jueves 19 de septiembre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Reportajes

Las lecciones de la trágica inundación del 2006 y los planes de contingencia

En el sector La Suerte se levanta el memorial que recuerda a las víctimas de las inundaciones ocurridas en el invierno del año 2006.


 Por Claudia Robles

PRINCIPAL 1 saltos del laja ESTEBAN PEREZ

La Dirección General de Aguas asume un rol activo al momento de enfrentar una emergencia.

Red de Comunicaciones está operativa y se mantienen estaciones fluviométricas en los ríos Duqueco, Biobío, Laja y estero Paillihue.

Claudia Robles Maragaño

[email protected]

La provincia de Biobío está mejor preparada que el año 2006 para enfrentar una emergencia derivada de un sistema frontal. Así se desprende de las evaluaciones realizadas por las autoridades luego de las intensas precipitaciones registradas en la provincia y la región, condición que llevó a muchas personas a recordar el fatídico 11 de julio de 2006, cuando 6 personas murieron ahogadas, en medio de un interminable  aguacero de 15 horas, que hizo colapsar ríos y esteros. En unas cuantas horas, la capital provincial estaba totalmente anegada, fenómeno que se repetía en otras comunas ribereñas, como Laja, San Rosendo y Nacimiento, entre otras. Los daños materiales fueron enormes e incuantificables, pasando la lluvia a convertirse en una pesadilla para muchas familias de la provincia, superando todo lo previsible. La crecida del río Bío Bío, afectaba directamente a unas 200 familias. Muchos de los afectados se organizaron y presentaron en su momento acciones legales. Así, más de 9 años tuvieron que pasar para que la Corte Suprema diera sentencia final, a la grave emergencia ocurrida durante el invierno de 2006. El argumento principal fue que “producto de las deficiencias en la operación de la represa de la central hidroeléctrica Ralco, propiedad de Endesa”, indicó el fallo dividido, de la Primera Sala del máximo tribunal, integrada por los ministros Carlos Künsemüller, Haroldo Brito, Lamberto Cisternas y los abogados Daniel Peñailillo y Juan Figueroa. En la instancia, se acogió el recurso de casación presentado en contra de la sentencia dictada por la Corte de Apelaciones de Concepción que confirmó la resolución del Juzgado de Letras de Santa Bárbara, que había rechazado la acción judicial. En su momento, la resolución de la Corte Suprema determinó la responsabilidad de la empresa por no controlar la crecida del río, pese a que formaba parte de las obligaciones contraídas al aprobarse el “Estudio de Impacto Ambiental” para la construcción de la represa.

En ese entonces, la compañía, señalaba que es respetuosa de las decisiones judiciales y que durante el fenómeno climático de 2006, que alcanzó crecidas históricas, ambas centrales operaron en concordancia con los procedimientos establecidos en esa época, anticipando de forma controlada la apertura de las compuertas e informando a las instancias y autoridades correspondientes y que no fue sobrepasado el caudal máximo aportado en forma natural por la cuenca.

Agregaron que desde la aprobación de la Ley de Embalses, en octubre de 2008, Ralco fue declarado de Control por la DGA y cuenta con un Manual de Operación, con nuevos criterios en escenario de contingencia por crecidas. Lo anterior se suma a una activa colaboración de la compañía con la autoridad, a fin de dar la mayor tranquilidad a la comunidad por la operación de sus centrales y embalses.

LAS LECCIONES

En conversación con diario La Tribuna, el alcalde de Los Ángeles Esteban Krause dijo que desde el 2006 a la fecha, la comuna está mejor preparada en diferentes ámbitos para enfrentar una emergencia principalmente climática, “uno de los temas importantes es tener información oportuna, lo que permite realizar las coordinaciones necesarias para enfrentar y atender a las personas que están sufriendo una situación de emergencia”.

Agregó que está operativa una red de emergencia para garantizar una reacción oportuna, “la Municipalidad de Los Ángeles, y creo que en general la comuna, está mejor preparada que en el año 2006”. En tal sentido, argumentó que se cuenta con equipos de respaldo “hay que recordar que en el sector de La Suerte, se instalaron sirenas, equipos de comunicaciones manejados por la DGA que permiten avisar, comunicarle a los vecinos cualquier situación de emergencia”

Además destacó la labor que desarrollan las juntas de vecinos de sectores rurales, “con 40 estaciones de radio ubicadas estratégicamente en sectores rurales y ellos internamente tienen equipos portátiles, que permiten tener antecedentes con información oportuna, que nos permite atender de mejor manera” siendo los operadores dirigentes y vecinos que han recibido capacitación ante eventuales emergencias o catástrofes. “Internamente la municipalidad también ha mejorado sus procedimientos. Tenemos más maquinaria más equipamiento que nos permite atender con más rapidez” expresó el alcalde de Los Ángeles, Esteban Krause.

RALCO, PANGUE Y ANGOSTURA     

El director regional de la DGA, Mauricio Melo afirmó que con las precipitaciones de los últimos días, “el déficit ahora llega al 25%”.

Manifestó que el déficit se mantiene para la provincia de Biobío, “es importante que llueva. Lamentablemente las lluvias, muchas veces ocasionan problemas pero tenemos un déficit que se ve disminuido. Necesitamos que nuestros embalses estén funcionando especialmente en la provincia de Biobío. El lago Laja, que no solamente sirve para generación hidroeléctrica sino también para el riego de toda una provincia, es muy importante. Las lluvias puede que generen problemas pero en nuestro país se necesita que siga lloviendo”.

Consultado respecto de los temores de la población respecto de los embalses Ralco, Pangue y Angostura, afirmó que existe un protocolo plenamente vigente y operativo. “Existe un protocolo de grandes obras, que establece que deben informar cualquier movimiento de compuertas o cualquier complicación en el nivel de operación de sus presas. Esa información no solamente va a la Dirección General de Aguas sino también a la Onemi y a las Municipalidades” descartando tajantemente la posibilidad de cualquier acción no informada. “Se deben cumplir los protocolos. No sólo avisan o alertan a la DGA o a la Onemi sino que, a varias instituciones ante la posibilidad de apertura de compuertas. Se garantiza un tiempo de reacción para avisar a la comunidad. Eso está funcionando” puntualizó el director regional, al afirmar que el protocolo está operativo desde el 2006, “y hasta ahora está funcionando”.

Respecto del protocolo ante este tipo de eventualidades, sostuvo que se alerta con varias horas de anticipación “dependiendo de las precipitaciones y cuánto se esté cargando el embalse pero son muchas horas de aviso establecidas para Ralco, Pangue y Angostura. Pueden abrir compuertas si obviamente avisan y justifican”.

Mauricio Melo aseguró que los informes son enviados también a los municipios, al gobierno provincial y regional, Onemi y DGA, “y cuando hablamos de abrir compuertas es que estamos pensando que la represa llega a la cota máxima, y en ese nivel, deben comenzar a verter por las compuertas principales y ese es el miedo que le da a la población. Cuando pasa eso, existen protocolos normados y se avisa con anticipación”. En otro orden informó que se avanza en un proyecto de Análisis de Sistema de Alerta de Crecidas del río Biobío.

LAJA

En medio del último sistema frontal, un hombre de 35 años perdió la vida en Laja, apareciendo su cuerpo a un kilómetro de distancia, tras caer al estero Janeiro, en el sector El Roble, en un operativo que movilizó al Grupo de Operaciones Especiales de Carabineros GOPE.

El alcalde Juan Cabezas junto con lamentar el trágico desenlace, informó que de manera paralela, se realizaron diversos operativos para responder a la emergencia, llegando a contratar maquinaria pesada al no dar abasto a los múltiples llamados, “se rebalsaron los canales, se inundaron sembradíos de trigo en algunas vegas. Se vieron afectados invernaderos. Estamos proporcionando ayuda”. Detalló que esta semana se continuará entregando asistencia a las familias que resultaron con diverso nivel de afectación.

Acotó que Laja, al integrar la Asociación de Municipios Amdel, junto con los municipios de Cabrero, Yumbel, Florida, Santa Juana y Hualqui presentaron una propuesta al intendente, Sergio Giacaman para la adquisición de equipamiento de radiocomunicación de emergencia, “radios portátiles porque los celulares quedan inhabilitados en ciertas circunstancias. Así, es más expedito y además se tiene mayor alcance”. 

DE VUELTA A CLASES 

Durante la emergencia, cerca de treinta establecimientos educacionales debieron suspender las clases, principalmente en Alto Biobío, Laja y Cabrero. El gobernador Ignacio Fica afirmó que se realizaron diferentes labores de limpieza y de resguardo de instalaciones, “con la posibilidad que los estudiantes vuelvan el lunes”.

La autoridad provincial, luego de encabezar Comités Operativos de emergencia no sólo en Los Ángeles sino que también en comunas expresó que los monitoreos fueron permanentes, “desde que se supo de la proximidad del sistema frontal, mantuvimos contacto con representantes de las generadoras, que desde el primer día comenzaron a enviar reportes e informes, no tan sólo a nosotros, sino que a todas las municipalidades, que podrían afectarse producto de una crecida importante”.

El gobernador Fica manifestó que ante posibles nuevos escenarios similares, la población debe estar tranquila. “El que se haya abierto las compuertas de Angostura no quiere decir que vayan a presentarse anegamientos hacia a las comunas colindantes al río Biobío. Muy por el contrario, se abrieron las compuertas por un proceso preventivo. Se trató de un proceso progresivo y programado y por lo tanto, eso permite hoy día, ya estar con los niveles de embalses bajo la cota máxima, que era lo que el jueves último había, principalmente en Angostura. Por lo tanto, darle tranquilidad a la gente”.

En el sector La Suerte se recuerda a las víctimas de la crecida y desborde de ríos, en julio de 2006.
El río Caliboro en medio de las precipitaciones.
Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes