domingo 17 de noviembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Reportajes

Alto Biobío: Déficit de 300 millones de pesos pone en riesgo continuidad del recientemente inaugurado Cesfam

Por ahora, el gobernador Ignacio Fica pidió al director de Salud de Biobío que los ayude a gestionar una reunión con el subsecretario para analizar cómo salir de la deuda.


 Por Benjamín Ahumada

Cesfam alto biobio

Autoridades locales y de Gobierno gestionan con Salud una modificación al presupuesto que permita terminar con una deuda que puede dejar a los Pehuenche sin salud primaria.

El 31 de julio de 2018, el Presidente de La República, Sebastián Piñera, llegó hasta Ralco, centro urbano de Alto Biobío, para inaugurar un moderno Cesfam.

En su discurso, Piñera no sólo valoró la belleza del lugar sino que también destacó que la construcción del nuevo centro de salud fue el resultado de un proceso consultivo: “Este Centro de Salud Familiar incorporó a través de un proceso de escuchar, de consultar, de preguntar, qué es lo que querían los habitantes de esta comuna, de esta comuna del Alto Biobío, y por eso recoge la voz de todos, la voz de los pehuenches, la voz de los no pehuenches, para tener un Centro de Salud Familiar que no solamente es donde vuelve la salud, sino que interprete nuestra forma de vida, nuestra cultura, de la mejor y más fiel manera posible”.

Lo que no dijo el mandatario, tras una inversión que bordeó los 3 mil millones de pesos, fue que el Cesfam quedaba, tal como lo establece la ley, bajo la administración de la municipalidad, que hoy debe enfrentar un millonario déficit que podría llevar al cierre del centro asistencial cordillerano.

EL TRABAJO EN SALUD DE PIÑALEO

Las demandas del pueblo Pehuenche no sólo están ligadas a los problemas que viven en el invierno, sino también a la conectividad relacionada con sus precarios sistemas de comunicación y con sus caminos, sufriendo los problemas del aislamiento en cada una de sus postas rurales.
En el tema de salud, el trabajo de Nivaldo Piñaleo no ha cesado

durante este año. El líder comunal llegó hasta la Región Metropolitana para presentar la realidad de Alto Biobío al subsecretario de Salud, Luis Castillo.
En dicha reunión, concretada el 18 de junio, Piñaleo expuso sobre los logros alcanzados junto a la autoridad, mejorándose desde ese día, las telecomunicaciones de postas como las de Butalelbum, Malla Malla y Cauñicú.

También se confirmó el proceso de adjudicación para la renovación de tres camionetas, la compra de un minibús con rampa para sillas de ruedas, adquisición de equipamiento y la habilitación de un pabellón de cirugía menor para el Cesfam Ralco, con una inversión de la cartera de Salud equivalente a los 162 millones de pesos.

En el recuerdo de las noticias del sitio municipal se lee que tras esa cita “otra buena noticia es que las postas de Cauñicú, Callaqui y Pitril ahora están conectadas a la red del Ministerio de Salud, usando fibra óptica, por lo que tienen teléfono, Internet, ficha médica electrónica y pronto podrán ver sus exámenes en línea, sin necesidad de viajar a Ralco. También se gestionó la entrega de dos sillones dentales nuevos, uno para la posta de Trapa Trapa y otro para la de Malla Malla”.

EMERGENCIAS PERMANENTES

Tras la última actividad sísmica presentada por el volcán Copahue, la sorpresa para el alcalde de Alto Biobío fue gigante, pues no esperaba la presencia del intendente del Biobío, Sergio Giacaman, dirigiendo el Comité Operativo de Emergencias Local.
Por lo mismo, no escondió su alegría al decir que estaban todas las autoridades presentes, para contarles que en la alta cordillera se vive en emergencia permanente.

Más allá de la ironía, Piñaleo volvió a poner en la mesa los problemas de su comuna relacionados con un olvido permanente: “no sabía que el intendente iba a estar hoy acá, qué bueno que vino. Vino el gobernador, seremis y directores del servicios, por eso yo partí diciendo que bueno que el volcán permita reunirnos, juntarnos para aprovechar de tocar varias materias que nos preocupan a los dirigentes y a las familias de cada comunidad indígena de Alto Biobío”.

La cita del COE local, provocada por el volcán Copahue, sirvió para poner todos los problemas, dijo Piñaleo: “Aproveché de recordar algunos temas que son de emergencia permanente, como la situación de salud, al situación del gasto operativo de salud, el tema de la comunicación con las escuelas y las postas, el camino mismo, las antenas de celulares que funcionan a medias y levantar proyectos de conectividad que nos permita estar bien comunicados y tener vías de escape, porque hoy por el norte llegamos a Los Ángeles y al sur llegamos sólo hasta Guayalí, estamos aislados”.
El eco fue inmediato, es más, en la misma mesa de trabajo por la emergencia del Copahue, el gobernador Ignacio Fica tomó su teléfono y se contactó con el director del Servicio de Salud, Rodrigo Sierra, a quién pidió ayuda para concretar en el corto plazo una reunión con el subsecretario Luis Castillo.

“Tuvimos contacto, dentro de la misma reunión llamé al director del Servicio de Salud de Biobío, Rodrigo Sierra, ya estamos coordinando una visita del subsecretario donde pueda participar el alcalde Piñaleo y donde podamos ir con papeles en mano a apurar este proceso”, aclaró Fica.

La autoridad del Ejecutivo en nuestra provincia también dijo que: “El director del Servicio de Salud nos está consiguiendo una audiencia con el subsecretario de Salud para plantearle estas inquietudes y necesidades. No obstante ello, hay un decreto que está en proceso de firma que va de la mano con el tema de la deuda presupuestaria que tiene el Cesfam”.
En concreto, lo que más preocupa a Piñaleo y Fica es lograr el dinero para pagar la deuda y conseguir financiamiento para que esta no continúe en el futuro, por eso es indispensable la reunión con Castillo, porque podría destinar fondos especiales de la cartera para paliar el tema en Alto Biobío.

Otra solución podría ser una ley que pusiera a la comuna cordillerana como zona de rezago, tal como ocurre en La Araucanía con Lonquimay.

“Estamos trabajando con las autoridades políticas y parlamentarios para que modifiquen leyes que nos favorezcan, por decir, ¿por qué no podemos estar con las mismas condiciones que Lonquimay?. Decretos de emergencia permanente, especialmente en el invierno, zona de rezago. Hay instrumentos que en otras comunas de Chile funcionan y los recursos son mucho más focalizados y mucho más rápidos y no tenemos que estar pidiendo por favor o esperando una alerta amarilla o una alerta roja para poder canalizar los recursos”, dijo Piñaleo.

Sobre si fue o no oportuno elegir la instancia de emergencia por el volcán Copahue para hablar de todos los problemas que afectan a Alto Biobío, el gobernador Fica reconoció que toda instancia debe ser aprovechada para velar por el cuidado de nuestros compatriotas: “Dentro de las emergencias también hay que aprovechar este tipo de contingencias para poder apurar lo que son procesos, principalmente presupuestarios, y uno de ellos y que a nosotros ya nos viene acarreando un problema y una necesidad importantes es justamente lo que pueda ocurrir en el Cesfam y el funcionamiento de las postas que también estamos trabajando fuertemente en ello”.

DIRECTOR DE SALUD

Para completar la información de este artículo, La Tribuna contactó al director del Servicio de Salud de Biobío, Rodrigo Sierra, quien se encontraba en Santiago, justamente, en reuniones con el subsecretario de Salud Luis Castillo.
Desde su equipo de comunicaciones relataron que para la jornada de hoy se han programado distintas citas para informar sobre sus gestiones en Santiago.

Uno de los temas tratados, confirmó Sierra, es la “preocupación que nosotros tenemos, porque hay que preocuparse que en el presupuesto 2020 vengan incorporados los recursos adicionales que puedan solventar esa diferencia, recordemos que hoy las municipalidades reciben un ingreso per cápita, por habitante inscrito y validado por Fonasa y ese es el ingreso que tienen para solventar los gastos que significa la atención primaria que depende de ellos”.

La idea es que los 300 millones de déficit se consigan a la brevedad y que para 2020, los costos operativos del Cesfam de Ralco, Alto Biobío, estén cubiertos con el presupuesto anual.

Newsletter

  • Compartir:
etiquetas
alto biobioCesfamDéficitfica

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes