domingo 17 de noviembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Reportajes

¿Milagro en Los Ángeles?

El padre Álvaro Martínez, vicario de la parroquia Sagrada Familia, nieto de la mujer que habría recibido el milagro de Dios, postuló el hecho que está siendo investigado por el Vaticano, y que llevaría a la Canonización de la beata Vicenta María Poloni.


 Por Marisel Venegas

6.3 6.1 beata vicenta poloni - audelia parra

Marisel Venegas Díaz

[email protected]

Audelia Parra es una mujer que hace cinco años ingresó al Hospital de Los Ángeles por una cirugía común, pero que estando en pabellón sufrió una serie de eventos que complicaron su salud al nivel de ser desahuciada por los médicos. Así lo relató Álvaro Martínez, nieto de Audelia y vicario de la Parroquia Sagrada Familia de la capital provincial de Biobío. ”En diciembre del año 2013 mi abuelita entró a pabellón por una operación de vesícula y dentro de esa operación se cometió un ‘error’ por decirlo así y pasaron a romper la arteria aorta que es la principal del cuerpo y en ese momento el médico que estaba operando tuvo que abrir mucho para buscar la forma de reparar este hecho, pero en ese intento pasó a fisurar un riñón y desde ese entonces todo se complicó para mi abuela”, relató el padre Álvaro.

El religioso explicó que en ese momento, cuando su abuela era sometida a esta operación que resultó ser tan complicada, él era seminarista y se encontraba en la ciudad de Chiguayante y como es oriundo de la comuna de Quilleco conocía muy bien a la Congregación de las Hermanas de la Misericordia de Verona, institución católica que fundó la Beata Vicenta María Poloni en Italia y que tuvo presencia por varios años en esa comuna, razón por lo que de inmediato –al ver a su abuela tan delicada de salud- la encomendó a la beata, porque sabía que fue una mujer misericordiosa que había asistido a los enfermos y a los ancianos. “Mi parroquia de origen es la de Quilleco, por lo que tuve mucha cercanía con las hermanas hasta que ellas se fueron de ahí, lo que ocurrió en el mismo año que mi abuela enfermó. Yo crecí en medio de ellas por eso recurrí de inmediato a las oraciones a Vicenta María Poloni”.

LOS HECHOS PROVIDENCIALES

El padre Álvaro indicó que el médico que había atendido a su abuela en el Hospital de Los Ángeles no era el indicado pues no tenía especialidad y su abuela necesitaba de un cirujano vascular para reparar aquel daño sufrido durante la primera intervención. “Mi abuela necesitaba la instalación de una prótesis especial que acá no estaba, entonces por medio de una enfermera que nos ayudó bastante en ese entonces se gestionó la venida de un doctor que trabajaba en el hospital Higueras de Talcahuano, el que en ese momento no tenía viaje a Los Ángeles, sino que venía una vez a la semana, pero en esa oportunidad él se ofrece y viaja para ver a mi abuela y es ahí donde consideramos que comienzan a darse los hechos providenciales, porque él mismo se ofrece, sin tener mayor motivo y dejando atrás otras importantes responsabilidades. Posterior a la postura de la prótesis de mi abuela yo conversé con el médico y él me decía que no tenía viaje a Los Ángeles cuando ocurrió la operación, porque además él estaba seguro de que en un caso así el paciente no iba a sobrevivir, entonces todo ahí no nos queda otra cosa que pensar que estuvo la mano de Dios por medio de la Beata para salvar la vida de mi abuela”, explicó el vicario de la Sagrada Familia.

LA POSIBLE CANONIZACIÓN

El religioso indicó que él no envió documentos a Roma sino que por medio de un e-mail mandó los antecedentes a la superiora de la Congregación de las Hermanas de la Misericordia de Verona y le fue narrando cómo sucedieron los hechos y también se incluyó el testimonio del doctor Luis Urrea, cirujano vascular del Hospital Higueras que atendió a su abuela y quien también había manifestado que como profesional hizo su parte, pero estaba ahí la mano de Dios porque desde el punto de vista de la ciencia este suceso de recuperación de Audelia Parra no tenía explicación.

Al respecto, Felipe Bacarreza, obispo de Santa María de Los Ángeles, indicó a TVN que la investigación sobre el milagro comenzó el 18 de enero del año 2018, prácticamente cinco años después del hecho extraordinario que salvó la vida de esta mujer y, posteriormente, se ha estado analizando la ficha médica de la abuela del padre Álvaro Martínez y su condición actual de salud. El obispo Bacarreza señaló también que ya se han recabado todos los antecedentes por parte del Vaticano, los que han sido gestionados por un sacerdote italiano de nombre Tiziano Bonomi, de la diócesis de Verona, quien ha viajado hasta la capital provincial de Biobío para entrevistar al equipo médico y a la familia de la mujer que recibió el milagro. Esta información será analizada en Roma para el posterior veredicto del Vaticano, situación que puede llevar muchos años, porque este tipo de casos deben ser analizados con la rigurosidad necesaria.

LA VIDA ACTUAL DE AUDELIA

La mujer que puede hacer posible la canonización de la Beata Vicenta María Poloni vive en la comuna de Quilleco, en la zona rural junto a su marido. Diario La Tribuna se trasladó hasta este lugar para conocer cómo es la vida actual que lleva Audelia, luego de que por medio de la beata su vida pudiera salvarse a pesar de haber estado desahuciada por los médicos. ”El que yo esté viva en realidad fue un milagro, porque mi familia me entregó en oración a la madre Vicenta y yo cuando desperté de todas esas intervenciones que me realizaron no sabía nada, ni dónde estaba, no tenía memoria, no veía bien, sólo me notaba hinchada y llena de máquinas. Realmente fue algo terrible, solamente recuerdo que un día de diciembre del año 2013 me internaron y luego yo desperté y ya habían pasado las fiestas navideñas, todo”. Audelia relató muy emocionada la situación que vivió y cómo ahora después de lo sucedido sigue en pie, a pesar de que los médicos la dieron por muerta. Al entrar a la casa de esta adulta mayor, hay una imagen de la Beata Vicenta María Poloni y Audelia lleva en su cuello un colgante de la fundadora de la Congregación de las Hermanas de la Misericordia como agradecimiento a que la haya intervenido ante Dios por su vida. Este hecho lo relató derramando algunas lágrimas, ya que según pensó jamás se iba a recuperar ni a volver a caminar.

Rosa Martínez, hija de Audelia y una de sus cuidadoras durante este proceso complejo que pasaron como familia, indicó que “para nosotros fue algo muy doloroso lo que le pasó a mi mamá, verla conectada y que se debatía entre la vida y la muerte fue sin dudarlo de las cosas más fuertes que hemos vivido. En ese tiempo cuando a mi mamá le pasó esto, mi sobrino Álvaro estaba en el seminario, por lo que lo llamamos de inmediato y él dijo que nos pusiéramos a orar toda la familia en nombre de la madre Vicenta porque había sido una mujer muy dedicada a los enfermos y a los ancianos y su cercanía con Dios era tremenda”. Fue así como Rosa relató el duro momento que vivieron como familia ante la enfermedad de su madre, hecho que hoy está siendo estudiado como milagro y puede llevar a la Beata Vicenta María Poloni a la canonización, lo que significa que posteriormente –si esto se llegara a concretar- podría autorizarse su culto en la Iglesia Católica.

Finalmente el esposo de Audelia, Juan Martínez, expresó que ellos vivieron momentos muy complicados y tristes cuando su esposa pasó por todo este proceso, pensaron que no se iba a recuperar y que la iban a perder. “Fueron realmente momentos muy complejos, nosotros no pensamos que ella iba a estar de vuelta y estamos hoy muy agradecidos por Dios por hacer posible que la tengamos nuevamente en nuestro hogar”, relató emocionado.

Actualmente Audelia indicó que tiene 76 años y que vive bien, a pesar de haber quedado con algunas secuelas después de todas las intervenciones a las que se sometió, pero indicó que vive agradecida de Dios y de la madre Vicenta por mantenerla con vida.

Audelia Parra vive en el sector rural de Quilleco junto a su marido. Allí se muestra agradecida del milagro que le salvó la vida.
Newsletter

  • Compartir:

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes