos. “A pesar de la pandemia, creo que este tipo de pacientes no deberían quedar tan aislados y deberían ser acompañados por un familiar o por quien estimen conveniente. Además, considero que estas enfermedades que son así de críticas deberían ir siempre apoyadas con un especialista en salud mental. O sea, dentro de la canasta GES debería haber una desviación a psicólogo. En mi caso tuvimos que buscar de forma particular”, agregó.

Para mayor información haz clic aquí.

REUNIR RECURSOS

Prosiguiendo con los hechos que gatillaron la búsqueda de financiamiento, Cira explicó que “luego de visitar al especialista en Santiago, determinan que el tratamiento sería con quimioterapias y un trasplante de médula ósea. Esto para poder asegurarme una mejor calidad de vida y que ojalá la leucemia no vuelva”.

Sin embargo, aquí comienza una angustia, a raíz del alto costo de la intervención. “Aquí hay una falla en el sistema GES. Ya que como no tengo posibilidades de que mi donante sea un familiar, porque mis padres son muy mayores y solo tengo medios hermanos, entonces la compatibilidad es muy baja, mi donante tiene que ser buscado en un banco del extranjero. El tema es que todo este proceso me sale 77 millones de pesos bruto. Como soy Isapre se activan ciertos seguros y, hasta el momento, nos llegó un preinforme que detalla que tengo que pagar cerca de 50 millones de pesos”, expresó.

“Fue bastante impactante conocer la cifra, porque no me imaginaba que podría ser tan caro. Por esto es que decidimos que una forma de paliar esta gran deuda era realizar un rifa gracias a que Aedomuebles decidió entregar como premio una cocina full equipo. Entonces se llegó a un consenso de que nosotros vendiéramos 500 rifas a dos mil pesos el número hasta el 20 de agosto y así absorber 20 millones de pesos, para amortiguar un poco el costo total”, añadió.

Finalmente, Cira Toloza dejó un mensaje a todo aquel que esté pasando por un mal momento. “Les quiero dar la fortaleza a todas las personas que están pasando por una situación difícil producto de este tipo de enfermedades. Este camino es un poco aterrador y difícil, pero sé que con esperanza y con optimismo todo se puede lograr”, concluyó.

Para mayor información haz clic aquí.

REVISA TAMBIÉN:


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
CRÓNICA CIUDADANASaludtrasplante de médula ósea
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes