domingo 15 de septiembre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Reportajes

Rayün Productos: la apuesta por lo natural sin crueldad animal

Ofrecer insumos elaborados en base a ingredientes de origen vegetal, amigables con el medio ambiente y sin componentes químicos dañinos es el emprendimiento de dos angelinas que llevan tres años trabajando para dar vida su negocio de cosmética natural y té.


 Por Marisel Venegas

10.1

Marisel Venegas Díaz

[email protected]

Una madre y su hija recién titulada de Trabajadora Social son las protagonistas de esta historia de emprendimiento en la comuna de Los Ángeles. Se trata de Vinka Gómez y Camila Lagos, quienes se han convertido en microempresarias gracias a su esfuerzo y dedicación, el que hace que sus productos de cosmética natural y variedad en té sean todo un éxito dentro y fuera de la comuna. “Mi emprendimiento surgió por necesidades económicas, quedé sin trabajo y estaba a punto de cumplir 50 años, se me hizo difícil poder reintegrarme al trabajo formal y ahí nace la idea de emprender, también apoyada por mi hija quien estaba por titularse”, relató Vinka, quien se mostró emocionada al hablarnos de las motivaciones que la llevaron a iniciar esta idea de negocio.

Luego de buscar ideas sobre cómo dar vida a su emprendimiento, se dieron cuenta que los productos naturales aplicados a la cosmética y a la alimentación estaban siendo demandados, por lo que decidieron levantar su negocio en base a este rubro. “La idea surge el año 2016 pero empezamos el año 2017 a trabajar fuertemente en esto. Comenzamos llevando cajitas a oficinas, estuvimos en la Plaza Pinto, integramos una agrupación y así se fueron dando las cosas hasta que también llegamos a compartir un local en la avenida Ricardo Vicuña en la feria de los artesanos”. De esta manera Vinka relató cómo fueron los comienzos de Rayün Productos, los que define como saludables y conscientes con el medio ambiente.

Muchas mujeres ven el emprendimiento como una manera de manejar sus propios tiempos, como una posibilidad de lograr mayor compatibilidad entre la familia y el trabajo y, por supuesto, como una forma de desarrollarse. Vinka Gómez es educadora de párvulos, madre de 3 hijos y tras 26 años de trabajo quedó cesante porque se cerró su fuente laboral. Luego de este duro golpe Vinka relató que el camino hacia el emprendimiento no fue fácil; que debió sortear varios obstáculos pero que a pesar de éstos pudo mantener viva su fe y energía para salir adelante con su familia. “Fue difícil poder explicarlo a los seres queridos porque ellos tuvieron un poco de miedo al principio pero de a poco pude ir integrándolos y ahora estamos todos muy felices porque me ven bien y saben que el negocio ha dado frutos, la gente nos ha ido conociendo y probando los productos. Al principio yo igual tenía miedo, no es fácil pararse en una plaza y ponerse a vender, yo siempre había estado trabajando en mi zona de confort pero luego de emprender me di cuenta que hay todo un mundo y es súper gratificante ir viendo los logros”.

Podemos ver el emprendimiento como una habilidad de las personas para sacar adelante una idea y transformarla en acto. Quizás muchos relacionan el poder montar un negocio teniendo en cuenta la creatividad y la innovación, y sí, efectivamente estos son factores que influyen a la hora de emprender pero no son atributos excluyentes, ya que también se considera emprendedor a una persona que ve una necesidad de mercado y es capaz de plasmarla y sacarla adelante. En este contexto Vinka y su hija Camila detectaron la demanda que tenía la ciudadanía de comprar productos naturales y sin crueldad animal –acción en la que incurren la mayoría de las grandes compañías de cosmética- y decidieron que ese sería uno de los principales ejes de su emprendimiento, el ser consciente y respetar al medio ambiente y a los animales.

DEDICADA 100% A LA COSMÉTICA NATURAL

Camila Lagos es hija de Vinka y hace alrededor de tres años decidió emprender junto a su madre, cuando estaba a punto de titularse de Trabajadora Social. La joven de 26 años relató que ha asistido a varios cursos en Santiago con el objetivo de perfeccionarse en el rubro de la cosmética natural, acción que hoy la tiene muy motivada porque además de ser un ingreso económico para ella significa el plasmar en los productos Rayün todo su amor por el medio ambiente y el cuidado de la naturaleza. “Nuestra tienda apunta a la realización de productos saludables, que tengan el sello de eco sustentables. A través de lo que nos piden los clientes nosotras vamos elaborando los productos, por ejemplo, ahora estamos fabricando champú en barra, el que ha tenido una muy buena aceptaciónporque es un producto que no está en cualquier lugar” indicó Camila, quien es la encargada de la elaboración de la cosmética.

Esta joven profesional manifestó que nunca ha ejercido como Trabajadora Social, debido a que su pasión actualmente es el emprendimiento que tiene junto a su madre. “Me gusta demasiado lo que hago, desde que comencé el primer curso me encantó el poder elaborar lo que ocupo a diario, como el champú, el desodorante, las cremas de rostro, de manos, pasta dental, en fin, son muchas las variedades de productos que realizamos”.

En lo que principalmente hizo hincapié esta joven es en el origen de los ingredientes con los que elabora los productos Rayün, ya que sostuvo que estos son todos de origen vegetal, sin intervención en animales lo que para ella es muy importante y satisfactorio.

¿QUÉ PÚBLICO PREFIERE LOS PRODUCTOS NATURALES?

Según lo relatado por estas dos emprendedoras de la comuna de Los Ángeles, cada vez son más las personas que se suman a la causa del cuidado del medio ambiente. ¿Cómo lo hacen? Preocupándose, por ejemplo, de que los insumos que utilizan en el día a día no estén testeados en animales ya que son muchas las empresas de cosmética que sí realizan pruebas y experimentos dolorosos para determinar la seguridad de los cosméticos y de los productos de aseo personal. “Nuestros clientes tienen un especial cariño por los animales, muchos de ellos se han convertido en veganos por la misma razón, le dan importancia a que los insumos que usan no sean testeados en animales y, en general, nuestro público es joven pero también tenemos clientes mayores” señaló Camila.

La emprendedora indicó que las mujeres son las principales compradoras que tienen, pero que también los hombres de a poco se han ido interesando en la cosmética natural ya que son múltiples los beneficios que esta ofrece, al ser más suave, elaborada con productos de origen vegetal, amigable con el medio ambiente y porque al no contener productos químicos o derivados del petróleo no produce reacciones alérgicas y es recomendable para todo tipo de piel.

LA PROYECCIÓN DE RAYÜN PRODUCTOS

Tanto Vinka como Camila manifestaron que desean que los productos Rayün se puedan posicionar en la zona y que de a poco también vayan haciéndose conocidos fuera de Biobío. Actualmente las emprendedoras cuentan con perfiles de su negocio en redes sociales y es principalmente Instagram la plataforma por la que más difunden lo que elaboran. “Hemos tenido hasta ahora una muy buena llegada con los clientes, tenemos pedidos de otras comunas y de fuera de la provincia, incluso hemos recibido ofrecimientos desde el exterior para exportar los productos a países como Francia o Colombia, lo que nos tiene muy conformes y motivadas con el avance de esta iniciativa. Sabemos que podemos tener éxito y que para eso debemos esforzarnos y no bajar los brazos”, argumentó Camila.

Si bien el emprender no resulta fácil, estas dos mujeres manifestaron que el primer obstáculo es el miedo y que es precisamente ese el más complejo de derribar, por lo que el consejo para otras personas que tienen una idea de negocio es justamente vencer el miedo y atreverse, a dar forma a sus ideas y buscar el apoyo necesario tanto en términos económicos como familiares.

FRASE DESTACADA

“Al principio yo igual tenía miedo, no es fácil pararse en una plaza y ponerse a vender, yo siempre había estado trabajando en mi zona de confort pero luego de emprender me di cuenta que hay todo un mundo y es súper gratificante ir viendo los logros”.

Vinka Gómez, emprendedora de Rayün Productos.

Camila Lagos quien es socia de su madre en el emprendimiento que da vida a Rayün Productos, realiza diferentes insumos de cosmética natural, en un taller que está alojado en su domicilio. La joven se dedica a tiempo completo a esta actividad.
Camila y Vinka son especialmente preocupadas por la presentación de sus productos, los que tienen un sello ecológico y de cuidado al medio ambiente.
Los tés de diversas variedades también forman parte del emprendimiento de Camila y Vinka. Estos productos se caracterizan por poseer beneficios para el organismo y combatir la fatiga, la retención de líquidos, el estrés y otras patologías.
Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes