sábado 07 de diciembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Reportajes

Christian Blanche: “Parte de los recursos que se generan en regiones deben quedar en regiones”

El experto en planificación tributaria corporativa y también familiar, en entrevista con Diario La Tribuna, dijo ser partidario de generar una ley de rentas regionales y de instituir en el país la figura del Defensor del Contribuyente.


 Por JUAN PABLO VERGARA

10-08-2018_18-21-551__18y19alternativa

El reconocido abogado, especialista en planificación tributaria corporativa y también familiar, Christian Blanche, expuso en Los Ángeles en un seminario organizado por Banco BICE y BICE Inversiones, oportunidad en la que atendió a Diario La Tribuna para analizar la realidad del país en materia de legislación tributaria.

¿Cuál es su opinión respecto de lo que se hizo en materia de legislación tributaria en el último gobierno de la ex Presidenta Bachelet?

La verdad es que la Reforma Tributaria del 2014, que ha sido perfeccionada el 2016, ha tenido un cuestionamiento a nivel nacional. Es una pregunta que está como respondida por los medios en términos generales. Ahora, mi opinión personal es que hizo cosas buenas y malas.

 

¿Cuáles son las buenas?

Una de las cosas más importantes es que incorporó todo lo que es la legislación extranjera en materia de OCDE, lo que se está haciendo en Europa y en el resto del mundo para combatir la elusión, y esto se traspapeló en las modificaciones que se hicieron a la Ley de Impuesto a la Renta y al Código Tributario.

 

¿Y las malas?

Haber tomado medidas de cambiar el régimen tributario del Impuesto a la Renta que teníamos que estaba basado, básicamente, en el FUT, que fomentaba la reinversión de las empresas y postergaba la tributación mientras no se consumieran las utilidades e incorporó sistemas nuevos, como es el de Renta Atribuida, y que, posteriormente, se incorporó un sistema parcialmente integrado y quedó un desajuste, y una serie de otras modificaciones que se hicieron muy apuradas, muy a la rápida y que generaron un perjuicio al sistema tributario. Tanto así, que el mismo Colegio de Contadores ha dicho que ellos no se hacen responsables de la declaración de impuestos del año 2018, porque el enredo es tan grande y la falta de capacitación, no solamente de la gente que hace las declaraciones de impuestos como son los contadores, sino que también de los mismos funcionarios del Servicio de Impuestos Internos que desconocen, salvo aquellos que han participado en la reforma. Esto es algo muy novedoso y hoy día todavía no vemos las consecuencias que tiene.

Esta semana el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, llamó a los empresarios a “tener paciencia” en materia de cambios en el ámbito económico ¿Usted coincide con él?

-Me parece un llamado adecuado, porque no podemos cometer los errores que ya acabo de comentar, de hacer las cosas apuradas y tratar de cambiar todo el sistema con una retroexcavadora, como se dijo en su minuto. Por el contrario, hay que tratar de perfeccionar lo que está malo, cambiarlo, y para eso hay que escuchar a los actores, a la gente técnica y especialista, y socializar las cosas antes de presentarlas al Congreso.

Sin embargo, el presidente de la Sofofa, Bernardo Larraín, llamó al Gobierno a modernizar lo antes posible la legislación tributaria.

-Me parece bien. Lo que pasa es que los empresarios quieren certeza jurídica y no quieren más modificaciones (…) Eso tiene que ir con la línea de que las cosas hay que hacerlas bien y no apuradas.

¿Cuáles son a su juicio los aspectos más urgentes de la actual legislación tributaria que deben ser mejorados?

-A mi juicio hay dos cosas que son sumamente importantes. Uno, es en el Impuesto a la Renta que se tiene que integrar el sistema y tiene que eliminarse la Renta Atribuida, tiene que haber un solo sistema, no dos sistemas con muchos registros que son complejo de implementar, que tienen costos para las empresas y la gente no está calificada para llevarlo a cabo. Tendría que haber sólo un sistema y volverse al sistema del FUT, con una tasa mayor, obviamente. La tasa puede ser el mismo 27 por ciento que tiene parcialmente integrado, pero postergar la tributación de los dueños mientras no consuman. Ahora la segunda cosa, tanto o más importante que esa, a mi juicio, está en que se cree la institución del Defensor del Contribuyente, que es algo que no existe en Chile y que si bien, en los últimos gobiernos, han presentado una serie de reformas para darle mayores facultades al Servicio de Impuestos Internos para evitar que se evadan los impuestos, nadie se ha preocupado de reforzar a las personas que no tienen conocimientos y tienen que aplicar leyes complejas y que se modifican a cada rato. Las grandes empresas tienen la posibilidad de contratar a abogados como nosotros, porque tienen los recursos para hacerlo, pero la Pyme (pequeña y mediana empresa) no tiene plata, solamente tiene un contador y no tiene capacidad de contratar un abogado. Esa Pyme no puede tener la asesoría especializada que requiere y cuando se la pide al Servicio de Impuestos Internos, este no está llamado a darla. (…) Entonces, la Pyme está en el peor de los lugares, porque está sin justicia tributaria, no tiene acceso a ella.

 

De no realizarse estos cambios que usted explica ¿Cómo visualiza el futuro de la economía chilena?

-Desde el punto de vista de mantener los dos regímenes, el de renta atribuida y parcialmente integrado vamos a tener un costo adicional. Al final, creo que el sistema se puede ir perfeccionando, adecuando y capacitando en ello, pero vamos a tener una demora y un retraso en las inversiones de las compañías, y en el fondo en la iniciación de proyectos. Desde el punto de vista del Defensor del Contribuyente, a mi juicio, es más importante, porque siempre están las facultades de la autoridad y estas facultades son discrecionales, la autoridad puede tomar una determinación en favor de uno o en favor de otro, pero cuando no hay un control de esas facultades discrecionales, se transforman en discrecionales. (…) El mismo Estado tiene que otorgar un organismo para dirimir las controversias entre el Servicio de Impuestos Internos y los particulares, no como un juez, sino que como un mediador, y eso existe en México, que se llama la Procuraduría del Defensor del Contribuyente (…) Además, se preocupa de mirar las cosas con más largo aliento y propone las modificaciones de ley y tributarias al Congreso, porque el problema es que los gobiernos duran cuatro años, están partiendo y se está acabando el tiempo, entonces nadie se preocupa de mirar los cambios de largo plazo.

¿Cómo observa el desempeño de la economía chilena bajo el actual escenario de guerra comercial entre Estados Unidos y China?

-No soy economista, pero mi visión es que nos afecta a todos. Dicen que Estados Unidos estornuda y Chile se resfría. No es así ya, pero, evidentemente, no podemos desconocer que es un socio comercial importante para nosotros, y todo lo que suceda con China, donde están nuestras principales exportaciones en Asia, también nos afecta, tiene una influencia, pero creo que esto se tiene que solucionar.

¿En Chile las personas y las empresas deberían pagar más o menos impuestos?

-Los impuestos se van a pagar en función de que la gente genere mayor renta y productividad. Hoy día la carga tributaria que tienen las empresas y las personas es bastante alta. Lo que pasa es que si estas mismas personas generan mayor actividad, mayor desarrollo y el PIB crece va a haber mayor recaudación, entonces, eso tiene que ir también con el crecimiento. Donde sí debería haber un trabajo de más largo aliento es en lo que llaman el impuesto a los males, que es el impuesto a la azúcar, al diesel, a la contaminación, y para eso hay que mirar mucho lo que son los impuestos verdes, hay que ver mucho lo que es la legislación alemana y la de otros países. También lo que son los impuestos democráticos (…) El impuesto democrático es que yo decido dónde hago el gasto social y después lo utilizo como crédito contra mis impuestos personales. En eso creo que hay que desarrollar más los impuestos y eso va a fomentar más el pago de éstos.

En la provincia de Biobío, considerada la capital forestal de Chile, siempre se ha reclamado por los bajos tributos que pagan empresas forestales como Arauco o CMPC, en las comunas donde poseen instalaciones ¿Cree usted que este es un aspecto que debería corregirse?

-Creo que las cargas tributarias de las empresas, en general, son altas, se han subido, piense que teníamos una carga de un 20 por ciento y hoy tenemos una de un 27 por ciento. Yo creo que la carga tributaria está bien. Ahora, donde hay que hacer una corrección es que esto no vaya al gobierno central y que parte de esos recursos que se generan en regiones, quede en regiones, porque si van al gobierno central, nuevamente, tiene que decidir un tercero y el gobierno regional tiene que acatar esas decisiones.

¿Es partidario de descentralizar la tributación de las empresas?

Soy partidario de que haya una ley de rentas regionales, así como hay una ley de rentas municipales, que es la que financia al alcalde que es el presidente chico de la comuna. Ahora, que se van a elegir a los gobernadores regionales y no va a ser más designado por el Presidente de la República, por lo tanto, en ese minuto va a necesitar financiamiento y ese lo tiene que sacar de los impuestos de las regiones. Lo mismo que pasa con la ley de rentas municipales, que hay un tema de compensación, y no todo pasa por el gobierno central.

¿Esa ley que usted plantea permitiría recaudar mayores ingresos a las regiones?

-No sé si mayores ingresos, son los mismos, sólo que organizados y administrados no desde el gobierno central, sino que a través de las regiones, pero esto es algo que hay que estudiar y el estudio no tiene que estar en función del gobierno de turno, que mira a cuatro años y es miope, sino que en función de un organismo del Estado que mira lo que le interesa al país en el largo plazo, por so es que esta institución del Defensor del Contribuyente tiene que ser independiente de quien gobierne, sea la derecha o la izquierda, da lo mismo.

 

¿Chile hacia dónde debiera caminar en materia tributaria?

-Debería caminar a un acuerdo de colaboración entre lo que es la autoridad tributaria y el contribuyente. En Chile, más del 97 por ciento de las personas cumple con su obligación tributaria en forma voluntaria, somos un ejemplo en el mundo, eso nadie lo dice, pero resulta que es así. Además, las declaraciones de impuestos acá en Chile se hacen todas por internet, se hacen telefónicamente, tenemos tecnología, tenemos disposición, por lo tanto, tiene que haber un acuerdo de colaboración entre la autoridad y no pensar que el contribuyente es una persona que es un evasor de impuestos, eso es la menor cantidad de personas, y a esas personas hay que hacerles los procesos judiciales y condenarlas, pero no equiparar a todo el mundo en las mismas condiciones.

 

Quería preguntarle por los casos de financiamiento irregular de la política ¿Qué opinión se hizo de esos juicios?

-Este tema parte de un problema y es que la ley de partidos políticos y cómo se financia esta actividad no tiene sus propias sanciones, que debieran existir, por lo tanto, como no había la posibilidad de castigar ese mal uso del financiamiento tuvieron que echarle mano al tema tributario, pero el tema tributario, normalmente, lo que siempre se había estimado es que las facturas falsas, que significaban un aprovechamiento del crédito fiscal, eran castigadas y había un departamento especializado en el Servicio de Impuestos Internos para perseguir las facturas falsas, pero en el caso de las boletas a honorarios, el criterio era siempre que este era un gasto rechazado y no tenía una consecuencia penal. Aquí se cambió el criterio, se tomó como chivo expiatorio al financiamiento de la política.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes