suscríbete al boletín diario

Los Ángeles

Una polémica que pone en riesgo la integridad de los angelinos

La Corte de Apelaciones de Concepción ordenó detener los trabajos en el edificio que hoy esta en peligro de colapsar.


 Por La Tribuna

24-03-2017_19-31-594y5

En Los Ángeles existen varios edificios patrimoniales, dentro de los cuales se encuentra el emblemático internado del Liceo de Hombres de Los Ángeles, ubicado frente a la Plaza de Armas y que hoy se encuentra con barreras de seguridad. Nuestros habitantes no entienden por qué.

Son siete años de conflicto de intereses que han escrito la historia de este patrimonio, en relación a las diversas posturas en la restauración de este edificio, el cual sufrió diversos e irreparables daños luego del terremoto del 27 de febrero de 2010, y en dónde se pretende construir el centro cultural de la comuna.

Punto en el que la entidad administradora, en este caso el municipio angelino, choca con una corporación privada en la reparación de edificios patrimoniales.

Actualmente las obras de reparación y restauración están detenidas debido a la existencia de una orden judicial interpuesta por Codepala, y cuándo la justicia se pronuncia, las demás poderes del Estado, incluso la sociedad, tienen que respetar para que las instituciones funcionen.

Fue -precisamente- en el mes de febrero de este año, que la Corte de Apelaciones de Concepción acogió un recurso de protección en favor de la Corporación de Defensa Patrimonial de Los Ángeles, para evitar con ello, que se continúen realizando trabajos de remodelación del edificio. Acción judicial interpuesta por considerar que se está destruyendo un edificio patrimonial.

Sin embargo, el riesgo que estamos viviendo los angelinos ante un derrumbe es real, pues qué harán si llega un nuevo terremoto, y aquí no se trata de ser alarmista, pero Chile es un país sísmico, que tampoco se encuentra ajeno a inundaciones, fuertes lluvias y vientos.

Frente a lo anterior, surge la pregunta, por parte de la comunidad angelina, ¿Qué pasa, en el caso del Liceo de Hombres, si un terremoto bota la fachada y cae sobre algún auto, persona, niño o familia?, ¿Qué se puede hacer cómo sociedad, o autoridad, para terminar con esta pelea entre el mundo privado y el público, y proteger a los habitantes de Los Ángeles?.

En este sentido La Tribuna FinDe, conversó con el seremi de Bienes Nacionales en Biobío, Eric Aedo, para tener su versión respecto al tema y para aclarar algunas dudas.

Es así como, la autoridad regional, en primer lugar enfatizó que “este tema tiene varias aristas, en primer lugar, lo que yo haría, es invitar a las personas de esta asociación, a mantener un diálogo con el municipio. Me parece que la ciudad de Los Ángeles, no se merece una pelea judicial, cuando está en juego el poder tener un centro cultural de gran nivel, que traiga un mayor acceso a la cultura para la comunidad angelina”.

A ello, agregó que hoy Los Ángeles, tiene la posibilidad de tener un centro cultural de gran nivel, “de hecho, esta era una propiedad administrada por Bienes Nacionales, y nosotros pusimos la propiedad en manos de la municipalidad para que pudiese ejecutar este centro cultural, y la municipalidad hacia allá va”.

De este modo, hizo un llamado a sus “coterráneos” angelinos, a no perder la capacidad de diálogo. “Me parece absurdo que hoy en que Los Ángeles tiene la posibilidad de generar un centro cultural, estemos con querellas judiciales deteniendo una obra y su avance. Obviamente que hay que preservar la calidad de las fachadas, cosa que nadie discute, pero creo que hay una manera distinta de tener una obra, y además generar un efecto no deseado, que es que quedaron desnudas esas murallas, y la posibilidad que un sismo fuerte pueda botar a alguna de ellas, dañando a una persona o a terceros, es una posibilidad real, y eso me parece totalmente un absurdo, es decir, buscamos un bien, pero buscamos la forma más extraña de cómo abordarlo”, manifestó el seremi de Bienes Nacionales.

 

MEDIDAS DE RESGUARDO

Consultado por el peligro que esta estructura dañada, pudiese tener para los transeúntes, y una “posible” solución, Eric Aedo, sostuvo que “como autoridad pública y política, tengo que decir que si hay una acción judicial se tiene que esperar el resultado de los tribunales. Ahora, yo en lo específico, le pediría al municipio que tome todas las medidas posibles, reforzando esa estructura, asegurándose que la gente no transite al lado de esa estructura, que es lo que hay ahora, pero yo lo reforzaría aún más”.

Lamentablemente, esta orden judicial impide tocar la estructura, lo que complica, aún más, lograr una solución rápidamente, y esto deja, un poco, a la deriva el tema.

“Es importante que cuando uno presente este tipo de situaciones en tribunales, poner estos elemento. Espero que el municipio cuando hizo su presentación o descargos en el tribunal, los haya puesto”, expresó Aedo.

Asimismo, añadió que “a mí sí que me hace mucho sentido que esta acción judicial, provoca un efecto no deseado, que es la inseguridad sobre las personas, y me parece que es un argumento tremendamente fuerte, que también la municipalidad a través de sus abogados puede invocar, obviamente, para apresurar la resolución del propio tribunal, porque si eso se cae y cae sobre alguien, miren en lo absurdo que vamos a estar, en la pelea de quién es el responsable”, concluyó el seremi de Bienes Nacionales, Eric Aedo.

 

EL CENTRO CULTURAL

El 4 de enero del 2016, se concretó el proyecto del Centro Cultural angelino, en donde el ministro de Bienes Nacionales, de ese entonces, Víctor Osorio, junto al alcalde de Los Ángeles, Esteban Krause, realizaron la firma de acta de transferencia del inmueble por parte del ministerio.

Un momento histórico para la comuna, que se hace realidad y comienza a dar paso a la construcción de este anhelado sueño de la comunidad.

Cabe señalar, que se encuentra aprobado en las instancias técnicas y con un financiamiento comprometido por parte del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, CNCA y la diferencia al Fondo de Desarrollo Regional 2013.

Lo que considera como anexo a este Centro, la Biblioteca Municipal, el Museo de la Alta Frontera y la Pinacoteca; y el Museo Artequin.

El centro estaba proyectado para ser construido en 2 paños, ambos actualmente de dominio municipal, pero cuyo antecesor era el Fisco de Chile.

El primer paño, corresponde al inmueble ubicado en calle Lautaro N°463 de una superficie de 3.038 metros cuadrados, donde funcionaba la Escuela Básica “Pedro Ruiz Aldea” (ex E-885). Este inmueble fue traspasado al municipio, a través del proceso de municipalización de la educación, mediante D.S. N°4515 de fecha 18 de agosto de 1981.

De esta forma, el 14 de noviembre de 2014 aprobada mediante Decreto Exento N°1760 de fecha 23 de diciembre de 2014 del Ministerio de Educación, la propiedad vuelve al Fisco de Chile, a través del Ministerio de Bienes Nacionales, quien este lunes entregó nuevamente el inmueble a la Municipalidad de Los Ángeles para la construcción del Centro Cultural.

Respecto del segundo paño, corresponde al inmueble ubicado en calle Lautaro N°445 de una superficie de 1.860 metros cuadrados, donde funcionaba el ex -Liceo de Hombres (A-59), que fue transferido gratuitamente al municipio de Los Ángeles mediante Decreto Supremo N° 514 de fecha 20 de agosto de 1999. Esta transferencia se cumplió conforme a las reglas generales del D.L. 1939 de 1977. Respecto de este predio, la Seremi ya autorizó el cambio de destino desde el servicio educacional al de construcción del Centro Cultural.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes