lunes 16 de diciembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Antuco

Paisajes únicos e historias sobre el poblamiento de Biobío marcan el turismo en Antuco

La reciente apertura del Paso Internacional Pichachén permitirá que la comuna cordillerana aumente su turismo, con ello dará un incentivo veraniego a la reactivación económica.


 Por Benjamín Ahumada

10.4

Desde una Araucaria Solitaria, pasando por la Piedra del Indio y la majestuosidad de la Sierra Velluda y el volcán, hasta la existencia de un lagarto único en el mundo, la naturaleza en su esplendor da vida a Antuco.

La apertura del Paso Internacional de Pichachén es uno de los hitos importantes del turismo en Antuco, pues por allí no sólo llegan argentinos, si no que para pasar a él muchos chilenos deben conocer sí o sí las bellezas naturales y las historias construidas en torno a ellas en un lugar que es único en el mundo.
Pocos saben que en la alta cordillera de nuestra provincia existe un lagarto conocido como el matuasto, que al estar protegido ha sido el principal escollo para poder diseñar la carretera que recorrerán los 90 kilómetros que separan a la ciudad del límite internacional.
Para conocer un poco la historia y los atributos turísticos de Antuco, La Tribuna conversó con el encargado temático municipal, Harold Wicke.

PASO INTERNACIONAL
“Primero contar que el paso o la aduana, mejor dicho, está ubicada a casi 90 kilómetros desde la Plaza de Antuco. En ese tramo ineludiblemente el camino atraviesa el parque Nacional Laguna del Laja, donde se puede apreciar este espejo de agua que, dependiendo de la hora y la situación de la ubicación del sol va dando algunas tonalidades distintas: color esmeralda azulado y un paisaje de montaña volcánico increíble”, parte relatando un conocedor Wicke.

En estos casi 90 kilómetros (camino de asfalto y ripio en excelente estado durante la temporada) se puede observar uno de los orgullos de los antucanos, que es su condición de límite natural para la vida de las araucarias.

En este sentido el encargado de turismo relata que: “esta es la línea natural del límite de hábitat de esta especie, desde aquí hacia el sur está el hábitat, increíblemente desde el camino internacional hacia el norte no se da naturalmente la araucaria. Esto es una incógnita que hasta el día de hoy la ciencia no ha podido resolver, de por qué las araucarias no poblaron más al norte”.

TEORÍA DE POBLAMIENTO

Una vez adentrado en la ruta y en Parque Nacional Laguna del Laja y mientras se rodea el cuerpo lacustre comienzan a observarse esteros y ríos que serían la causa del poblamiento de esta zona cordillerana con la llegada de los primeros Pehuenche (de forma paralela habría llegado también por el Valle de Trapa Trapa en Alto Biobío), con ello se podría explicar el origen de las diferencias entre este pueblo y la Nación Mapuche.

“El camino va siendo atravesado por algunos cursos de agua, los más importantes son el estero los Barros, Aguado, también van a encontrar otros esteros como el Petronquines y el famoso río Pino, antiguamente no había puente, entonces se tenía que vadear, rodearse buscando la forma más fácil de cruzarlo”, relata un concentrado responsable de turismo.

Pero la historia sigue y Wicke nos enseña que “en este lugar se cuenta que hubo una gran migración, una trashumancia por el Valle del Río Pino, que tiene conexión por el valle del Trapa Trapa, por este camino entre dos valles se dice que llegaron también los primeros Pehuenche a la zona de Antuco, que son los primeros habitantes que llegan acá”.

Hoy la Municipalidad está trabajando un proyecto en la Plaza de Armas de Abanico donde se da valor a estas historias sobre el poblamiento, tras ello se rescata el tema de las veranadas y se conocen vidas de cuatreros que usaron el paso una y otra vez.

LA PIEDRA DEL INDIO

La teoría del poblamiento y la vida de las veranadas y de los cuatreros permitieron conocer la llamada “Piedra del Indio”, un lugar donde un pehuenche, para no morir congelado, dio vueltas alrededor de ella.

Esa historia, dice Wicke, ha construido una especie de velódromo alrededor del monumento natural: “las personas que vienen y pasan por este lugar tienen que dar tres vueltas mínimo a la piedra. Esto lo ha hecho tanta gente que alrededor de la piedra se formó como un velódromo (el que utilizan los ciclistas)”.

Pero el visitante debe saber que si pasa a la “Piedra del Indio” debe dejar un presente: “siempre hay que dejar una ofrenda para que te vaya bien en este atravesar la cordillera”.

Y si de naturaleza e historias de trata, el establecimiento del hito divisorio da cuenta de una belleza única desde donde se pueden ver los volcanes de Biobío y el valle que da origen a Neuquén.

FLORA Y FAUNA

La belleza de la zona en cuanto a su formación geológica y mitos construidos en torno a ella son simplemente maravillosos, pero las sorpresas siguen.

Al recorrer el camino principal los visitantes pueden estacionar y comenzar a caminar por pequeñas distancias hasta ver los animales de nuestra cordillera: cóndores, pumas, zorros chillas y vizcachas, además del conocido, pero único, lagarto matuasto.

“Ahora en este tiempo empieza la floración de diferentes tipos de orquídeas, tenemos la floración de añuñucas con colores impresionantes. Los lugares que tienen un poquito de agua van desarrollando esta floración. En un poquito más, llegando a diciembre está la floración de astromelias, que vendrían siendo el lirio del campo, una caída de agua la vas a encontrar llena de flores”, siguió relatando el experto.

LAS RECOMENDACIONES PARA IR A LA CORDILLERA
Aunque parezca increíble volver a decirlo, en esta parte de las recomendaciones lo primero que escribiremos será: hágase responsable de su basura, pues en la cordillera no hay depósitos para ella.

Dicho eso es importante que usted sepa que cada vez que va a la cordillera debe ir preparado para el frío, aunque en el valle se registren 40 grados de temperatura.

En este punto el encargado de turismo de Antuco, Harold Wicke, cambia su tonalidad de voz, pasando de la belleza de sus relatos y un consejo inevitable: “Ha ocurrido que en febrero mismo, mitad de febrero, ha caído una nevada, lo que ha dejado a la gente varada y sin poder moverse. Ahora qué es lo que pasa, si salgo de Los Ángeles, con 38º C en febrero, a lo mejor no voy a llevar el polar, no voy a llevar la casaca de agua… eso es lo que no hay que hacer cuando uno va a la cordillera, uno siempre debe llevar toda la protección contra frío, contra el calor, protección solar, de los ojos, hay que llevar gafas”.

Sobre el cruce de frontera, existen quienes la cruzan y quienes no, existiendo cerca de 10 kilómetros entre Pichachén y el hito fronterizo que siguen siendo territorio nacional.

En el caso de cruzar, Wicke dice: “si voy a cruzar el límite, yo tengo que llevar un seguro para vehículo, ese seguro se puede comprar por los días que uno va. Hay que llegar con toda la documentación del vehículo, si llevo menores de edad, también hay que estar preocupado de eso, si no va el papá, voy a necesitar el permiso notarial. Es bueno investigar siempre de donde uno va a visitar” o puede ir y preguntar todo en la oficina de la PDI.

HOSPEDAJES

Este es uno de los grandes desafíos que deben enfrentar los empresarios, tanto en Chile como en Argentina, pues si bien existe la capacidad hotelera, con los años y con las inversiones que se harán desde Chile para convertir el paso en el más importante del sur, comenzarán a verse sobrepasados.
En este sentido las recomendaciones del experto apuntan a estar descansados antes de seguir las rutas.

“En el caso que vayan a cruzar Argentina, lo que recomiendo de forma personal, por ejemplo, es que si vengo de Concepción, voy a viajar un poco estresado tal vez, lo que recomendaría una noche en Antuco para salir en la mañana enfrentar el cruce de la cordillera, para tener todo el día en caso de cualquier evento que pase”.

Obviamente, Antuco tiene miles de bellezas naturales relacionadas con paisajes existentes antes de la ruta internacional, otros construidos por el hombre como el puente colgante y otros relacionados con la arquitectura ligada al establecimiento de la producción de energía eléctrica.

Para efectos de esta presentación, pensamos en la ruta, donde además se reconstruye la tristemente conocida “Tragedia de Antuco”.

Newsletter

  • Compartir:
etiquetas
PICHACHENPiedra del Indio

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes