miércoles 17 de julio, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Reportajes

Damnificados por tornado reclaman que no han recibido subsidios comprometidos

Al mediodía de ayer se reunieron en la plaza de villa Francia, donde se manifestaron exigiendo el cumplimiento de la ayuda prometida.


 Por Claudia Robles

PRINCIPAL 1

La lluvia y las bajas temperaturas los han obligado a asumir los costos de las reparaciones, luego del tornado registrado la tarde del jueves 30 de mayo.

Claudia Robles Maragaño

“Llegó el invierno y el subsidio cuándo”, es la pregunta que se formulan las familias damnificadas por el tornado que afectó a Los Ángeles la tarde del jueves 30 de mayo, y que ayer se sumaron a una manifestaron realizada en la plaza de la villa Francia, donde junto a residentes de la villa Grecia desarrollaron la jornada de protesta, exigiendo la agilización de los trámites para la entrega de giftcard para la compra de materiales de construcción.

Minutos antes del mediodía, las familias se congregaron en los alrededores de la vivienda que resultó con mayor compromiso y hasta donde llegó de manera inesperada para los residentes el jefe provincial del Serviu Biobío, Bruno Vyhmeister, quien respondió a las inquietudes de vecinos.

Tal como estaba programado, la manifestación comenzó al mediodía, bajo una persistente lluvia, mientras los manifestantes exigían se diera cumplimiento a los compromisos asumidos por el gobierno.

En tal sentido, recordaron que en su visita a la región, el ministro de Vivienda, Cristián Monckeberg, anunció la entrega de ayuda monetaria a los afectados por el tornado en Los Ángeles y trombas en Concepción y Talcahuano.

La ayuda se traduciría en la entrega de una tarjeta para la compra de materiales y reparación sus hogares.

En la oportunidad, expresó, “se les entregará una tarjeta que les permita a las familias afectadas adquirir en ciertos lugares del comercio, una serie de materiales que permite reparar las viviendas. Incluso hay un ítem para asistencia técnica si es que se requiere mano de obra”, enfatizó en conversación con radio Cooperativa.

La cantidad de dinero asociado “dependerá del tipo de daño, y de la evaluación que se hace. Esa tarjeta va entre los 500 al millón de pesos en los casos de daños menores. Si llegamos al daño mayor -en el sentido de que la casa esté absolutamente destruida- estamos hablando de cifras en torno a 25 millones de pesos”, precisaba Monckeberg en su visita a la región del Biobío.

Los vecinos mencionaron que han acudido hasta la Gobernación Provincial y que el viernes pasado acudió al sector el gobernador Ignacio Fica pero que más que visitas y reuniones solicitan respuestas concretas. 

LOS DAMNIFICADOS

“Es nuestra única casa”

En la manifestación realizada en la plaza de villa Francia, la vocera de los vecinos, Paulina Yáñez, expresóque“optamos por manifestarnos ya desesperadosporque la ayuda prometida no llega”.

Indicó que en el sector hay viviendas con daños de moderado a mayor, encontrándose en esta última condición su hogar, “nosotros, con nuestros recursos y ayuda de familiares y cercanos, hemos realizado avances con nuestro sacrificio. 

Entonces, ahora se nos pretende hacer renunciar a un beneficio alto, donde tendría que venir asistencia técnica que podría demorarse hasta 5 meses”, cuestionó ante la posibilidad de optar a una tarjeta giftcard en menor tiempo, y a un monto más bajo a los daños estimativos. “Renunciamos a eso y rápidamente no entregan una giftcard de 50 a 70 unidades de fomento”, cuestionó.

“Nuestra casa quedó inhabitable. El cielo raso cedió por las fuertes lluvias y el techo voló. Esta casa se está haciendo de nuevo”, señaló, al indicar que ha permanecido en su hogar junto a su esposo pese a que las condiciones son adversas.

“En la casa no quedó nada. En la noche, con mi esposo, acomodamos una colchoneta y ahí dormimos”, relata, junto con expresar agradecimiento a sus compañeros de trabajo y familiares que han colaborado en la reconstrucción.

Los hijos de Paulina, de 24 y 14 años, ambos estudiantes, están el casa de familiares. “Estamos con un alto nivel de estrés y nos urge que se cumpla con el anuncio presidencial.  Es vergonzoso que se nos plantee la posibilidad de renunciar a un ofrecimiento para acceder a otra alternativa, cuando en realidad nuestro hogar, quedó con un nivel de daño mayor”, expresó Paulina Yáñez ante la posibilidad de una nueva evaluación en la vivienda que habitan hace más de 20 años. “Somos propietarios y es la única casa que tenemos. Aquí vivimos hace 23 años”, comentó.

“Estoy decepcionado”

Adolfo Ibacache relata que a la fecha ha recibidoocho planchas de zinc, tres sacos de carbón para secar su casa, una colchoneta y dos frazadas. Detalla que no sólo su hogar sufrió daños sino que además perdió su fuente laboral al caer un árbol sobre uno de sus furgones del transporte privado de pasajeros.

Además comentó que luego de pagar por años su crédito hipotecario por la casa de villa Francia, optó por una segunda propiedad. “Terminé de pagar mi casa acá en Los Ángeles y me endeudé en una casa en Concepción para mis hijos, uno de los cuales entró a la universidad. En vez de pagar una pensión, pago un dividendo y ahora me encuentro con la sorpresa que la gente que tiene dos casas no tiene derecho a este subsidio”, contó.

A ello agregó los serios daños en uno de los vehículos de trabajo, por la caída de un árbol. “Hay que desabollarlos porque el daño es severo”, añadió. En tal sentido, cuestionó el apoyo comprometido durante una reunión entre 16 emprendedores y el gerente general de ese servicio: “A mí me da rabia e impotencia porque vino a Los Ángeles el gerente general de Sercotec entregando anuncios y a la fecha todavía no hay nada. Pienso que él se vino a reír de nosotros aquí en nuestra cara, por eso es mi decepción y sólo espero que pronto se destine la ayuda prometida. Estamos por cumplir un mes. Yo necesito echar a andar mi fuente laboral porque en este momento no tengo ingresos. Me dedico al transporte privado de pasajeros y tuve pérdida completa de un vehículo, que hay que armar de nuevo. Son muchos millones de pesos. Tengo el vehículo en un taller pero no le he hecho nada porque son gastos inesperados”, expresó.

“Alcanzamos a reparar sólo el techo”

Alejandra Anabalón llama a las autoridades a asumir los compromisos, argumentando que se trata de familias de clase media que para poder seguir habitando sus hogares, incurrieron en préstamos o en créditos. “Nosotros tenemos a nuestros hijos todavía estudiando en la universidad y no contamos con más dinero para reparar nuestra casa. Sólo nos alcanzó para reparar el techo completo. Nada más”, puntualizando que esos gastos bordearon los 900 mil pesos.

“Estamos esperando esa tarjeta y así terminar nuestras casas.

No sabemos por qué no se nos ha entregado la ayuda que fue comprometida”, indicó, a la espera de contar con el beneficio para comprar diferentes materiales de construcción. “Lamentablemente hace dos años, pedí un crédito para construir los dormitorios para mis dos hijos. Estoy pagando ese crédito y no tengo dónde recurrir para sacar otro crédito Tampoco tengo la posibilidad de pagar un nuevo compromiso”, completó.

“Esto no es vivir”

Álvaro Musre dijo que a más de tres semanas de ocurrido el tornado su situación sigue siendo complicada. “Actualmente no hemos recibido ninguna respuesta, de ninguna institución, organización ni estamento. Ni siquiera nos han catalogado de qué daños tenemos, qué posible ayuda vamos a recibir o si no calificamos”, comentó.

Indicó que al tratarse de familias de clase media muchos han optado por endeudarse. “Hemos pedido créditos. Estamos reparando por nuestra cuenta las casas porque en estas condiciones no es posible vivir. Yo tengo hijos pequeños, de 9 y 1 año, y no los puedo exponer a estar en una casa que se gotea y que pasa todo el viento”, expresó, al precisar que al igual que muchas familias están emocionalmente agobiados, “estoy con licencia médica. Tengo a mi gente en la casa de mis papás y por las noches estoy aquí cuidando mi casa”. 

///

“Todavía hay casas con nylon”

Marcelo Contreras cuestionó que al paso de las semanas las soluciones no llegan. “Hay casas que todavía tienen nylon. Algunas familias han terminado de techar con recursos propios. Encalillándose con préstamos y los vecinos haciendo ellos mismos la mano de obra porque no está el dinero suficiente para asumir un nuevo costo. Hay familias que siguen durmiendo con sus colchones en el suelo y el Serviu

se ha demorado mucho en esto”, comentó.

Agregó que es difícil pensar en las soluciones definitivas podrían llegar en 5 meses más. “Cinco meses más es agotador. Algunas familias están con ayuda de sicólogos porque han pasado momentos difíciles”, dijo.

“Seguimos esperando”

El presidente de la Junta de Vecinos de Villa Grecia,

Fabián Pozo, dijo que en el sector 48familias han sido evaluadas a través del catastro del Serviu, de las cuales 9 viviendas no presentan daño, otros 20 inmuebles quedaron con daños menores, 10 moderados y 9 graves. “De esas 48 familias, solamente 5 familias han recibido el subsidio de la tarjeta banco materiales. Nosotros esperamos pronta solución. Algunos vecinos se han tenido que endeudar para arreglar sus casas después del tornado y lo que queremos es que el gobierno, o el Presidente de la República haga cumplir los plazos que él prometió para esta ayuda. Por eso la gente está molesta porque los plazos no se están cumpliendo y no vemos avances”, comentó.

“Se prioriza a los niños”

Verónica Pinela sostiene que “esperamos respuestas y soluciones concretas porque ahora no tenemos nada real. Ésta es una manifestación que responde a la desesperación y el colapso emocional que vivimos las familias. Estamos complicados. Tenemos familias que están separadas porque se ha priorizado la salud de los niños, y entre los adultos ya tenemos gente que está enferma”

DESDE EL SERVIU

El director regional del Serviu, Juan Pablo González, afirmó que hasta ahora 148 familias cumplen con los requisitos para acceder a la ayuda dispuesta por el Ministerio de vivienda, “de estas 148 familias, el 65% ya tiene subsidio asignado o en vías de asignación”.

Al respecto agregó que dicha fase debiese finalizar en los próximos días. “A algunos les hemos podido entregar las tarjetas para que puedan comprar a través del método banco-materiales lo que necesitan para reparar sus viviendas, y el resto se encuentra en trámite administrativo y por finalizar en los próximos días. Aseguró que existe un grupo en evaluación, es el caso de 27 familias que debería estar resolviéndose en los próximos días y otras 24 familias que están hoy día con elaboración de proyectos. Estos son los casos más complejos”, expresó. Agregó que en la página web del Serviu se pueden realizar trámites de auto consultas o acudir directamente a las oficinas del Serviu en Los Ángeles.

Por otra parte, Bruno Vyhmeister, Jefe provincial del Serviu, luego de reunirse con vecinos en villa Francia expresó que “estamos todavía en el proceso de la entrega de subsidios,  que tengan un poco de paciencia. Entendemos que ha pasado ya cerca de un mes pero hemos cumplido con la entrega de 54 subsidios y vamos a seguir entregando en el día de hoy cinco subsidios más. Esperamos, en la medida que van llegando, ir quemando estas etapas. Nosotros hicimos las evaluaciones inmediatamente a dos y tres días del evento meteorológico. Hay que entender que se trata de un proceso”.

Reclaman porque los días pasan y las soluciones no llegan.

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes