suscríbete al boletín diario

Reportajes

Endometriosis: el largo y pendiente camino que recorrer

El primer síntoma es el dolor pélvico, a menudo asociado con el período menstrual.


 Por Claudia Robles

18-03-2019_21-02-451__drdanielquiñelemsoaleslia.jpg

(Segunda Parte)

En el Hospital de Los Ángeles, el médico gineco-obstetra, Daniel Quiñelem Rupayán se ha dedicado a investigar sobre la enfermedad, y junto a un equipo multidisciplinario de salud consigue avances. A las pacientes también entrega orientación y destaca ciertos aspectos a la hora de abordar la enfermedad.

La Tribuna entrevistó al médico-obstetra, quien abordó distintos aspectos relacionados con la enfermedad, puntualizando que un diagnóstico precoz es fundamental.

Daniel Quiñelem Rupayán forma parte de un grupo de profesionales de la salud que trata a pacientes con la enfermedad, tan dolorosa como desconocida.

-Dr.Quiñelem, ¿por qué se produce la enfermedad?

– La endometriosis es una enfermedad benigna. Bastante frecuente que afecta a la mayoría de las mujeres, un gran porcentaje en edad reproductiva. De hecho, es un 10% de mujeres en edad reproductiva, o sea 1 de cada 10. Bastante frecuente y afecta también, o se ve más frecuentemente, en aquellas pacientes que sufren infertilidad. Es una enfermedad que se produce porque el tejido endometrial, que es lo que está dentro del útero, lo que se desprende todos los meses con la regla, ese tejido sale de su localización habitual, que es dentro del útero y aparece en otras localizaciones fuera del útero. Esto puede afectar al ovario, al peritoneo pélvico, que es una capa que recubre el abdomen, y habitualmente también puede afectar los órganos vecinos al útero, es decir, el recto, la vejiga, el uréter, que es una estructura que está en la zona pélvica”

-¿Afecta sólo a mujeres en edad reproductiva?

No, o sea puede afectar también a pacientes jóvenes, obviamente después de que llegue su menstruación. Hay  un porcentaje importante de adolescentes con dolor pélvico crónico, que pueden tener la enfermedad, que es como un 30 o 50%, y un porcentaje menor, en la postmenopausia, pero diríamos que principalmente en edad reproductiva.

-¿Se puede detectar de manera anticipada?

¡Claro!, El principal síntoma es el dolor pélvico y muchas pacientes consultan por el dolor pélvico crónico, o sea, todos los meses cuando llega su regla presentan un dolor muy intenso, incapacitante. Son pacientes que habitualmente atribuyen a la normalidad sus síntomas. Que consultan en varios lugares hasta que llegan a un especialista

-Cuáles son los exámenes que se deben realizar?

Hay dos exámenes que pueden solicitarse y que pueden ayudar en el diagnóstico, pero que no son 100% certeros tampoco, porque es una enfermedad difícil de diagnosticar. El primer examen es la ecografía transvaginal, que permite diagnosticar aquellos casos de endometriosis ovárica principalmente, lo que se llama un endometrioma ovárico, que es una lesión quística derivada de la endometriosis. Eso se ve en la ecografía, pero cuando hay endometriosis inicial, la ecografía puede estar normal y puede tener igual la enfermedad. Hay un examen que es un poco más preciso, que es la resonancia nuclear magnética de pelvis. Es un examen que es más costoso, y que no está siempre disponible en el servicio público, y que además tiene la particularidad que también no es fácil de interpretar. Se requiere que el radiólogo lo interprete y que también tenga algún tipo de información de la enfermedad. Esos son los exámenes principales, y obviamente la importancia antes de los exámenes de un buen interrogatorio, una buena anamnesis y del examen físico. Está también el gold standard, que es un examen de máxima certeza y la cirugía laparoscópica o la video-laparoscopía para mirar directamente las lesiones.

Eso respecto al diagnóstico”.

-¿Alguna circunstancia que gatille en dicha condición?

Hay sólo teorías de por qué se produce la enfermedad pero hay dos que son las principales. La primera, es que se produce como un reflujo menstrual, es decir, la regla obviamente es porque el endometrio se descama, sale hacia afuera. Pero en muchas mujeres, ocurre que el endometrio en vez de irse afuera, también parte de su tejido pasa por las trompas, que están comunicadas con el útero y con la cavidad abdominal y refluye hacia atrás, o sea pasa tejido por las trompas hacia la cavidad abdominal y ese tejido, que no es normal de ahí, se puede implantar en la pelvis, producir la enfermedad.

Otra teoría, bastante aceptada, es que hay algunas células o tejidos que vienen desde el embrión, desde antes que la persona nazca, que es un tejido que puede diferenciarse, que puede convertirse en células endometriales.

Y una tercera teoría, que es una combinación de las dos, que es un poco de reflujo y también que se puedan diferenciar estas células ahí. Entonces esta enfermedad puede comenzar desde que la paciente está con regla, si es que hay reflujo, o puede incluso venir de antes. Incluso hay una tendencia genética.

-Entre las pacientes que acuden al hospital de Los Ángeles, ¿el diagnóstico es frecuente?

Sí, como le digo es una enfermedad bastante frecuente, de todas las mujeres en edad reproductiva, podríamos decir que es un 10 a 15%, es bastante elevado para una enfermedad. Entre las pacientes que consulta por infertilidad varía entre un 30 y 50% o sea es bastante, muy frecuente. 

Entonces, probablemente hay muchos sub diagnóstico, que es cuando hay muchas pacientes con la enfermedad pero que no han sido diagnosticadas.

-Aparte del dolor físico, ¿existen otras complicaciones?

Aparte de toda esta carga propia de la enfermedad, el dolor, la infertilidad, las alteraciones en las relaciones sexuales porque produce mucho dolor, alteraciones laborales, psicológicas porque es una enfermedad que tiene una carga, fuera de lo biológico. No siempre en el diagnóstico, se piensa en la posibilidad de endometriosis. Entonces las pacientes perciben que han consultado varias veces y no han encontrado solución, un diagnóstico acertado. Probablemente estamos viendo muchas menos pacientes, porque no tenemos una estadística en este minuto acá en Los Ángeles de cuánto es la prevalencia, pero probablemente sea menor a la registrada en otros lugares, porque hay un sub diagnóstico”.

-¿El dolor se debe considerar habitual o normal durante la menstruación?

Eso es muy importante porque cualquier paciente que tenga un dolor pélvico, que se asocie a su regla y que sea crónico, o sea que lleve más de 6 meses, y que además tenga dolor con la actividad sexual, tiene que consultar precozmente. Esta es una enfermedad difícil de diagnosticar y la mayoría de las veces, llegan con endometriosis avanzada. La mayoría de las pacientes que tenemos en control, tienen una endometriosis en estado avanzado. 

-La endometriosis ¿puede derivar en sangrados prolongados más allá del período de la menstruación?

Sí, pero no es el síntoma principal.  Ahora hay una enfermedad que se llama adenomiosis, que es cuando el tejido endometrial penetra en el músculo del útero, pero una porción distinta de éste, y cuando hay esa enfermedad puede haber sangrado anormal asociado al dolor también.

-Y en el caso de la endometriosis, la solución ¿es la intervención quirúrgica o hay otras alternativas?

El tratamiento depende de varias circunstancias. Primero de qué tipo de endometriosis se trate. Si está asociada a quistes, que son los endometriomas ováricos. Si es una endometriosis profunda o si la paciente tiene deseos de paridad, es decir, si tiene ganas de tener hijo o no.  Entonces los objetivos del tratamiento pueden ser dos. El manejo del dolor de la paciente y todo lo que ella implica, el dolor pélvico y dolor por las relaciones sexuales y el manejo de la fertilidad de la paciente. Las terapias que existen son de dos tipos, con fármacos, con medicamentos o con cirugía.  Los medicamentos son hormonales, algunos de ellos impiden el embarazo, por eso es importante el deseo de la paciente, pero a su vez, esos fármacos son anticonceptivos también. Pero hay un segundo grupo de pacientes que tienen un dolor pélvico que no responden al tratamiento médico, a las hormonas.

¿Cuándo se resuelve por la cirugía?

La adherencia es una de las características de la enfermedad.

De la cirugía es muy importante decir que tiene que ser mínimamente invasiva, es decir, por video-laparoscopía.  La cirugía abierta, antigua, con incisión es una cirugía que no debiese realizarse con endometriosis, salvo alguna excepción, pero en general tienen que ser por videolaparoscopía porque permite una visualización con aumento de las lesiones y permite una cirugía mucho más precisa y con menos daños. Ahora la endometriosis es una enfermedad que desde el punto de vista quirúrgico es súper compleja. Yo diría que de la especialidad es una de las más difíciles de tratar desde el punto de vista quirúrgico. Por eso se requiere que los ginecólogos tengan alguna formación en cirugía laparoscópica avanzada y en la enfermedad”.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes